Chapter V : Unbent, Unbowed, Unbroken
ZONA-ZERO
62
8 VOTOS
56
+
Hammerfall Chapter V : Unbent, Unbowed, Unbroken
Publicación:
Mayo 2005
Sello:
Nuclear Blast
Productor:
Charlie Bauerfiend
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Secrets
  • 02. Blood Bound
  • 03. Fury of the Wild
  • 04. Hammer of Justice
  • 05. Never, Ever
  • 06. Born to Rule
  • 07. The Templar Flame
  • 08. Imperial
  • 09. Take the Black
  • 10. Knights of the 21st Century

Análisis

por el 03 May 2005
1190 lecturas
Allá por 1997, unos primerizos Hammerfall lanzarían al mercado “Glory of the Brave”, un sólido debut que, junto a su siguiente trabajo “Legacy of Kings”, les llevaría a la fama gracias a un atractivo sonido que rescataba el estilo heavy ochentero sueco que practicamente había quedado sumido en el olvido. Sin embargo, el grupo se ciñó a la famosa máxima de “Si funciona, no lo cambies”, manteniendo su estilo practicamente inalterado desde entonces, dando lugar así a otros dos trabajos considerablemente más repetitivos e insípidos. Ahora los autodenominados templarios del metal vuelven a la carga con su quinto trabajo de estudio, “Chapter V: Unbent, Unbowed, Unbroken” donde, lejos de expandir o mejorar su sonido, vuelven a repetir la fórmula de la que se han valido durante todo estos años, mostrando una evolución practicamente nula con respecto a su trabajo anterior.

Coros en los estribillos, letras de caracter épico y composiciones, por lo general, bastante lineales (los cambios de ritmo no son un elemento en el que este grupo se prodigue en exceso) y edulcoradas son aspectos característicos de esta quinta entrega de Hammerfall. Si hiciesemos un recuento del vocabulario usado para componer las letras del disco, veríamos como “steel”, “victory”, “hero”, “fight” o “warrior” se encontrarían en puestos realmente elevados de la lista. Las canciones suenan a estar pensadas, en la mayor parte de las ocasiones, para poder ser cantadas por los fans en los conciertos, a modo de himnos. Un claro ejemplo de ello es “The Templar Flame”, donde se incluyen hasta los “woo-oo-oh!” que los asistentes a los shows de la banda, previsiblemente, corearán. Por desgracia, las canciones no tienen ese gancho que tenían los primeros lanzamientos, ni las canciones son tan memorables como para convertirse en verdaderos himnos del metal.

El disco se abre con “Secrets”, el corte más rápido y con mejores guitarras de todo este capítulo. Hay que hacer notar que otra característica de “Chapter V” es que las canciones se han ido decelerando con respecto a anteriores trabajos, dando lugar a más “medios-tiempos” que en otras ocasiones. “Blood Bound” es el tema que el grupo, sabiamente, escogió como single para su disco, y en él encontramos el estribillo más pegadizo de entre los diez cortes, el que seguro que la gente si que coreará. Por otra parte, hay algún momento en el disco que provoca extrañeza, como por ejemplo, casi al final de “Fury of the Wild”, donde la música (con una melodía bastante sólida y un cierto regusto a Judas Priest, tal vez intentando recuperar la fuerza de sus primeros años) se detiene para que el grupo cante “Unbent, Unbowed, Unbroken”, en un parón que, para mi gusto, queda bastante forzado y artificial. No faltan en el disco la canción referida al martillo, en esta ocasión, “Hammer of Justice”, ni la balada, “Never, Ever”. “Born to Rule” pone el punto más rockero de “Chapter V”, y en el octavo corte nos sorprende “Imperial”, una melodía exclusivamente de guitarra, lenta y delicada. No se puede negar que, a pesar de no hacer nada novedoso, las guitarras, especialmente los solos, se mantienen con una calidad bastante notable a lo largo de todo el trabajo, ayudadas en parte por una producción cristalina, que no entorpece en ningún momento la apreciación de los matices del sonido.

Como curiosidad, nos encontramos con el último corte del disco, “Knights of the 21st Century”, una odisea sonora de doce minutos, donde encontramos la colaboración de Cronos, cantante de Venom, tanto en la introducción como en el final del corte. No se puede decir que sea una expléndica colaboración (mucho gruñido y grito, pero poca consistencia al fin y al cabo), pero por lo menos el resto del tema es interesante, aunque algo pesada al cabo de un rato. En definitiva, se trata de un disco bastante normalito, falto de inspiración, con algunos momentos y detalles destacables, pero que en general deja bastante frío tras su escucha. ¿Tendrá la portada algo que ver en ello?


Lo Mejor: Si eres un seguidor fiel de las entregas anteriores de los suecos, este disco no te decepcionará.

Lo Peor: El sonido de Hammerfall debería renovarse un poco, ampliar horizontes... Este quinto capítulo suena a refrito.
 


COMENTARIOS

4 Comentarios

  • 32 Malo


    nunca han superado su primer disco.
  • 11 Horrible

    amafake
    permitís que me descojone??? jebo de quinta línea, que ya es decir
  • 87 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    gonzalo
    pues a mi me mola de cojones; es como Zeke, hacen siempre lo mismo....y ke?¿ .mejor que evolucionar al pop barato como otros...
  • 50 Mediocre
    USER_AVATAR
    tanoka
    Que asco de disco de Hammerfall. Es que son más que previsibles. Me aburren... y eso que los primeros me llamaron un poco la atención... pero nade de nada.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre