Speed of Darkness
ZONA-ZERO
82
3 VOTOS
76
+
Flogging Molly Speed of Darkness
Publicación:
Mayo 2011
Sello:
Borstal Beat
Productor:
Género:
punk-core

MEDIA

Tracklist

  • 01. Speed of Darkness
  • 02. Revolution
  • 03. The Heart of the Sea
  • 04. Don’t Shut ‘Em Down
  • 05. The Power’s Out
  • 06. So Sail On
  • 07. Saints & Sinners
  • 08. Present State of Grace
  • 09. The Cradle of Human Kind
  • 10. Oliver Boy (All of Our Boys)
  • 11. A Prayer For Me In Silence
  • 12. Rise Up

Miembros

  • Dave King: voz, guitarra
  • Bridget Regan: voz, violín, flauta
  • Dennis Casey: guitarra, voz
  • Matt Hensley: acordeón, concertina
  • Nathen Maxwell: bajo, voz
  • Bob Schmidt: mandolina, banjo
  • George Schwindt: batería

Análisis

por el 01 Jul 2011
1156 lecturas
Flogging Molly se han dedicado a lo suyo desde la publicación, hace tres años, de su anterior disco, "Float". Lo suyo siempre ha sido el directo (de hecho tienen tres ya publicados en poco más de diez años), donde la banda liderada por Dave King se mueve como pez en el agua y siempre es capaz de convertir cualquier muermo en la mejor fiesta tabernera del mundo.

En el apartado compositivo, y en cuanto a álbumes de estudio se refiere, Flogging Molly ha ido moderando y suavizando ligeramente su sonido disco a disco, manteniendo un equilibrio entre canciones rápidas cercanas al punk folk con raíces irlandesas y baladas sólo folk marca de la casa, en las que Dave King es feliz como una perdiz y por las que siempre he detectado una evidente predilección por parte del líder de la banda. Mientras que en "Swagger", su primer disco de estudio publicado allá por el año 2000, las primeras ganaban claramente, podemos decir que ya en el 2011, y con este "Speed of darkness" entre manos, la balanza está algo más equilibrada hacia el otro lado, ya que la banda sigue aumentando ligeramente el peso de su vena suave, folk y baladística.

Sin embargo, si esa hubiera sido la única novedad de "Speed of darkness" nadie habría movido ni una ceja, ya que ésa venía siendo la tendencia natural de la música de Flogging Molly. Lo realmente único de este disco es que el sonido de la banda se ha vuelto más rock, algo más crudo aunque con una producción más elaborada, y bebe de más fuentes. De hecho, recuerda un poco a Johnny Cashen algunos cortes, perdiendo un poco de protagonismo los instrumentos que desde el principio han estado tan presentes en este grupo: violín, flauta, acordeón, banjo y mandolina, sin restar un ápice de personalidad a su sonido, que sigue siendo 100% Flogging Molly.

Y el resultado es excelente. Esta nueva vertiente no desvirtúa la personalidad de la banda, sino que los ingredientes nuevos refrescan su oferta. De hecho, Dave King y sus secuaces consiguen que "Speed of darkness" acabe siendo un disco redondo a pesar de los “riesgos” que han asumido en él, habiendo calibrado perfectamente los pasos en otra dirección que podían dar pero a la vez sonando como ellos mismos.

Así, en "Speed of darkness" encontrarás la mayor variedad que nos ha ofrecido la banda hasta la fecha: su vena punk/folk, sus baladas folk, ese nuevo toque rockero crudete y una línea lírica mucho más comprometida socialmente con la clase obrera (hasta ahora la banda se había caracterizado por letras con un fuerte contenido intimista, emocional y nostálgico, pero no tanto social). Todo ello dentro de una coherencia asombrosa y de una carcasa puramente Flogging Molly. Un trabajo inmenso.

De esta forma, en "Speed of darkness" conviven pacíficamente canciones de rápido punk folk (la que da título al disco), cantos a la revolución obrera contra los dirigentes de las grandes corporaciones ("Revolution" o "The power´s out"), influencias de Johnny Cash ya sean en versión lenta ("The heart of the sea") o con un extra de rapidez ("Don´t shut ´em down") o baladas folk más inspiradas que nunca (ojo a esa joyita, piano incluido, que es "The cradle of humankind"). Y para colmo, llegan a mezclar todas esas influencias en una única composición, como por ejemplo en la excelente "Oliver boy (all of our boys)".

En definitiva, si sólo has escuchado el primer single del disco, "Don´t shut ´em down", deja de preocuparte, ya que para entender la nueva dimensión del sonido de Flogging Molly tienes que degustar las doce canciones de "Speed of darkness". Valentía, elegancia, calidad, variedad y diversión. Un grupazo.


Lo Mejor: Evolución y heterogeneidad sin perder su personalidad y calidad.

Lo Peor: Nada.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre