Among Beggars and Thieves
ZONA-ZERO
72
1 VOTO
68
+
Falconer Among Beggars and Thieves
Publicación:
Septiembre 2008
Sello:
Metal Blade
Productor:
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Field Of Sorrow
  • 02. Man Of The Hour
  • 03. A Beggar Hero
  • 04. Vargaskall
  • 05. Carnival Of Disgust
  • 06. Mountain Men
  • 07. Viddernas Man
  • 08. Pale Light Of Silver Moon
  • 09. Boiling Led
  • 10. Skula Skorpa, Skalk
  • 11. Dreams And Pyres

Miembros

  • Mathias Blad - Voz, Teclado
  • Stefan Weinerhall - Guitarra
  • Jimmy Hedlund - Guitarra
  • Magnus Linhardt - Bajo
  • Karsten Larsson - Batería

Análisis

por el 20 Sep 2008
685 lecturas
De las cenizas de los ya desaparecidos Mythothin en 1999, el guitarrista Stefan Weinerhall quiso formar una continuación a su banda anterior, aunque con un rasgo característico: una voz limpia. Ya casi han pasado 10 años desde que este grupo naciera y, a pesar de varios cambios de formación, Falconer es una banda con nombre y sonido propio. “Among Beggars and Thieves” es la continuación a “Northwind” el disco de regreso de su primer vocalista Mathias Blad.

¿Qué ofrecen los suecos en su sexto disco? La respuesta es bien simple: lo que mejor saben hacer. “Among Beggars and Thieves” sigue la estela de sus predecesores y sumerge al oyente en una épica aventura musical en la que el power metal más rabioso y los instrumentos folclóricos se mezclan con total naturalidad. Aunque este disco no sea conceptual, posee una temática general que habla de la historia medieval de Suecia; un tema que a este grupo le da mucho juego para darle al conjunto un toque más épico si cabe.

Producido y mezclado en los Sonic Train Studios de Andy LaRoque (Mercyful Fate), “Among Beggars and Thieves” posee un sonido potente. Adelanto que las bases instrumentales en este disco, están muchísimo más trabajadas que las correspondientes a “Northwind” y, sobre todo, la principal diferencia entre este nuevo trabajo de los suecos y su predecesor es la cantidad de pequeños detalles que se pueden apreciar a lo largo del disco.

Among Beggars…” abre con "Field of Sorrow", un tema rápido, a doble bombo y guitarras dobladas con un estribillo que recuerda muchísimo a los Stratovarius del “Destiny”. “Man of the Hour” sigue al tema de apertura con un toque rockero y uno de los estribillos más pegadizos del disco; las guitarras dobladas y las partes folks hacen que el tema no decaiga en ningún momento y lo haga efectivo a más no poder. “Beggar Hero” es una pequeña pieza instrumental que narra la historia de un antiguo héroe de guerra que acaba sus días como vagabundo: a nivel musical, esto no es más que un pequeño descanso para lo que está por venir. “Vargaskall” el cuarto corte de este trabajo y, por momentos, se acerca muchísimo al sonido de Mithotyn aunque con un toque más actual y power metalero. “Carnival of Disgust” comienza de forma acústica y acaba convirtiéndose en un medio tiempo muy rabioso; el trabajo de Mathias Blad a las voces es genial en este disco, y lo que ha conseguido, es que básicamente todos los estribillos se le graben al oyente a la primera escucha, el trabajo de la base instrumental también es sólido y en cada tema siempre hay algún pequeño detalle que vamos descubriendo con las esuchas. “Mountain Men” sigue los esquemas de los temas que ya hemos esuchado aunque con un puente muy folk y con uno de los estribillos más épicos que la banda haya grabado. “Viddernas Man” es la segunda pieza cantada en sueco en el disco y es otro medio tiempo en el que los pianos toman un gran protagonismo, a nivel instrumental, el tema se ve muy influenciado por los Blind Guardian del “Nightfall in Middle Earth”. Mientras que “Pale Light of Silver Moon”es uno de los temas más acelerados del disco, “Boiling Led” es un medio tiempo con unas frases de guitarras que recuerdan mucho a los Children of Bodom del “Something Wild”. El final del disco se va acercando con “Skula, skorpa, skalk” un tema muy folk y de aires bastantes teatrales. El último tema de “Among Beggars and Thieves” es “Dreams and Pyres”, el cierre perfecto para este disco. Este tema comienza con todas las de ser una balada,pero acaba convirtiéndose en uno de los temas más rabiosos del disco, con un estribillo muy marcado y épico.

Aunque no se hayan atrevido a introducir nuevas influencias en su sonido, Falconer han facturado un disco que supera a “Northwind” y ofrecen un trabajo de melodías épicas que para nada aburre, bien hecho.


Lo Mejor: Lo pegadizos que resultan ser los estribillos de la banda. La cantidad de pequeños detalles que se pueden apreciar con las escuchas.

Lo Peor: No se atreven con nada nuevo. Desde el primer disco, la banda ha mantenido la misma fórmula
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre