Lost In The Glare
ZONA-ZERO
84
3 VOTOS
84
+
Barn Owl Lost In The Glare
Publicación:
Septiembre 2011
Sello:
Thrill Jockey Records
Productor:
Género:
otras tendencias

MEDIA

Tracklist

  • 01. Pale Star
  • 02. Turiya
  • 03. Devotion I
  • 04. The Darkest Night Since 1683
  • 05. Temple Of The Winds
  • 06. Midnight Tide
  • 07. Light Echoes
  • 08. Devotion II

Miembros

  • Jon Porras: guitarra
  • Evan Caminiti: guitarra

Grupos relacionados

Análisis

por el 28 Nov 2011
1547 lecturas
Barn Owl es un dúo Californiano que suele ser clasificado dentro de esa etiqueta tan temida que es “Drone”. Pero antes de que más de uno pare de leer he de decir que el sonido que nos ofrecen dista mucho del de bandas como Sunn O))). En vez de usar capas y capas de distorsión ellos se centran en crear atmósferas conseguidas en su mayor parte por guitarras limpias y melodías suaves, más en la línea de los últimos discos de Earth.

Ahora nos presentan su cuarto trabajo (un tanto inesperado, ya que el anterior disco de estudio fue editado el año pasado) que lleva por título “Lost In The Glare”. Lo primero que llama la atención del disco es su portada: una fotografía de un desierto al anochecer. Ciertamente pocas veces he visto una portada que refleje tan bien el contenido del disco que ilustran.

Es una temática recurrente en este tipo de grupos, y puede que resulte hasta cansino algunas veces. Pero lo cierto es que con discos como este es difícil no perdonarles esa pequeña falta de originalidad.

Lost In The Glare” se compone de ocho temas, bastante breves en su mayoría, rompiendo un poco con el tópico de este tipo de grupos, y una duración total que apenas supera los cuarenta minutos. Cortito, pero intenso. Justamente esa es una de las mayores virtudes de ese disco, que va al grano en vez de alargar los temas de forma absurda, estos duran lo que tienen que durar, sin caer en el típico error de las repeticiones abusivas o los pasajes vacíos. Con estas premisas se suceden uno tras otros todos los cortes con una asombrosa capacidad para atrapar al oyente. Esta tónica sólo se ve interrumpida por “The Darkest Night Since 1683” el único momento en el que las guitarras distorsionadas más propias del género en el que los suelen encasillar hacen su aparición, sin llegar a ser tampoco excesivamente opresivo.

Al final lo que nos queda un disco menos pretencioso de lo que estamos acostumbrados, que apuesta por cierta sencillez, hasta el punto de que podemos considerarlo "directo". Todo esto sin que sean puntos débiles si no todo lo contrario, todo está en su sitio y como tiene que estar, dando como resultado una obra exquisita y personal, que además consigue trasmitir. Una delicia y desde ya un firme candidato a estar entre lo mejorcito de este año al que le queda cada vez menos.


Lo Mejor: Todo está en su justa medida.

Lo Peor: Nada en especial
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 87 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Dümo Nyakk
    Sublime, precioso, especial, expansivo... les seguiré la pista...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre