Quiet Earth
ZONA-ZERO
80
3 VOTOS
79
+
Bison B.C. Quiet Earth
Publicación:
Diciembre 2008
Sello:
Metal Blade Records
Productor:
Jesse Gander
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Primal Emptiness Of Outer Space
  • 02. Dark Towers
  • 03. Slow Hand Of Death
  • 04. Wendigo Pt. 1 (Quest For Fire)
  • 05. These Are My Dress Clothes
  • 06. Wendigo Pt. 2 (Cursed To Roam)
  • 07. Medication
  • 08. Quiet Earth

Miembros

  • James Farwell - Guitarras/Voces
  • Dan And - Guitarras/Voces
  • Masa Anzai - Bajo
  • Brad Mackinnon - Batería

Análisis

por el 02 Dic 2008
982 lecturas
Cuenta la leyenda sioux que en el fin de los tiempos, justo antes de que la Tierra quede en un completo silencio, el todopoderoso Wankan Tanka mandará de nuevo a una diosa bajo la forma de un bisonte blanco para avisar así de la destrucción de todo lo conocido y recuperar la pipa sagrada que los humanos hemos estado guardando para rezar al Gran Espíritu. Pero antes de preocuparnos por bisontes blancos que se conviertan en dulces diosas indias, tendremos tiempo para disfrutar de otro tipo de bisontes.

Bison B.C. (antiguamente conocidos como Bison a secas y que añadieron recientemente el "British Columbia" a su nombre por problemas legales) es un grupo canadiense que se dedica a hacer honor a su bovino nombre, ya que practica una música tan pesada como peluda. Las canciones de este bisonte se adentran en los terrenos más oscuros del stoner, a veces acompañadas por retazos doom, otras veces con algún empujón sludge o thrash, pero sin olvidar en ningún momento las referencias clásicas. Digamos que es como si Mastodon se hubiera ido a una rave con The Sword y Black Sabbath.

Como segundo disco del grupo y primero tras su flamante fichaje por Metal Blade, cabría esperar que el proceso de grabación hubiera sido algo más pausado que el de su debut, que se llevó a cabo en un par de semanas, pero nada más lejos de la realidad, puesto que el grupo ha vuelto a grabar todo en 15 días, lo que, para bien o para mal, parece que puede ser una de las señas de identidad de la banda. Y esto, evidentemente, se traduce en suciedad en su sonido, un detalle que a estos cuatro jóvenes de Vancouver va como anillo al dedo, ya que la banda pone a disposición de un ritmo denso unos riffs que saben al thrash de los 80, pero con un toque de desierto.

Quiet Earth” son poco más de cuarenta minutos muy bien invertidos si eres de aquellos a los que le gusta la música directa y guitarrera sin contemplaciones ejecutada de manera precisa, que es lo que representan los dos primeros temas del disco, sobre todo “Dark Towers”. Pese a que se agradece esa rabia incontenible de los dos primeros temas, el álbum irá reduciendo los ánimos progresivamente hasta llegar a “Wendigo Pt. I”, un tema dividido en dos partes en el que tienen cabida un cello, un violín y unos largos punteos que harán las delicias de muchos. Es a partir de aquí cuando el grupo vuelve a pisar el acelerador, hasta la segunda parte de la citada canción, sirviendo ésta de puente entre un nuevo descenso de los ánimos y “Quiet Earth”, tema que da nombre al disco y que cierra esta experiencia sonora de ocho temas.

Sin desmerecer el trabajo de Brad Mackinnon con los parches y el tino de Jesse Gander (3 Inches of Blood, Subhumans) a los mandos para conseguir ese sonido tan afín al ideal musical de la banda, sin duda los verdaderos héroes de este bonito cuento son James Farwell y Dan And que con sus guitarras aportan una personalidad muy especial al grupo y son el motor que hace que todas las piezas funcionen tan bien, incluidas sus, a veces, monótonas líneas de voz. Y es que hasta ellos mismos dicen que su mayor influencia es el amor a los riffs.

Si alguien me preguntara a día de hoy por los descubrimientos más importantes de este año para mí, ciertamente citaría a Bison B.C. de los primeros. Eso sí, si no eres muy amante de los temas de más de tres minutos o los temas densos te aburren quizá no termine de engancharte, pero seguro que te sorprenderá. Yo por mi parte, estaré acechando a los bisontes, lanza en mano, por si sacaran material nuevo.


Lo Mejor: Las guitarras y su sonido pesado y peludo.

Lo Peor: Algunas veces la voz es algo monótona.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    chiquetete
    mola, el disco perfecto para oir cuando pescas con dinamita o haces carreras de tractores.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre