Infernus
ZONA-ZERO
78
4 VOTOS
75
+
Hate Eternal Infernus
Publicación:
Agosto 2015
Sello:
Season of Mist
Productor:
Erik Rutan
Género:
metal
Estilos:
death metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Locust Swarm
  • 02. The Stygian Deep
  • 03. Pathogenic Apathy
  • 04. La Tempestad
  • 05. Infernus
  • 06. The Chosen One
  • 07. Zealot, Crusader Of War
  • 08. Order Of The Arcane Scripture
  • 09. Chaos Theory
  • 10. O' Majestic Being, Hear My Call

Miembros

  • Erik Rutan: voz, guitarra
  • J.J Hrubovcak: bajo, coros
  • Chason Westmoreland: batería

Análisis

por el 10 Sep 2015
1018 lecturas
Cuando hablamos de Erik Rutan debemos saber que hablamos de una de las grandes eminencias vivas del metal extremo en la actualidad, no tanto por sus andanzas musicales, que describen más a un hombre inquieto, sino por la larga lista de grupos a los que ha producido desde detrás de los micros y amplis. Sus conocimientos aprendidos en una larga carrera musical, unido al sonido tan característico dentro del death que siempre sabe encontrar, le hacen poseedor de los mil y un trucos necesarios para que un grupo suene lo más cafre posible.

Por ponernos en perspectiva, hace 4 años desde “Phoenix Amongst The Ashes”, último disco de Hate Eternal, principal foco de inspiración y campo de pruebas de Erik, y ya dieciséis desde su aclamado debut “Conquering The Throne”. Su nuevo lanzamiento, llamado “Infernus”, no es un disco rompedor, y si bien el sonido es lo suficientemente esquizofrénico, existe también un ligero aumento de la claridad al componer, lo cual se traduce en un dolor de cabeza algo menor para el que escucha. Probablemente el mejor ejemplo de ello es uno de los mejores temas del disco, y sin duda el más completo, llamado también “Infernus”. A su alrededor se forjan un principio arrollador pero ordenado y una segunda parte algo más épica y centrada en el doble bombo, más a saco.

Si de algo pueden pecar grupos de brutal o death técnico es de hacerse aburridos. No todos tenemos un oído capaz de distinguir y disfrutar de cada riff durante 4 minutos de canción con un ruido semejante al de un taladro, y probablemente no estemos hechos para ello. Por fortuna, el grupo parece haberse dado cuenta de ello y ha conseguido formar un disco mucho más coherente. Si “I, Monarch” ya dio signos de una mayor motivación en llegar de manera más fácil al público y no sólo partirle la cabeza, aquí hay aún más de aquello. Por ejemplo, las iniciales “Locust Swarm” o la breve “The Stygian Deep” hacen gala de esta mayor introducción de sentido propio dentro de las canciones, al igual que, como ya hemos dicho, el resto de la primera parte, donde se pueden distinguir incluso melodías (muy de aquella manera, claro está) o estructuras más simples.

Por supuesto disponemos de sus perfectas antítesis, donde la digestión lleva algo más de tiempo. “La Tempestad”, como su nombre indica, nos suelta en pleno ojo del huracán y nos hace recordar muchísimo a Nile y Morbid Angel, lo cual es muy buena señal. Temas como “Order Of The Arcane Scripture” con esos riffs paranoicos y ritmo frenético que tanto nos gusta en el brutal, o “Zealot, Crusader Of War”, intrincada y bestia a su manera, nunca aburren y reclaman más y más escuchas al mismo tiempo, escapando así del bucle de pereza tan habitual cuando de un grupo de este tipo se trata.

Para el final nos esperan dos bonitas sorpresas. La primera es la instrumental “Chaos Theory”, que se descubre como una joya dentro de tanta locura. En ella también disfrutamos de manera más distendida del nuevo batería, Chason Westmoreland, procedente de Burning The Masses, y que debe hacer olvidar al resto de músicos que han ocupado anteriormente el puesto, sobre todo al famoso Tim Yeung, del cual aún se recuerda su clase magistral a las baquetas del disco debut.

“Infernus” nos deja con el final más apoteósico posible de “O’ Majestic Being, Hear My Call”, que complementa un poco el death habitual con algún tinte black y con mucho blast beat, para hacernos dar cuenta de que seguramente este es con diferencia el disco de Hate Eternal más variado y amable con nuestros oídos que nos hayamos encontrado hasta la fecha, y por una vez eso dista mucho de ser algo negativo. Esta vez los dioses mitológicos que tanto inspiran a Erik han bajado para quedarse entre nosotros.


Lo Mejor: Con la calidad que demuestran pueden hacer lo que quieran y les saldrá bien. Rechazad imitaciones baratas.

Lo Peor: Con este tipo de grupos da la sensación de que cualquier pasado fue mejor.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 80 Bueno

    kam1kaze
    Gran disco de Hate Eternal
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre