indie rock / post-punk / garage rock / hard rock / stoner rock / psychedelic rock
 Arctic Monkeys
Humbug
ZONA-ZERO
73
18 VOTOS
72
+
Arctic Monkeys Humbug
Publicación:
Agosto 2009
Sello:
Domino
Productor:
Josh Homme, James Ford
Género:
pop-rock
Estilos:
indie rock, psychedelic rock, garage rock

Tracklist

  • 01. My Propeller
  • 02. Crying Lightning
  • 03. Dangerous Animals
  • 04. Secret Door
  • 05. Potion Approaching
  • 06. Fire and the Thud
  • 07. Cornerstone
  • 08. Dance Little Liar
  • 09. Pretty Visitors
  • 10. The Jeweller's Hands

Miembros

  • Alex Turner: voz, guitarra, órgano
  • Jamie Cook: guitarra
  • Nick O'Malley: bajo, coros
  • Matt Helders: batería, coros

Análisis

por el 19 Sep 2013
1756 lecturas
Ah, los Arctic Monkeys. Puedo hablar de ellos, y en realidad hablar de muchas otras cosas. Tras realizar la première de su nuevo "AM" con el reverente Judas (bien conocido por los parroquianos de este nuestro foro; ahora postea bajo el infame nick de "Frances Meiwes"), me estuvo comentando que a esta gente siempre les pasa lo mismo. Son unos genios y componen maravillas, no doubt about it, pero sus discos siempre tienen una mitad más débil. No mitad en el sentido de primera y segunda mitad de disco, sino en el sentido de cantidad de temas. Y concluímos que todo eso les empezó a pasar un buen día, con el lanzamiento de un disco llamado "Humbug".

Este grupo británico, quizás junto a Lily Allen, fueron de los pocos elegidos por la Fortuna para dar el gran salto de popularidad a través de Myspace. Recuerdo quemar las demos de su primer disco en el mítico reproductor de aquella página. Marqué el día D en el que salía a la venta y corrí a la Fnac de Madrid a por el debut. El disco del señor fumando cigars en la portada. Mítico. A la salida de la Fnac me crucé con un profesor de facultad que recuerdo tenía en un altar, porque era lo más parecido a mí pero dando clase en una facultad y con traje. Un tipo sin tapujos a la hora de expresar gustos dispares. Un señor que no tenía problemas en afirmar que Mad men era la mejor serie de la historia y que Oasis fuck the world. En esencia, una persona pasional a la hora de expresar opiniones en un recinto cerrado. Y que alguien del que te separan veinticinco años y un doble salto mortal generacional sin red admire el mismo grupo que tú, no deja de ser curioso y vibrante. Me di cuenta, entonces, que éstos púberes deslumbraban a un público bastante amplio con su speedica propuesta de rock-garaje-barra-indie-barra-lo-que-quieras. Con mi misma edad, estos chicos estaban haciendo rockear a mi profesor. Fuck.

Pero, chicos: nos la jugaron bien con "Humbug".

Me enteré por este mismo foro de que Alex Turner y los suyos pensaban componer un tercer disco oscuro, pesado y que miraba a los ojos a los mismísimos Black Sabbath. No recuerdo tener un nivel de excitación testosterónica similar leyendo algo en este foro. Y creo que fuimos muchos los afectados, ¿me equivoco? Segundo bombazo: Josh Homme iba a encargarse de producirlo. Y trabaron una amistad que sigue reproduciéndose endémicamente en forma de colaboraciones, como  en su nuevo disco, "AM". O en las letras y voces de Alex Turner en el también reciente "...Like Clockwork".

Volvemos a cuando compré "Whatever People Say I Am, That's What I'm Not". Lo quemé. Lo quemé tanto que mandé a Arctic Monkeys a hacer puñetas. Fallo mío, por supuesto. Lo poco que escuché de "Favourite Worst Nightmare" no me llamó la atención: apenas había cambios, y resultaba lo mismo pero para más gente. Pues bien, había pasado de éso a estar de nuevo VERDADERAMENTE interesado en esta banda. Fuck me twice.

Pero es que nos la jugaron, amigos. El cambio fue demasiado brusco, y cuesta creer que gente que apenas rozaban los veinticuatro años sacaran un disco tan centrado, maduro y tan para padres. He escuchado el disco durante los últimos cuatro años desde que salió, y mi opinión no varía de la ligera decepción con matices. Que no me guste demasiado el cambio no me obliga a firmar tonterías, como decir que se han vendido o que han abierto mucho su sonido a un público más mainstream. Seamos un poco serios a la hora de evitar decir chorradas.

Habré imaginado mil veces en mi cabeza los diálogos en el estudio entre Josh Homme y la banda: "hold your horses, kids: this is not about singing fast or even babbling. This is about having sex with every single word". Y así tuvo que ser, porque el fraseo celérico del vocalista cambió muchísimo. Aquí chupa y saborea cada palabra, como si embistiera con su pelvis al oyente. Sí, el resultado es muy sexy. Es de los cambios más gloriosos que nos trae este disco. Se nota que los consejos fueron en esa dirección: más matices en la pronunciación, mayor calado de la voz.

Los dos primeros temas son cañonazos, y pueden inducirte a error: no estás en un disco de hitazos pop, lo siento. Ya sé que la cadencia del bajo confunde. Pero poco a poco, empiezan a asomar su verdadera cara: "Dangerous animals" es puritita contención, pero con un final liberador en el que todo estalla justo como crees que debería estallar. Pero el caso es que ya empiezan a sonar contenidos, más lentos, más taciturnos. "Secret door" es el momento remember más claro del disco, y probablemente el último en el que oigas a los antiguos Arctic Monkeys. La puerta a su nuevo sonido serán las siguientes dos canciones. "Potion approaching" sigue la misma estructura que "Dangerous animals", pero oh, sorpresa: no estalla. No sólo no estalla, sino que hacia el final la canción se ralentiza y hace más pesada. Es el momento cabrón del disco por excelencia, y el que diga que su riff principal no incita al brit pop más comercial es que no tiene vergüenza. Estábamos esperando un momento bailongo, de todas todas. Pero no. El único baile que va a juego con este disco es el que se hace con cinco copas encima y otra en la mano, en ese justo momento en el que sólo quedáis dos amigos y tú de la pandilla. Juegan con nuestras expectativas de manera inteligente, hum... interesante.

Lo prometido es deuda: aquí está su nuevo sonido al 110%, La presentación tiene lugar en "Fire and The Thud", la canción que definirá sus siguientes dos discos. Pop de medios tiempos con coros lúgubres, que apenas explota; punteos tímidos de guitarra y omnipresencia del bajo. Si os fijáis, "Cornerstone", "Dance little liar" y "The Jeweller's hands" sólo afianzan su nuevo gusto por la baladería. Recordadlo antes de volver a escuchar "Suck it and see". "Pretty Visitors" es la sorpresita del álbum: la guitarra suena a Tony Iommi, como prometieron. De lejos, el tema más oscuro y pesado de su discografía. Quedan muy bien esos fragmentos de velocidad que meten en su ascenso del puente al estribillo. Ah, y ese final: qué pocholada.

Hay cinco temas que están bien, de los cuales al menos dos están muy muy bien... pero los otros cuatro restantes son del montón. En este disco, coinciden con la segunda mitad (salvemos "Pretty visitors", que se sale). Querían vendernos lo que es ahora su estilo, y en eso creo que el marketing viral les hizo bien. Pero el resultado no sigue esa misma línea: demasiada ruptura para un tercer disco, y sobretodo para tener veintipoco años. Les queda mucha vida por vivir... ¿acabarán volviendo a la velocidad? Pues no sé, pero oigo demasiada contención y forcejeo estilístico aquí. Huelo cierto postureo sano, pero quizás me equivoque. Afortunadamente, en los dos últimos discos han sabido asimilar influencias más bailables, equilibrando tanta solemnidad impostada. Ligera decepción: pero con todo, sólida entrega de sus aventuras musicales. Y como ya he dicho, valoro mucho que consiguieran volver a llamar mi atención.I'm pinned down by the daaaaaaaaaaaaaaark.


Lo Mejor: El fraseo sensual de Alex Turner. Algunas ideas en la composición de los temas. That bass.

Lo Peor: Un cambio demasiado brusco en su estilo: se ve a dónde quieren ir, y por eso duele que no hayan hecho de ésto una transición democrática. "Humbug" es más bien un golpe de Estado que parece decir: "ésto son lentejas..."
 


COMENTARIOS

10 Comentarios

  • 82 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Che
    Cambio drástico desde su LP anterior pero no suena a rollazo. Las canciones tienen un ambiente que engancha muchísimo.No puedo dejar de imaginar una metrópolis británica con el cielo encapotado mientras oigo a estos chavales.
  • 25 Malo
    USER_AVATAR
    -GeR-
    Sopor total de disco, pasar del cuarto tema sin dormirse es toda una odisea. Ojalá estuviera al nivel de la review.Por otro lado, discrepo con que el "Favourite worst nightmare" sea más de lo mismo que el primero. Donde el primero brilla, el segundo aburre bastante a excepción de unos cuantos temas. Ya tiene más temas lentitos, y el rollo de las guitarras en la onda surf-rock no creo que les beneficie. Aún así, aplaudo el riesgo, aunque el resultado sea infructuoso.Pd: me siento orgulloso del agenciamiento que has hecho del "hold your horses". Que sepas que es muy de mi pueblo.
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    rearviewmirror
    Junto con el debut, su mejor disco y además de largo. Yo tampoco termino de entender las notas de Jolocho, pero esa es otra historia...
  • 78 Bueno
    USER_AVATAR
    kiba
    Así que éste disco es peor que el último de Avenged o de Sleeping With Sirens... ajam....
  • 73 Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Pachi, tengo puesto dos "fuck" en el lugar que quiero, con la intención que quiero.. Sin duda, el disco más enigmático de los monos. Pese a que quizás no me parezca una obra maestra, aclaro es al que más vuelvo. Pese a lo que he puesto, para mí es todavía inexplicable la incógnita de su transición sonora. No sé si algún día conseguiré entenderla mejor, o más importante: interpretarla más honestamente. Gracias por leer.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Pachi67
    Para mi gusto, su mejor disco de lejos. De los pocos grupos de aquella explosión indie que aguantan el tipo. El Suck It and See es su peor disco, demasiado moñas. Que molón es eso de decir fuck en vez de joder, verdad, neno? Podías repartirlos para que esos fuck no sonaran tan cansinos.
  • 80 Bueno


    Me gustan todos sus discos por igual.
  • 52 Mediocre
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    Me encantan los dos primeros, este fue un bajonazo tremendo. Gran analisis, mucho mejor que el album.
  • 90 Muy Bueno

    Eyeless
    Es una delicia, de lo mejor de arctic monkeys.
  • 86 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    PUXI
    Me parece su mejor álbum, quizás no por calidad, pero me encanta la personalidad y la oscuridad vintage del disco. Seguramente también influye su parentesco con Lullabies to paralyze de QOTSA, es como el primo pequeño y popero de uno de mis discos favoritos. Pretty visitors bajo mi punto de vista es el tema más brillante de su discografía. Has resaltado lo que yo resaltaría del tema, su oscuridad y esos fragmentos veloces, increíbles. Gran reseña en todo caso.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre