sludge metal / post-metal / progressive metal / art rock
 Cult of Luna
Vertikal
ZONA-ZERO
78
10 VOTOS
81
+
Cult of Luna Vertikal
Publicación:
Enero 2013
Sello:
Indie Recordgins
Productor:
Género:
metal
Estilos:
sludge metal, post-metal, progressive metal

Tracklist

  • 01. The One
  • 02. I: The Weapon
  • 03. Vicarious Redemption
  • 04.The Sweep
  • 05. Synchronicity
  • 06. Mute Departure
  • 07. Disharmonia
  • 08. In Awe Of
  • 09. Passing Through
  • 10. The Flow Reerse (ed. limitada)

Miembros

  • Johannes Persson: voz, guitarra
  • Erik Olofsson: guitarra
  • Fredrik Kihlberg: guitarra, voz
  • Andreas Johansson: bajo
  • Anders Teglund: teclados, samples
  • Thomas Hedlund: batería
  • Magnus Líndberg: percusión

Análisis

por el 23 Ene 2013
5084 lecturas
Tras casi cuatro años de silencio, este 2013 recién estrenado nos trae la vuelta de los suecos Cult Of Luna. Parece mentira que haya pasado tanto tiempo. Sin embargo, a las pocas escuchas uno se da cuenta enseguida que durante estos últimos años, proyectos paralelos a parte, estos chicos no han perdido el tiempo y se han dedicado a madurar y asentar aún más el sonido que se empezaba a vislumbrar en su anterior “Eternal Kingdom”, sin duda uno de sus mejores álbumes y, probablemente, el más complejo hasta la fecha.

En esta nueva entrega del (actualmente) septeto descubrimos unos Cult Of Luna mucho más atmosféricos que de costumbre, con un apoyo aún mayor en pasajes y elementos electrónicos, pero sin perder un ápice de su sonido más personal e íntimo. Desde el principio hasta el final es un intenso viaje de post-metal repleto de capas y más capas. Inicialmente esto hace que de primeras el disco resulte excesivamente denso, opresivo y lento. Pero una vez que empiezas a fijarte en los distintos elementos y a prestarle más atención a lo que pasa por tus oídos el disco gana muchos enteros.

Desde la primera escucha me dejó una extraña sensación en el cuerpo. Cerrar los ojos y dejarte llevar por la marea de “Vertikal” me hacía sentir como en “La Caída Libre” del dibujante Moebius, donde el protagonista caía sin cesar, atravesando diferentes mundos pero sin dejar nunca de caer en un universo de ciencia ficción. Posteriormente y echando un ojo al texto que acompaña el disco descubro que el disco es una oda conceptual sobre “Metrópolis”, la distópica película expresionista del director alemán Fritz Lang y una de las piedras de toque del mundo gafapasta, los amantes de la ciencia ficción clásica y los vendedores de posters que se han hecho ricos a costa de enmarcar fotos de Audrey Hepburn.

El disco empieza sosegadamente como merece la ocasión. Sucesivamente, tras la obertura inicial, “I, The Weapon” y, sobre todo, “Vicarious Redemption”, marcan un antes y un después, y no sólo por los casi 20 minutos que dura el tercer corte (record de duración para ellos), sino porque tal desborde de clase en el desarrollo de las canciones hace que el tramo central del disco, más repetitivo y tedioso, se haga algo cuesta arriba. Pero merece la pena, porque “In Awe Of” y “Passing Through” son dos buenísimos temas que se hacen de rogar, ya que cierran el disco.

En cuanto al sonido nada que objetar, todo suena contundente y hay muchos resquicios para apreciar las maravillosas atmósferas que han conseguido.  Mención especial para las baterías de Thomas Hedlund, sobre todo en la citada “Vicarious Redemption”, dónde da toda una clase de cómo cambiar de ambiente sin complicarse la existencia, aunque sin dejar de aportar matices y colores a la música (ayudado por una ligera percusión). Por poner algún pero creo que, como demuestra en algunos cortes, añadir algunas melodías a la voz daría un toque aún más elegante a su música y haría algunos pasajes algo menos toscos.

Probablemente no sea el mejor disco de su carrera, cierto, pero hay pocas cosas que objetar a esta densa obra que requiere muchas escuchas y, sobre todo, prestar mucha atención a todas las capas que lo componen para disfrutar de todo lo que oculta entre tanta oscuridad. Cuatro años muy bien aprovechados para mi gusto.


Lo Mejor: "Vicarious Redemption", los ambientes conseguidos y su nueva vertiente más electrónica.

Lo Peor: La parte central del disco, algo tosca y repetitiva.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 75 Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
    Coincido con la crítica: un comienzo y un final arrebatadores pero una parte central algo floja. No les vendría mal tampoco más variedad en las voces. De este rollo me quedo con el de The Ocean.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre