Holy Beauty
ZONA-ZERO
86
3 VOTOS
65
+
Jesus On Extasy Holy Beauty
Publicación:
Febrero 2008
Sello:
Drakkar
Productor:
Frank Buchen
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Assasinate Me
  • 02. Nuclear Bitch
  • 03. Drowning
  • 04. Neochrome
  • 05. 2nd Skin (Chameleons cover)
  • 06. Alone
  • 07. Puppet
  • 08. Holy Beauty
  • 09. Nowhere Girl (B-Movie cover)
  • 10. Reach Out
  • 11. Assasinate Me (KMFDM remix)

Miembros

  • Dorian Deveraux
  • Chai Deveraux
  • Alicia Vayne
  • Ophelia Dax

Análisis

por el 01 Feb 2008
974 lecturas
No voy a ser hipócrita: para mí, “Holy Beauty“ ha sido uno de los mejores discos de 2007. Pero del mismo modo que afirmo eso y me quedo tan ancho, debo reconocer que tampoco es “el futuro del industrial” tal y como los miembros de Jesus On Extasy nos pretenden hacer ver.

Tal vez no sean virtuosos, tal vez no sea el mejor disco en cuanto a instrumentación dentro del industrial, seguramente los sintetizadores no están a la altura de los grandes del género… pero una cosa está clara: después de mucho tiempo, por fin un disco industrial aporta aire fresco.

Salvando las distancia (pues son dos grupos que militan en ligas diferentes), desde que escuché a Mindless Self Indulgence que no me sentía tan agradecido tras escuchar un disco de este género. Y es que por suerte, hay vida después de VNV Nation o Suicide Commando.

Lo mejor sin lugar a dudas de este “Holy Beauty“ es que se trata de un disco variado, con composiciones sorprendentes que difícilmente encajarían en cualquier disco de cualquier otro grupo de características similares. Por decirlo de otra forma: Jesus On Extasy han tenido los huevos de arriesgarse.

Tal vez sea que son jóvenes y que aquellos años en los que decir que eras fan de Killing Joke y New Order como sinónimo de calidad les quedan lejos o tal vez sea que sus cuatro miembros antes de su experiencia en Jesus On Extasy no eran más que amateurs (con la excepción de la bella Alicia Vaine, ex-Pain) y no tenían nada que perder, pero lo cierto es que el disco se pasa rápido y la sensación final es de “quiero volver a escucharlo”.

La banda se ha atrevido a romper con los ritmos pesados y cuadriculados en la variante más dura del industrial y también ha renunciado a los loops synthpop propios de bandas como And One o Apotygma Berzerk, de modo que podemos hallar casi cualquier cosa en “Holy Beauty“, desde canciones más oscuras y guitarreras hasta himnos propios de discoteca, y no me refiero exclusivamente a clubs góticos.

Si tuviese que destacar algunos temas, sin lugar a dudas destacaría los dos primeros del disco: “Nuclear Bitch“ y “Assasinate Me“. En el caso de “Assasinate Me“ nos encontramos tal vez con la canción de ritmo más techno-goth, con un estribillo endiablado y pegadizo a más no poder y destinado desde hace ya algunos meses a ser un himno en los clubs oscuros. Su perfecta combinación entre estrofas duras, sintetizadores en un segundo plano y estribillos melódicos son una delicia. Por su parte, “Nuclear Bitch” nos trae una enfermiza combinación de dance pop con sus maravillosos coros femeninos, un subidón techno en la seguidilla y una melodía a base de guitarras y rock gótico que definitivamente acaban por configurar un tema casi perfecto.

Si a eso le sumamos las versiones de “2nd Skin”, “Nowhere Girl” y un remix de “Assasinate Me“ a cargo de los veteranos KMFDM, tenemos un disco de lo más completo, y tal y como dije al principio del análisis, que supera a sus competidores por arriesgado, innovador y su total ausencia de complejos.


Lo Mejor: Aire fresco y atrevimiento a raudales. Varios temas con disposición a convertirse en himnos góticos.

Lo Peor: Puede resultar demasiado bailable y light para los seguidores más clásicos del género.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre