MISCELÁNEA

Películas:
Lovely Molly
31 de Enero de 2014 por MrReilly 3121 lecturas
Recién casados Molly y Tim deciden irse a vivir a la que fue la casa de los padres de la novia que murieron años atrás. Al poco de mudarse una serie de extraños sucesos empiezan a ocurrir en la casa, puertas que se abren, olores nauseabundos, alarmas que saltan sin razón aparente, etc. Molly es capaz de sentir que hay “algo más” en la casa, algo diabólico relacionado con su pasado. Los sucesos se convierten en agresiones físicas pero nadie, ni su familia, ni su novio ni su médico parece creer a Molly. Empeñada en demostrar la realidad de las traumáticas experiencias se arma con una videocámara para documentar todo lo que ocurre en su casa.

Título: Lovely Molly


Año: 2011

País: Estados Unidos

Género: Terror, drama

Director: Eduadro Sánchez

Guionista: Jaime Nash, Eduardo Sánchez

Protagonistas: Gretchen
 Lodge, Johnny Lewis, Alexandra Holden


Nota: 75

En 1999 Eduardo Sánchez sorprendió al mundo con su primera película, El proyecto de la bruja de Blair, todo un icono del cine de terror contemporáneo que re-inventó un modo de contar historias y de paso abrió la puerta a un nuevo sub-género del fantástico; el found-footage, material encontrado, o como se popularizó en España “de cámara en mano”. Sánchez prometía una carrera directa al Hollywood más comercial sin embargo nunca llegó a dar el salto. Conoció a Jaime Nash quien se convirtió en su guionista habitual (Aislado; 2006, Seventh moon; 2008) y se dedicó a seguir haciendo películas más pequeñas comercialmente pero que le permitieran mantener el control creativo de cada proyecto.

Lovely Molly es la tercera colaboración de la pareja Sánchez-Nash y con mucho la mejor hasta la fecha. La película se podría considerar una versión libre de El Ente (Sidney Furier; 1982). Tiene la estructura habitual en este tipo de relatos y un planteamiento narrativo clásico aunque no renuncia a algunos fragmentos propios del found-footage (todo el material que graba Molly para demostrara la existencia de “la presencia”). Entonces ¿qué tiene de interesante Lovely Molly?: su planteamiento enfermizo, pesimista, obsesivo y descorazonador.

La película tiene sus sustos y un suspense perfectamente armado para los fans más puretas del género, pero Sánchez y Nash enmarcan el argumento en un ambiente insano perfectamente recreado, con una violencia implícita en el relato que revuelve al espectador. Aquí hay de todo, torturas, violaciones, pedofilia, fantasmas y obsesiones descontroladas. Sin embargo, nunca tienes la sensación de ver nada demasiado explícito (excepto en el último tramo de la película) pero te lo llevas agarrado a las tripas. El trabajo de Gretchen Lodge como Molly ayuda a conformar este malestar en el espectador que no se va por las ramas en un buen trabajo como director de actores de Sánchez.

El clímax del film, algo precipitado, es el punto negativo de Lovely Molly ya que introduce una sub-trama de venganza que no cuadra ni con el ritmo ni con el contexto de los personajes Molly y Tim. Eso sí atentos al último plano de la película porque soluciona mucho más que confunde. Si tenéis estómago y ganas, después de verla buscad información sobre Orobas.


@detritushumano
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


RockZone - Ya disponible el número de Marzo