folk rock / punk rock / punk-folk / acoustic
 Frank Turner
Tape Deck Heart
ZONA-ZERO
79
3 VOTOS
77
+
Frank Turner Tape Deck Heart
Publicación:
Abril 2013
Sello:
Xtra Mile Recordings / Interscope
Productor:
Rich Costey
Género:
punk-core, pop-rock
Estilos:
punk-folk, punk rock, folk rock

Tracklist

  • 01. Recovery
  • 02. Losing Days
  • 03. The Way I Tend To Be
  • 04. Plain Sailing Weather
  • 05. Good & Gone
  • 06. Tell Tale Signs
  • 07. Four Simple Words
  • 08. Polaroid Picture
  • 09. The Fisher King Blues
  • 10. Anymore
  • 11. Oh Brother
  • 12. Broken Piano

Miembros

  • Frank Turner: voz, guitarra, harmónica
  • Ben Lloyd: guitarra, coros
  • Tarrant Anderson: bajo
  • Matt Nasir: teclados, coros
  • Nigel Powell: batería, percusión, coros

Análisis

por el 24 Ene 2014
1401 lecturas
Hace ya algunas semanas que me culpo a mi mismo por no haberme interesado antes por la carrera de Frank Turner. Es posible que haya sido porque nunca me he considerado muy amigo del folk. Pero ciertamente le he cogido el gusto a bandas como Against Me!, Dropkick Murphys, City and Colour, o incluso la La M.O.D.A. El caso es que llevaba años viendo de reojo como su trayectoria (que comenzaba como cantante de la banda de post hardcore Million Dead) progresaba pasito a pasito sin saltarse ningún capítulo. La gente parecía respetarle y ya era un habitual en la revista. Ahora, su nueva referencia “Tape Deck Heart” y su proyección internacional no ha hecho más que situarlo como uno de los artistas del momento.

Desde el llamado “toilet circuit” del hardcore británico hasta llegar a interpretar uno de sus temas más conocidos, “Still Believe”, en la gala de apertura de los JJ.OO de Londres 2012 ante millones de espectadores, se ha dedicado a publicar álbumes brillantes, caras B, versiones y un montón de material desde que se lanzó en su carrera en solitario, dejando atrás más de mil trescientos conciertos a sus espaldas. El impulso más notable fue tras la edición de su genial “England Keep my Bones” en 2011, con el cual recomiendo empezar si todavía no has escuchado nada de él. Sin duda, fue su disco más dinámico y arriesgado, resultando un éxito. Gonzalo Puebla ya se encargó de analizarlo para esta web puntuándolo con un merecido 88.

Grabado en California entre Octubre de 2012 y Marzo de 2013.  Producido por Rich Costey (Muse, Nine Inch Nails, Mastodon, Audioslave…), el disco alberga una producción refinada y a la mismo tiempo suficiente alma. Rezuma carisma, en gran medida impulsada por su banda The Sleeping Souls compuesta por Ben Lloyd (guitarra, mandolina), Tarrant Anderson (bajo), Matt Nasir (piano) y Nigel Powell (batería). Esta nueva referencia sitúa a Frank en un punto intermedio entre el rock más directo y el folk más visceral que podíamos encontrar en sus anteriores trabajos. Un ecuador que le sienta muy bien. Sigue facturando letras muy peculiares con chispa. Este compositor de 31 años parece siempre querer que recordemos de dónde viene: su background punk y hardcore no se olvidan, aunque ya no están.

Dieciocho cortes con una duración aproximada de 70 minutos. “Tape Deck Heart” es un disco largo y variado que arranca con los temas más animados como “Recovery” o el single “The Way I Tend to Be” y que se va tornando en algo más introspectivo y melancólico a partir de la mitad de la escucha. Tampoco faltan las canciones más sencillas instrumentalmente donde todo gira en torno a su guitarra y su voz. Uno de los ejemplos más destacados son “Anymore” o “Good & Gone”. Este último además tiene una letra muy curiosa. De hecho, las letras son geniales. Merece la pena pararse a descubrirlas, es su punto fuerte. Y además de todo esto, grandes sorpresas como “Four Simple Words”, las cuales se refieren a la afirmación “I want to dance” del estribillo, con una esencia Bob Dylan altamente reconocible, y que evoluciona hasta llegar a ser un tema de punk rock épico.

Conclusiones. Quizá esta review la debería haber escrito alguien que haya tenido la suerte de seguir “en directo” la carrera de Frank Turner durante todos estos años en los que ha decidido ir en solitario (y no exactamente en solitario, ya que su banda de soporte The Sleeping Souls es una parte fundamental de su proyecto). El caso es que el nivel de absorción que este inglés me ha provocado durante estas semanas ha sido suficiente motivación para ponerme a desgranar su nuevo álbum, intentando bucear en todos sus trabajos previamente. Eso significa que sí, que me ha encantado “Tape Deck Heart”. Es posible que, al igual que yo, opines que no es su mejor disco, pero es sin duda gran trabajo. Al menos yo lo estoy disfrutando como si no hubiese un mañana. Este mismo mes se pasará por aquí para presentar el disco. No me lo perderé.


Lo Mejor: Un disco largo y variado. Muy buena producción. Alma, carisma y letras brillantes.

Lo Peor: Nada destacable
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 74 Bueno
    USER_AVATAR
    rearviewmirror
    Buen analisis. Solo un apunte: el disco son 12 canciones (18 con los bonus tracks). Tiene temas muy buenos y otros que me parecen un poco de relleno. Un tanto irregular. De hecho, algunas de las bonus tracks son muy superiores a las que se incluyen entre esas 12.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre