progressive rock / alternative metal / alternative rock / post-grunge / progressive metal
 InMe
Overgrown Eden
ZONA-ZERO
80
38 VOTOS
78
+
InMe Overgrown Eden
Publicación:
Julio 2003
Sello:
Music For
Productor:
John Brand, Colin Richardson, Inme
Género:
metal, pop-rock
Estilos:
alternative metal, post-grunge

MEDIA

Tracklist

  • 01. Under Dose
  • 02. Firefly
  • 03. Wounds
  • 04. Lava Twilight
  • 05. Natural
  • 06. Her Mask
  • 07. Energy
  • 08. Crushed Like Fruit
  • 09. Warm Ice
  • 10. Trenches
  • 11. Neptune
  • 12. Mosaic

Miembros

  • Joe Morgan
  • David McPherson
  • Simon Tylor

Análisis

por el 25 Jul 2003
2096 lecturas
Hay bandas que tras su primer disco, son alzadas a la gloria, y de ello hay varios casos. Ahora bien, que una banda, sin tan siquiera haber publicado un disco, ya esté en la boca de todos, es algo más que inusual. Este último caso es el de InMe, un power trío británico, en concreto de la ciudad de Essex. Estos tres veinteañeros, con cara de niño, consiguieron aparecer en la portada de la revista Kerrang! dos meses antes de sacar al mercado su disco “Overgrown Eden”, y también se hicieron con las nominaciones y posteriores premios de mejor grupo revelación del Reino Unido, y el de mejor grupo revelación a nivel internacional.

El grupo, que muestra evidentes influencias de Muse, Metallica y sobretodo Nirvana, ha sorprendido especialmente por la capacidad que tienen para crear potentes ritmos y melodías casi perfectas ya desde su más temprana juventud. La calidad de los tres a la hora de tocar es más que asombrosa. El cantante y guitarrista Dave McPherson es especialista en cambiar su voz. Su admiración por Matthew Bellamy (Muse) y Mike Patton (ex Faith No More) y Kurt Cobain (Nirvana), queda patente en su forma de cantar, mientras que sigue conservando una tono muy peculiar que le da identidad propia al grupo. El resto del grupo, tanto el bajista Joe Morgan como el batería Simon Tylor, también demuestran durante todo el disco tener un nivelazo a pesar de su juventud.

A la hora de dar forma a su música, el grupo ha sabido mezclar las guitarras poderosas con las guitarras melódicas. Se les da tan bien realizar una canción lenta como una agresiva, y si lo que hacen es mezclar los dos estilos, el resultado ya es inmejorable. Su estilo no encaja en el nü-metal ni el aggro-metal, y muchísimo menos en el rap-metal. El hardrock se les queda pequeño, el grunge o el post-grunge no les sirve para demostrar su calidad y nada que ver con el punk o el heavy. Entonces, ¿qué tocan? Pues tiene un poco de todo, aunque por norma general se les mete en el emo metal, por su extrema sensibilidad y expresionismo lírico. Pero el género es lo de menos, lo que de veras importa es si son buenos o si no, si convencen o por el contrario decepcionan.

Bueno, tras presentar un poco a InMe, grupo que dará muchísimo de que hablar en el futuro (esperemos que por sus éxitos y no por sus decepciones), vamos a meternos de lleno en el disco. Todo empieza con “Underdose”, una canción excelente se mire por donde se mire. Riffs de guitarra para la introducción y después una curiosa y formidable estructura melódica por la cual el bajo lleva el peso, la batería marca el ritmo, y McPherson canta, grita y solloza mientras con su guitarra da pinceladas de poderío al tema. La canción que le sigue es “Firefly”, más extrema en todas sus variantes. Aquí las melodías son mucho más delicadas que en “Underdose” y del mismo modo, los coros y estribillos son mucho más agresivos que en la anterior canción. La presión, la desesperación y la frustración, hacen acto de presencia, en unas letras, que a pesar de tratar los temas que normalmente tratan estos grupos (amor, desamor, depresión, perdición, desesperación…) lo hacen con una madurez insospechable cuando mira la foto de los chicos y ve que aun no les ha salido ni la barba.

“Wounds” sigue sumergiéndonos en el mundo oscuro y un tanto pesimista, que es tan común hoy en día. La canción vuelve a mezclar potencia y delicadeza, con un bajo fuerte, que sigue con el peso de la canción. Las melodías recuerdan ciertamente al post-grunge americano, 3 Doors Down por poner un ejemplo, mientras que los riffs de guitarra, siguen enganchando, siguen siendo pegadizos, pero cuentan con una dureza asombrosa. Aquí, por primera vez en el disco, McPherson grita de verdad, berrea, desgarra su voz como pocos saben hacer, lo que sorprende especialmente, ya que sus cambios de ritmo con la voz, pillan desprevenido a cualquiera. “Lava Twilight” es un tema mucho más atmosférico y experimental, ya que el sonido oxidado de la guitarra, el bajo envolvente y la batería consistente, hacen que la melodía tenga un sonido seductor, que en los estribillos se convierte en sensibilidad desatada, con riffs salvajes, breves pero intensos, y sobretodo, emotividad. Fuerza y emotividad, eso es lo que InMe es, no necesitan más explicaciones.

“Natural” vuelve a enamorar. Uno no sabe si está escuchando una canción melódica o una canción agresiva. Lo cierto es que los ritmos duros no decaen, pero están tan bien hechos, tan bien compuestos, y sobretodo, tan bien interpretados, que a uno parece estar escuchando una melodía al estilo convencional, de esas que por su simplicidad llegan hasta el fondo. Pero aquí hay gritos, algunos verdaderamente guturales, que aparecen de la nada, ya que la mayor parte del tema está cantado. Parece como si InMe no supiese hacer las cosas simples, y es que “Her Mask”, nos trae una melodía bastante más lenta que todo lo anterior, y ante su aparente simplicidad, ante su sonido minimalista, se esconden compases excelentes, notas imposibles y decenas de efectos, unos añadidos digitalmente (excelente producción) y otros que se suman en el estudio a la partitura básica. La tranquilidad instrumental (ya que líricamente la intensidad recorre todo el disco), se ve medianamente truncada con el aumento de revoluciones hacia la mitad del corte, aunque como antes ya ha sucedido, a uno le parece la melodía tan fina, delicada y cuidada como los fragmentos anteriores. La canción es la más larga del disco, con 5:21, y esto lo aprovechan para seguir sorprendiendo. Veréis, la mayoría de canciones están sobre los 4 minutos de duración, y aquí, más o menos a los 4 minutos, el silencio se adueña del momento, y cuando uno ya cree que va a venir lo siguiente, las guitarras más intensas regalan un minuto más de calidad. Casualidad o elemento estudiado, lo cierto es que queda de muerte.

“Energy”, es tal vez el tema menos destacable del disco, no es que sea malo, sino que ante la impresionante calidad del resto del disco, “Energy” palidece ligeramente. El sonido vuelve a dar protagonismo al bajo, y la guitarra vuelve a ser el elemento añadido. Buen tema, pero no resulta tan sorprendente como los anteriores. Tras “Energy”, llega el bombazo (musical y comercial) del disco. “Crushed Like Fruti” fue el single con el que InMe rompió barreras en el Reino Unido y en Estados Unidos. En el primer país, pasó del número 40 de ventas al top ten, y se mantuvo un mes entre los 15 más vendidos, mientras que en Estados Unidos (con ayuda de la Mtv, también hay que decirlo), logró aparecer entre los 50 primeros puestos del Billboard. Por desgracia, en España, han pasado desapercibidos, pero a eso ya estamos acostumbrados. La canción en sí, es mucho más que números de ventas. Es un corte más potente, más roquero y sin tantos cambios de ritmo. Es un término medio entre la dureza y la fragilidad. Cuenta con unos riffs de guitarra muy buenos, y aquí los tres instrumentos trabajan más en conjunto, ya que todos se encargan de conducir por su parte la composición. Un estribillo recordable, excelentemente cantado por McPherson, y sobretodo, con gancho, con carácter y carisma. Una canción que no resulta simple, más bien es compleja, y no es de esos singles que con una escuchada ya están instalados en tu cabeza, sino que necesitas escucharlo con detenimiento, más de una vez para que puedas llegar a comprender toda su esencia.

Si “Crushed Like Fruti” era un tema homogéneo tirando hacia la dureza, “Ice Warm” hace lo propio con la melodía más delicada. Aquí en los estribillos hay una subida de revoluciones, pero nada extremo. Por contrapartida, el resto de canción es casi pasividad, con la voz triste como principal protagonista, aunque no dejemos que las apariencias nos engañen, pues el bajo sigue excelso y la guitarra acompaña perfectamente. La batería más bien es un elemento añadido, que solo tiene trascendencia en el estribillo, y en la seguidilla, en la que los platos marcan el ritmo.

“Trenches” vuelve a entregar un sonido sorprendente. Efectos de fondo, guitarra y bajo ligeros y casi acústicos, hacen de introducción etérea a una melodía fuerte y consistente. Es la canción más parecida al nü-metal más convencional, aunque sin caer en la monotonía y conformismo musical de la mayoría de grupos. Más acelerada es otro de los temas más famosos del grupo: “Neptune”. Aquí la introducción es directamente guitarrera, y la seguidilla más calmada. Las dos formas se entrelazan a la perfección, en una canción en la que por encima de todo, la guitarra sobresale del resto de instrumentos, con riffs inteligentes y distorsiones imposibles. Ya para acabar, el grupo nos regala “Mosaic”. La última canción del disco, y van 12, y sigue sorprendiendo tanto como la primera. Aquí la velocidad es la protagonista. Es el tema más demencial e incitador de meneo de cabeza o pie, y también la canción que más descolocado te deja a la hora de meterla dentro de un estilo roquero. Yo sinceramente no sabría donde meterla. Aquí hay desde voces suaves hasta chillidos guturales, hay protagonismo del bajo, de la guitarra y de la batería, hay coros y estribillos pegadizos y adictivos, hay efectos electrónicos y excelentes compases dignos de oír en directo. En definitiva, es un “mosaico” de todo lo bueno que puede tener un buen grupo de rock.

Supongo que tras haber leído el análisis, ya sabréis lo que opino sobre el disco: que es una pasada. Para colmo, es un álbum debut, y lo que InMe pueda hacer más adelante se me antoja inimaginable, pero mientras tanto ese segundo paso llega, creo que nadie debería dejar pasar la oportunidad de escuchar a este grupo que tiene todos los elementos necesarios para triunfar: instrumentistas del copón, música sorprendente y variada, y una lírica repleta de sensibilidad y poesía a rebosar de imágenes, comparaciones y símiles emotivos.

Si no estáis aun seguros de que el disco valga la pena, pues sabed que la edición es bastante buena, con una portada y un coverart interior de extremo buen gusto, expresivo e impactante. Un disco altamente recomendado.


Lo Mejor: Un disco que da aire fresco al post-grunge.

Lo Peor: En algunos momentos del disco, la producción fojea y deja entrever vacíos.
 


COMENTARIOS

26 Comentarios

  • 93 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    zinedine
    discazo y temazo neptune aunque es mejor White butterfly
  • 80 Bueno

    JoRdi_06
    Buen debut pero muy por detrás de sus posteriores, en especial de "White Butterfly", uno de los mejores discos que he escuchado jamás. Grandes InMe.
  • 91 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Roenick
    Un pedazo de disco, yo los acabo de descubir pero sigue dando aire fresco al género
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    RaSTaH
    Un discazo cojonudo, estos tío se salen. A ver para cuándo el nuevo.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    susy88
    Wapísimooooooo!!! Un disco imprescindible y muy bueno para tratarse d unos chavales de 22 años. Me encanta la voz del cantante, muy rasgada y rota. Underdose está muy wapa.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    subliminal
    disco wapissimo me encanto dsde el primer dia k lo escuxe..son muy buenos y spero k sigan siendolos
  • 80 Bueno

    matilda
    gran disco, ahora solo falta esperar si su continuación será tan brillante. Por el adelanto que he escuchado, no parece que vayan a decepcionar
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    Tuai
    Que disco, que disco... no tengo palabras. La de veces que he llorado yo con Her Mask... Dave es acojonante. Digo esto mucho, pero este disco me cambió la vida. Y ahora viene un típico comentario de niñata gilipollas: Joe, el bajista, es el tio mas bueno que he visto yo en los últimos tiempos. No os lo tomeis mal, vosotros decís lo mismo de Britney, y estos por lo menos son cojonudos.
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    Jaw
    El disco me gusta muuucho
  • 100 Excelente

    -Cold_999-
    Un disco que tiene temazos como neptune y firefly, entretenido y con un cantante/guitarrista cojonudo!
  • 30 Malo

    kalimero
    esto si que es malo.la unica que se salva de estos imitadores no viene en el cd,gently hurting incluida en un sampler de r.s
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    BitchFactory
    No me llenan. A ver que hacen en el próximo.
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    mecagonto
    un gran disco pero joder la voz del tio es q hace la mitad. es flipante cm en "her mask" se desdobla en todos los registros. espero q les vaya bien
  • 70 Bueno

    SheMornie
    Para ser tan jovenes y novatos...ke leches, ya me gustaria a mi hacer un disco asi!
  • 50 Mediocre

    cristiano
    flojos
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre