Here Comes The Brides
ZONA-ZERO
60
8 VOTOS
58
+
Brides Of Destruction Here Comes The Brides
Publicación:
Abril 2004
Sello:
Sanctuary
Productor:
Steve Bruno
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. Shut the Fuck Up
  • 02. I Don't Care
  • 03. I Got a Gun
  • 04. 2 Times Dead
  • 05. Brace Yourself
  • 06. Natural Born Killers
  • 07. Life
  • 08. Revolution
  • 09. Only Get So Far

Miembros

  • Nikki Sixx
  • Tracii Guns
  • London LeGrand
  • Scott Coogan

Análisis

por el 02 Abr 2004
1510 lecturas
¿Te gusta el hard rock y el glam rock de los 80? ¿Eres fan de Mötley Crüe o L.A. Guns y en especial de los carismáticos Nikki Sixx y Tracii Guns? Pues será mejor que dejes pasar de largo “Here Comes the Brides”, el primer trabajo del nuevo proyecto de Sixx y Guns, Brides Of Destruction, y es que de la grandeza de ambos grupos queda más bien poco en esta placa. Permanecen los excesos, la lírica sucia y explícita y la actitud macarra, pero el buen hard rock ha dado lugar a una mezcla de punk rebelde, melodías pop y algún que otro vestigio hard que tan solo funciona en tres o cuatro temas, el resto, canciones de calidad más que discutible.

El binomio Sixx / Guns empezó a funcionar en el 2002, cuando formaron junto al batería de Adema Kris Kohls, al teclista Adam Hamilton y al cantante desconocido hasta entonces London LeGrand el grupo Cockstar, una pantomima que no llegó a nada y terminó como un rosario. De las cenizas de dicho grupo más la buena conexión entre Sixx, LeGrand y Guns nacieron los actuales Brides of Destruction, aparentemente uno de esos supergrupos que se toman todo el tiempo del mundo para sacar un disco, creando grandes expectativas para (en la mayor parte de los casos) lanzar un trabajo infumable que vende más por el mito que por su música. ¿”Aparentemente” he dicho? Más bien tendría que haber utilizado la expresión “evidentemente”, porque esa es una descripción bastante acertada de Brides Of Destructio.

Como ya apuntaba en la introducción, el hard rock aquí solo aparece intermitentemente gracias sobretodo a pequeños toques de Guns en la guitarra solista y de LeGrand en sus voces más rasgadas, porque el resto tiene más de punk-pop del montón (¡ojo! No critico el punk-pop, sino que comparo al grupo con un montón de grupos que dentro del movimiento no aportan nada) que de otra cosa. Paradójicamente, el inicio del disco con la explícita “Shut The Fuck Up” y “I Don’t Care”, de lejos los dos temas más rabiosos, frenéticos y logrados del disco, es prometedor, pero si nos centramos especialmente en la segunda mitad del (corto) disco, veremos como parece que el grupo hubiese utilizado todo su tiempo para componer 3 o 4 canciones y tras eso, se hubiese marcado una juerga de las que les hicieron famosos, y hubiesen compuesto el resto del álbum deprisa y corriendo y bajo la influencia de vete a saber tú qué sustancias.

“Shut The Fuck Up” ya deja entrever el cambio de estilo, puesto que es punk “ramonero” con matices hard especialmente en las guitarras. Un tema directo, sin complicaciones pero muy logrado, en el que se descubre un notable trabajo vocal de LeGrand y una excelente labor de Tracii Guns a la guitarra, secundado en todo momento por Scott Coogan (el 4º hombre y guitarra melódica) y Nikki Sixx, posiblemente de los cuatro el más famoso, pero también el que peor papel luce en “Here Comes the Brides”. Bien es cierto que el estilo de este disco tampoco facilita mucho las florituras, pero es que esas líneas de bajo son mayoritariamente líneas de principiante.

¡Sigamos con la música! El disco sigue apuntando buenas maneras con “I Don’t Care”, pegadiza y eléctrica, con un aire roquero y vicioso que hace imposible mantener los pies parados. Aquí también aparecen los primeros coros, muy al estilo del hardcore melódico y el punk-pop, y es que las melodías y los estribillos son posiblemente el plato fuerte del disco teniendo este más de un potencial single facilón para las emisoras de rock. Las revoluciones bajan drásticamente con la más pesada y calmada “I Got A Gun”, en la que la presencia del hard rock se hace mucho más evidente. Cabe resaltar la labor de LeGrand, que responde a la perfección en los momentos melódicos, en los gritos agudos y a la hora de desgarrar sus cuerdas vocales. “2X Dead” es la primera muestra de decadencia musical del disco, y es que a pesar del buen solo de Guns hacia el final de la canción, el resto no es más que una sosa composición repleta de clichés, o lo que es lo mismo: “2X Dead” es aburrida de cojones.

Hasta este momento, el lado macarra y guarrete del grupo ha primado sobre la melodía limpia y los momentos más poperos, pero la cosa cambia con “Brace Yourself”, un tema agradable y fácilmente recordable en el que la banda muestra sus primeras melodías suaves, eso sí, alternando con sonidos más heavies y abrasivos. En sí “Brace Yourself” no es mal tema, ya que entre otras cosas el fondo de guitarra está bastante logrado, aunque que guste o no ya depende más de la inclinación musical del oyente. Finalmente, desde “Natural Born Killers” (curioso falsete inicial. ¿A nadie le suena el estribillo al de “We’re All About” de Sum 41?) hasta “Only Get So Far” (buena power ballad con una gran guitarra solista, aunque nada original), el bajón compositivo y musical es considerable y sorprendente, puesto que tras un buen inicio pocos se habrían esperado semejante final, con una única excepción en el caso de “Life”, la canción más emotiva del disco, incluso resulta extraño encontrarla ahí en medio. De hecho, este tema es el que rememora en mayor forma a los Mötley, especialmente en sus últimas composiciones. Como curiosidad, mencionar que London LeGrand emplea un tono agradablemente similar al de Bono de U2.

“Here Comes The Brides” es un disco mitad interesante, mitad aburrido, que puede tanto alegrar a los muchos fans de Mötley Crüe y L.A. Guns como romper muchos de los mitos alrededor de ambas bandas, y es que desde que se separaron, sus componentes por separado han ido de fracaso en fracaso. Eso sí, nunca estará de más escuchar este disco, en primer lugar por sus buenos momentos y seguidamente porque el escuchar a Nikki Sixx y Tracii Guns aún vivos nos hará pensar en las maravillas del cuerpo humano y como es capaz de soportar altos niveles de toxicidad.


Lo Mejor: El inicio del disco y las power ballads del final son muy buenas...

Lo Peor: ...pero el resto es monótono y aburrido. ¿Cuándo madurarán estos hombres?
 


COMENTARIOS

5 Comentarios

  • 60 Mediocre

    Dark_Monkey
    El disco empieza bien (Shut the fuck Up se sale), pero a medida que va pasando se va desinflando y desinflando hasta volverse aburrido y monótono...Decepcionante para venir de quién viene.
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    AeNiMA
    se deja escuxar xo sin mas, no aporta nada nuevo, 0 originalidad xo i got a gun o i don't care tan bien.
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Tommy_Lee
    A MI me ha parecido un buen disco, entretenido y facil de escuchar. En cualquier caso no se puede comparar con Motley Crue.
  • 60 Mediocre

    Interloper
    A mi no me parece del todo malo... es un disco entretenido. Ninguna maravilla, pero si una curiosidad
  • 50 Mediocre
    USER_AVATAR
    Javier_AG
    Lo mejor del disco...el comentario de Jairo ;-). Y hay gente que confunde comportarse como un niño con actitud...hay que joderse.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre