Life Begins Again
ZONA-ZERO
88
8 VOTOS
83
+
Jimmy Chamberlin Complex Life Begins Again
Publicación:
Marzo 2005
Sello:
Sanctuary / PIAS
Productor:
Jimmy Chamberlin, Billy Mohler
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. Streetcrawler
  • 02. Life Begins Again
  • 03. PSA
  • 04. Lokicat
  • 05. Cranes Of Prey
  • 06. Love Is Real
  • 07. Owed To Darryl
  • 08. Newerwaves
  • 09. Time Shift
  • 10. Lullabye To Children
  • 11. Lokicat (Reprise)

Miembros

  • Jimmy Chamberlin
  • Milly Mohler
  • Sean Woolstenhulme
  • Adam Benjamin
  • Billy Corgan
  • Rob Dickinson
  • Paul Chamberlin
  • Bill Medley

Análisis

por el 25 Mar 2005
1640 lecturas
Si se hiciese una lista de los grupos más importantes de los 90, con toda seguridad los Smashing Pumpkins estarían en los primeros puestos, por muchas razones. Su legado musical aún sigue muy vivo, a pesar de su disolución. Por suerte, la mayor parte de sus miembros, en vez de desaparecer de la escena musical para disfrutar de sus millones, han seguido adelante con otros proyectos en los que demuestran que el éxito de Smashing Pumpkins no era fruto simplemente del genio Bill Corgan, sino de la aportación individual de cada uno de sus miembros. Con la excepción de d’Arcy, de la que yo por lo menos no tengo noticias, el resto de calabazas han seguido brillando. James Iha ha logrado triunfar en A Perfect Circle, Melissa Auf Der Maur tras su paso por algunas de las mejores bandas de rock de los 90 parece haberse asentado como solista y Bill Corgan hizo sus pinitos en Zwan además de producir y colaborar con una infinidad de grupos. Pero en esa lista falta un miembro: Jimmy Chamberlin, el que fuese batería del grupo y uno de los mejores bateros de los 90. Pues bien, para aquellos que le echasen de menos, PIAS Records tiene el placer de presentar “Life Begins Again”, un disco de sospechoso título en el que Jimmy Chamberlin, bajo el grupo de nombre Jimmy Chamberlin Complex, muestra sus dotes no solo como batero, sino como compositor, productor y arreglista. Y lo mejor de todo es que no está solo, le acompañan genios del rock como el propio Bill Corgan, Rob Dickinson (Catherine Wheel), William Mohler, Sean Woolstenhulme (Lifehouse), Adam Benjamin, Bill Medley (otro Bill para la colección, en este caso miembro de Righteous Brothers) y Paul Chamberlin.

Con semejante colección de artistas trabajando en comunión, resulta difícil que el disco pueda ser malo, y evidentemente, no es así. “Life Begins Again” es un gran disco de rock, repleto de matices, influencias y sorpresas. Las 11 canciones (en verdad 10, ya que “Lokicat” aparece en dos ocasiones interpretada en primer lugar por Bill Corgan y después de forma instrumental) tocan casi todos los palos del rock contemporáneo, lo que hace que el disco resulte realmente variado, aunque sin perder un hilo conductor todos los temas: la batería de Jimmy Chamberlin. Volviendo a sus tiempos de aprendizaje, en los que básicamente tocaba jazz, Jimmy Chamberlin se olvida un poco del trabajo más roquero e intenso de su etapa con Smashing Pumpkins y crea ritmos jazzísticos que combina a la perfección con guitarras y bajos sacados de estilos tan dispares como el stoner rock, el progresivo, el AOR, el punk o el power-pop más alternativo.

Técnicamente el disco es muy bueno, pues la experiencia del batería se nota en la composición (en la que también ha participado Billy Mohler) y en la interpretación. No hay fallos de ningún tipo, tan siquiera la producción es capaz de empañar la labor musical de Chamberlin y compañía.

Otro aspecto muy a tener en cuenta es la lírica. Tal y como le sucedió a Bill Corgan en Zwan (donde también estuvo Chamberlin, aunque más bien en un segundo plano), las letras de “Life Begins Again” es bastante más espiritual y positiva que en su oscura y decadente etapa como Smashing Pumpkin.

En cuanto al sonido del disco, pues un poco de todo. Ningún tema es peor que el anterior o el siguiente, pero la gran amplitud de texturas y matices hacen del disco una obra impredecible y cargada de sorpresas. Encontramos por ejemplo temas como “PSA”, totalmente instrumental, el cual presenta un sonido más oscuro e inquietante que otras piezas del disco, donde la batería de Chamberlin es la protagonista absoluta, siempre bien acompañada por riffs sincopados de guitarra y un potente y arrastrado bajo, recordando en cierto modo a Porcupine Tree. “Life Begins Again”, tema que da nombre al disco, es bastante más guitarrero, y como se puede deducir por su título, imprime una dosis de energía positiva. Musicalmente es una pieza cercana al stoner rock, hecho al que contribuye en sobremanera la interpretación vocal de Rob Dickinson. A medio camino entre un tema de Foo Fighters y Queens Of The Stone Age, “Life Begins Again” está repleta de cambios de ritmo, fuerza y excelente instrumentación. “Lokicat”, tema ya mencionado con anterioridad, en su primera versión, aparece cantado por la aguda e inimitable voz de Corgan. Se trata de una pieza calmada y envolvente, con pequeños toques progresivos pero fácil de asimilar, donde destaca la batería, deliciosamente técnica y con un aroma jazzie muy agradable.

Tal y como sucedía con “Life Begins Again”, temas como “Newerwaves” o “Love Is Real” resultan más eléctricos y positivos. Mientras que la primera cuenta con Billy Mohler al micro y unos riffs de guitarra que oscilan entre las distorsiones imposibles y el punteo melódico y armónico, la segunda es mucho más pop y accesible, donde siéndole tema del disco en el que la batería de Chamberlain se aleja más del jazz para con menos técnica de la presumible, se dedica a imprimir ritmo y velocidad.

Aunque los temas ya citados resultan bastante interesantes y sorprendentes, el lado más experimental, en el que las composiciones se mueven entre el jazz, el progresivo, el pop, el punk e incluso algo de electrónica (recordando en ocasiones a grupos como The Mars Volta o Paatos) se encuentra en temas como “Owned To Darryl”, impresionante demostración de virtuosismo e impredecible composición, “Time Shift” o “Cranes Of Pray”.

“Life Begins Again” es, incluso conociendo el trabajo anterior de los músicos que participan, una auténtica y agradable sorpresa que se convertirá en imprescindible para los amantes del pop-rock más complejo, denso y experimental. Y lo mejor de todo: Jimmy Chamberlin ha logrado huir de la larga sombra de Smashing Pumpkins.


Lo Mejor: Disco sorprendente, repleto de experimentación y vrituosismo.

Lo Peor: Tal vez resulte un tanto denso y complejo para el público objetivo.
 


COMENTARIOS

5 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    AntonioCrash
    Este disco es una joyita semidesconocida. Muy recomendable. Instrumentalmente es impresionante.
  • 82 Muy Bueno

    smash-N
    muy interesante! me hacen falta escuchas ^^
  • 95 Muy Bueno

    Xaviman
    Se nota su carrera al lado de Billy.Todo se pega.
  • 89 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    mitp
    discazo
  • 80 Bueno

    LUX-OCCULTA
    Interesante!!
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre