The Rip Tide
ZONA-ZERO
48
2 VOTOS
73
+
Beirut The Rip Tide
Publicación:
Agosto 2011
Sello:
Pompeii Records
Productor:
Griffin Rodriguez, Zach Condon
Género:
pop-rock, otras tendencias

MEDIA

Tracklist

  • 01. A Candle's Fire
  • 02. Santa Fe
  • 03. East Harlem
  • 04. Goshen
  • 05. Payne's Bay
  • 06. The Rip Tide
  • 07. Vagabond
  • 08. The Peacock
  • 09. Port Of Call

Miembros

  • Zach Condon: voz, ukelele, trompeta
  • Perrin Cloutier: acordeón, piano
  • Paul Collins: bajo
  • Ben Lanz: trombón, piano, tuba
  • Nick Petree: batería, percusión
  • Kelly Pratt: trompeta, eufonio

Análisis

por el 13 Dic 2011
2817 lecturas
No sé si es por capricho, por manía, o por qué razón, pero la mayoría de veces la portada de un disco me condiciona bastante la escucha. Quizás porque pienso que un grupo, cuando decide publicar un nuevo trabajo, intenta que este tenga una coherencia y una personalidad propia, y la portada es un elemento con un gran potencial para, y valga la redundancia, ilustrarlo. Pero después de repasarlo unas cuantas veces, este "The Rip Tide" de Beirut me sigue transmitiendo lo mismo que comunica su cubierta, es decir, un disco plano. Y eso me da rabia, porque en sus otros discos Beirut siempre ha sido un grupo evocador de viajes, paisajes, pueblos, sus gentes... más o menos como sus portadas, bellas fotografías de colores ocre que retratan escenas perdidas en algún momento del siglo XX. Pero esto ha sido hasta ahora, porque parece que Beirut se han estancado encontrando 'su' sonido. Y si antes me hicieron pasear con una caravana de gitanos de Europa del Este ("Gulag Orkestar"), por la costa francesa ("The Flying Club Cup"), o sentir los aires de México (el EP "March of the Zapotec"); ahora da la impresión de que Zach Condon y compañía simplemente se molestan en mostrarnos los souvenirs de su salita de estar.

"The Rip Tide" tiene buenos momentos, Beirut tienen y mantienen el talento, pero al menos momentáneamente y a mi parecer, han perdido la magia. No es que las canciones sean por sí mismas malas – bueno, “Santa Fe” me parece en parte horrible... y bastante pegadiza, que es lo peor- si no que no las veo mejores que muchos de sus anteriores temas, y eso, para un disco que tiene solo nueve canciones, es malo. Así que tenemos doble disgusto: un disco conformista en cuanto a sonido y pocas canciones sin que estas al menos cumplan una ecuación de, a menor cantidad, mayor calidad. Pero tampoco hay que desollarlos, igual el único problema es que el que escribe anda falto de imaginación. “A Candle's Fire” abre el disco con un acordeón y una sección de vientos, que será la protagonista de los mejores momentos del trabajo. Sin embargo, la canción termina antes de que realmente se pueda saborear. A “East Harlem” le pasa algo parecido. Sorprende con una melodía en el verso con mucho gancho, pero en su desarrollo termina haciéndose aburrida porque nunca termina de explotar. En “Goshen” en cambio, Beirut se muestran más intimistas, y llegan a recordar a las canciones más convencionales del último disco de Sigur Rós, aunque sin el brillo de los islandeses. La parte central - “Payne's Bay”, “The Rip Tide” y “Vagabond”- es lo mejor de esta colección de canciones. La primera, pese a la ausencia de una gran melodía es capaz de transformarse con suficiente gracia, mientras que la pista homónima tiene los momentos más oníricos del disco gracias a unos vientos y cuerdas realmente sólidos. “Vagabond” por su parte, es el corte más juguetón del disco y cuenta con un puente realmente divertido. Sin embargo “The Peacock” vuelve a bajar el nivel. Tiene un aire solemne y un estribillo que en los directos puede funcionar, pero sin duda le falta algo. “Port of Call” tampoco consigue cerrar con garantías el disco.

Duele decirlo, pero "The Rip Tide" es un trabajo mediocre, con un puñado de buenas ideas que casi nunca consiguen explotar. Parece un disco hecho con el piloto automático puesto, para cumplir el expediente, más que para aportar realmente algo. Un bache dentro de la imaginativa discografía de Beirut, que al querer ser conservadores han salido claramente perdiendo. Sabéis hacerlo mejor: a septiembre.


Lo Mejor: Las secciones de viento y cuerda, que dibujan momentos realmente bonitos

Lo Peor: La sensación constante de que saben hacerlo mucho mejor
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre