Idle Hands
ZONA-ZERO
75
1 VOTO
71
+
Continents Idle Hands
Publicación:
Enero 2013
Sello:
Victory Records
Productor:
Stu McKay
Género:
metal, punk-core

Tracklist

  • 01. 224
  • 02. Idle Hands
  • 03. Pegasus, Pegasus
  • 04. Inhale
  • 05. Land of the Free
  • 06. Sheep in Wolves' Clothing
  • 07. Regrets
  • 08. Loathe
  • 09. Trials
  • 10. Exhale
  • 11. Truth and Lies
  • 12. Lion's Den

Miembros

  • Phil Cross: voz
  • Darryl Sweet: guitarra
  • Tom Weaver: guitarra
  • Dom Turner: bajo
  • Duncan "Ken" Hamill: batería

Grupos relacionados

Análisis

por el 02 Jul 2013
804 lecturas
Con este ya es el segundo disco en menos de un mes que cae en mis manos cuya edición corre a cargo de Victory Records. El roster del sello se ha convertido en una muestra más que significativa sobre el estado del metalcore a nivel internacional. A bandas inglesas representadas por Victory como Funeral for a Friend o As They Burn se unen ahora Continents, un joven quintento del sur de Gales que llega con un su disco debut, “Idle Hands”.

Formados en 2010, Continents han compartido tablas ya con bandas de renombre como The Black Dahlia Murder, Defeater, Emmure o Comeback  Kid. En parte, gracias al lanzamiento en enero de este mismo año su primer disco “Idle Hands”. Es posible que a estas alturas sepas más o menos lo que te vas a encontrar, aún sin haberlos escuchado. Y es que, viniendo de Victory, y además metalcore como género puede producirte cierta pereza. La verdad es que la escena empieza (si es que no consideras que lo está ya) a estar muy saturada. Eso es así. Pero no por ello voy a dejar de recomendar que les des una oportunidad, ya que, aunque sí es cierto que no hay nada nuevo en el horizonte, este trabajo es altamente difícil de criticar.

El caso es que, si como yo, eres fan de Architects, Bring me the Horizon o While She Sleeps (curioso, todos ellos de UK) y todavía no te ha aburrido el estilo, te gustarán Continents. Es metalcore de manual, guitarras compactas en las que solo se utilizan las dos cuerdas más gordas, voz en grito la mayor parte del tiempo (excepto algunos estribillos) y una sección rítmica compuesta por breakdowns, partes melódicas, puentes y algo de hardcore. De hecho, si has catado el minuto del tema que descorcha la botella, “224” y no te ha gustado, estoy seguro de que el resto de los 37 minutos que dura no te dirán gran cosa. Y pese a todo, llevo escuchándolo durante varias semanas y cada vez me gusta más, sabiendo perfectamente que no aparece por ninguna parte la frescura de Parkway Drive, el gancho de Architects o el entretenimiento de This or the Apocalypse.

Los músicos que componen Continents, a saber, el vocalista Phil  Cross, los guitarrístas Darryl Sweet y Tom Weaver, el batería Ducan “Ken” Hamill y el bajista Dom Turner se han esforzado en fabricar un trabajo redondo sin salirse del guión para así poder entrar en los populares circuítos en los que se enmarca esta escena. Seguro que lo consiguen, al menos, los que han visto sus directos desprenden alabanzas. Son jóvenes, y por ello traen la fuerza, la energía y el empuje que nos gusta ver en el escenario y que echamos de menos en bandas que ya han quemado muchas de sus balas y ya empiezan a desvariar con fórmulas que no funcionan. Echo de menos, lo confieso, que Continents me sorprendan aunque solo sea muy de vez en cuando, pero no lo hace. Es como que escucho “Pegasus, Pegasus” y me puedo imaginar como será la siguiente parte después este breakdown o de aquel riff. Y sin embargo, sigo escuchándolo porque me gusta. No creo que debiera extenderme en analizar los entresijos de “Idle  Hands”, ya que no sabría expresar con más (ni mejores) adjetivos lo que es un disco de metalcore puro y duro. Solo apuntar alguno de los temas que más me han gustado como “Exhale” (el más hardcore) y “Regrets” (el más Djent).

Conclusión. Continents son una joven banda inglesa de metalcore. ¿Necesitas saber más? Pues entonces pínchate su “Idle Hands” y comprueba por ti mismo como de bien se lo saben hacer. Eso sí, espero que pronto encuentren su toque personal y puedan diferenciarse del grueso de bandas metalcore actuales. Aún así, no hay nada reprochable en su propuesta, todo lo contrario, lo que han pretendido hacer, lo han hecho de maravilla. Solo digo que sería interesante que en su próximo trabajo nos sorprendan con algo diferente, aunque solo sea un poquito.


Lo Mejor: Un buen disco debut de metalcore.

Lo Peor: No hay elemento diferenciador. El metalcore británico de manual.

COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Noviembre