MISCELÁNEA

Películas:
Sound of My Voice
21 de Junio de 2013 por MrReilly 2871 lecturas
Peter Aitken y su novia Lorna Michaelson se infiltran en una secta para grabar un documental que desenmascare su fraude. La cabeza de esta secta formada por hippies pasados de vueltas y amas de casa es Maggie. Una seductora joven que dice venir del futuro con una misión: salvarnos de nuestro apocalíptico destino.

Título: Sound of My Voice
Año: 2011
Género: Ciencia ficción
Director: Zal Batmanglij
Guionistas: Zal Batmanglij, Brit Marling
Reparto: Christopher Denham, Nicole Vicius, Brit Marling

Nota: 80

Zal Bartmanglij y Brit Marling son la nueva sensación del fantástico americano. Su trayectoria ha roto esquemas en un Hollywood hambriento de nuevos talentos. Tras el éxito alcanzado con Sound of My Voice, su primer film rodado con un presupuesto irrisorio, Fox a través de su filial de cine independiente Fox Searchlight les ha metido siete millones de dólares en el bolsillo para asegurarse en exclusiva la distribución de su próxima película The East. Y es que la dupla formada por Batmanglij y Marling únicamente con un largo a sus espaldas han roto moldes, se han ganado el respeto del exigente público festivalero y un presente más que prometedor en la industria.

Zal (guionista y director) y Brit (guionista y actriz) se conocen en la Universidad de Georgetown, ambos comparten hobbies y gustos cinematográficos pero no se lo plantean nunca como una opción profesional (de hecho Brit Marling iba para economista). Su punto álgido es en 2007 cuando se lanzan a rodar un cortometraje en el que cristalizarían todos esos gustos comunes, sci-fi, alienígenas, sectas, teorías de la conspiración, etc. El resultado son los 23 minutos de The Recordist, un corto que si bien no tuvo mucho éxito colocó la primera piedra en la historia de la pareja artística.

Todo indicaba que la cosa se iba quedar ahí sin embargo Brit tras la experiencia en The Recordist decide probar suerte y en 2009 se muda a Los Ángeles. Al poco tiempo acaba metiéndose en una película independiente (curiosamente de ciencia ficción), en teoría una producción pequeña que luego se convirtió en ese bombazo que en España se estreno con el título de Otra Tierra.

Durante la preparación de Otra Tierra Marling empezó a interesarse por la construcción del guión y terminó colaborando de manera activa en su elaboración (de hecho firmó como co-guionista del film). Por no entretenernos mucho en este film, digamos que fue un proceso de producción complicado que no paraba de estancarse ad infinitum, Marling recurre a su antiguo amigo Zal Bartmanglij para que les eche una mano y ambos le cogen el gustillo a eso de crear escribir juntos (aunque Batmanglij no figura en los créditos de Otra Tierra).

La película es un éxito, Brit gana algo de dinero por su doble función en (guionista y protagonista) lo que la proporciona la estabilidad económica suficiente para lanzarse a por un nuevo proyecto. Tiene una historia en la cabeza, algo sobre viajes en el tiempo y sectas, llama a su viejo amigo Zal y le propone repetir la experiencia de 2007 con The Recordist esta vez escribiendo a cuatro manos pero Zal será el director y Brit una de las protagonistas; así nace Sound of My Voice.

Qué vais a encontrar en esta película: una mezcla de género con cine independiente rodado con muy buen gusto y una cuidadísima producción que suple sus carencias económicas con ingenio y un guión sin fisuras que atrapa desde la primera escena.

Es una película peliaguda por temática (viajes en el tiempo, futuro apocalíptico, conspiraciones, sectas) hubiera sido muy fácil meterse en un berenjenal de presupuesto imposible de afrontar por la productora. Sin embargo como Marling es la productora y guionista controla todo el proceso de escritura para no caer en la tentación de escribir cosas que no van a poder rodar por falta de dinero. Así les queda un guión que se desarrolla casi en su totalidad en interiores, que focaliza el avance de la trama en la relación entre los tres protagonistas (la chica que dice venir del futuro y la pareja que trata de desenmascararla), vamos que les permite obtener los resultados que buscaban sus creadores recurriendo a la imaginación y no a la cartera.

Creednos si os decimos que hay mucho ingenio en el guión, no estamos ante los típicos recursos facilones de guionista mediocre que para ahorrar en producción obliga a sus personajes a dialogar hasta el infinito. Sound of my Voice no es evidente ni toma al espectador por un imbécil, de hecho está retándole todo el rato a dudar sobre la veracidad de la historia de Maggie, sobre sus verdaderas intenciones.

Y es que el atractivo principal de la película es el personaje de esta chica que dice venir del futuro (papel que se reserva Brit que por algo escribe y paga la película). Se presenta como un ser abierto, terriblemente seductor y preocupado por sus seguidores. Sin embargo según avanzan los encuentros con sus fieles sus métodos se vuelven más radicales (hay una escena con vómitos de por medio que os va a dejar clavados en la silla), ella se va volviendo una auténtica cabrona hasta el punto que como espectador dudas constantemente de sus intenciones y por tanto de la veracidad de su historia.

Un par de sub-tramas inteligentemente metidas sobre una niña autista una y otra de una misteriosa agente que no se sabe muy bien de dónde viene pero quiere detener a Maggie. Hacen que la película alcance muchísimo ritmo, hasta el punto que vais a llegar al final sin daros cuenta y ya veréis qué final.

  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


RockZone - Ya disponible el número de Octubre