rock / stoner rock / stoner metal / hard rock
 Gozu
The Fury Of A Patient Man
ZONA-ZERO
78
2 VOTOS
78
+
Gozu The Fury Of A Patient Man
Publicación:
Abril 2013
Sello:
Small Stone
Productor:
Gozu
Género:
metal, pop-rock
Estilos:
rock, stoner rock, stoner metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Bald Bull
  • 02. Signed, Epstein's Mom
  • 03. Charles Bronson Pinchot
  • 04. Irish Dart Fight
  • 05. Salty Thumb
  • 06. Disco Related Injury
  • 07. Traci Lords
  • 08. Ghost Wipe
  • 09. Snake Plissken
  • 10. The Ceaseless Thunder Of Surf

Miembros

  • Marc Gaffney: voz, guitarra
  • Joe Grotto: bajo
  • Barry Spillberg: batería
  • Doug Sherman: guitarra

Análisis

por el 24 Abr 2013
1412 lecturas
Boston es una de las ciudades más importantes de la costa este de EE.UU. Con una de las rentas per cápitas más altas de todo el país, su famoso puerto está rodeado por hectáreas de extensos bosques. Parece un extraño lugar para encontrar sonidos del desierto. Aunque pareza raro, es el lugar de nacimiento de una emergente banda de stoner llamada Gozu.

En la película de Takashi Miike, Gozu era una sangrienta y surrealista odisea que llevaba al bueno de Yûta Sone a la locura absoluta. Sin embargo, este cuarteto está más que cuerdo. Nacidos a finales de 2008 y con un álbum previo algo más pesado y metálico que ya apuntaba buenas maneras, han vuelto a nuestras orejas con material fresco.

Si ya en "Locust Season" (2010) se apreciaban ciertas influencias de Queens Of The Stone Age, en "The Fury Of A Patient Man" el parecido con las canciones de Josh Homme y sus chicos es más que evidente. En cierta medida porque la distorsión más apagada (y sucia) de las guitarras y el ambiente stoner son aún más palpables, pero sobre todo porque el grupo utiliza muchos recursos melódicos y arreglos que nos recuerdan a los discos de las Reinas.

El álbum en sí es muy dinámico hasta su parte final, que se vuelve algo más retorcido y torpón, pero el resto es un verdadero recital de stoner de lo más melódico. Alejados de los grupos que se lanzan en una aventura de repetitivos riffs sobre monótonas voces, tan normales en el género, Gozu nos plantea un disco y un sonido bastante accesible. Desde la inicial "Bald Bull" (junto con "Salty Thumb" y "Signed, Epstein's Mom" las más Josh Homme del disco), hasta "Snake Plissken" hay un verdadero derroche de energía. Las armas de la banda son, por un lado, las voces y melodías de Marc Gaffney (que juega con distintas posibilidades, yendo desde el mítico falsete hasta los coros susurrados con aroma del desierto) y los rockeros riffs de Doug Sherman, de lo más juguetones. Junto con los acertados ritmos de Barry Spillberg la banda nos presenta temas muy redondos como los anteriormente mencionados, "Charles Bronson Pinchot" o "Irish Dart Fight", una de las más interesantes por su inicio de lo más soul. El final, sin embargo, se hace un poco pesado con "The Ceaseless Thunder Of Surf", un tema instrumental de más de 20 minutos con buenas intenciones, pero de un acabado algo tosco.

Después de varias escuchas se reafirma como un buen disco, pero tiene ciertas carencias. Por un lado la mezcla, que deja al bajo en un segundo plano total y a veces se diluye un poco. Además la producción no es que sea muy fina (no sé si aposta o no), lo que provoca que algunas líneas melódicas no estén muy pulidas y a veces pueden rechinar en los oídos. Además, el gran repertorio de recursos con reminiscencias al grupo referente del género les resta un poco de originalidad, pero gracias a sus redondos temas podremos hacer una excepción con estos chicos.

El caso es que en un mundo no muy poblado como es el stoner siempre viene bien algo de aire fresco y parece que Gozu con este disco tiene muchas cosas que aportar a los ritmos del desierto. Esperemos que esto sea el incio de algo grande, porque materia prima hay y mucha.


Lo Mejor: Canciones muy redondas y mucha energía.

Lo Peor: La producción y la falta de originalidad.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 78 Bueno
    USER_AVATAR
    tanoka
    A tope de stoner.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre