sludge metal / noise rock / post-hardcore
 KEN Mode
Success
ZONA-ZERO
74
5 VOTOS
72
+
KEN Mode Success
Publicación:
Junio 2015
Sello:
Season of Mist
Productor:
Steve Albini
Género:
metal, punk-core, pop-rock
Estilos:
post-hardcore, sludge metal, noise rock

MEDIA

Tracklist

  • 01. Blessed
  • 02. These Tight Jeans
  • 03. The Owl...
  • 04. I Just Liked Fire
  • 05. Management Control
  • 06. A Passive Disaster
  • 07. Falling at Fun Since 1981
  • 08. A Catalog of Small Disappointments
  • 09. Dead Actors

Miembros

  • Jesse Matthewson: voz, guitarra
  • Shane Matthewson: batería
  • Skot Hamilton: bajo, voz

Grupos relacionados

Análisis

por el 08 Jul 2015
1401 lecturas
Resulta curioso a la hora de enfrentarse a este “Success” el saber que esta música salvaje procede de tres músicos con formación en el Royal Conservatory of Music, situado en Toronto. Lo digo porque, sin ser el primer grupo fundado entre partituras, no es en este caso su manera de tocar lo único que los convierte en una apisonadora de cemento (espeso pero imparable) sino su espíritu alocado y a ratos discordante.

Si bien muchas cosas suenan a experimento en este disco, como esa maravilla lynchiana llamada “Blessed” (final chirriante de violines) con la que se abre la veda, en otras ocasiones parecen estar en contacto permanente con la primitividad de muchos estilos engendrados en el Norte de América, desde el punk y el hardcore hasta el emo original, todo ello cediendo siempre el protagonismo al rodillo noise que lo abarca todo de principio a fin. Ejemplo claro es el segundo corte, “These Tight Jeans”, con ese estribillo machacón que nos hace olvidar cómo había comenzado todo esto.

Pese a ser la sexta publicación de KEN Mode, uno siente estar invadiendo terrenos oscuros y desconocidos. La opresión del noise-rock es lo que tiene. La voz rota y desquiciada, cual Jack Nicholson en “El Resplandor”, nos pasea por una locura de guitarras y de aporreo mental, eso sí, también con sus momentos más centrados, como la corta y directa “I Just Like Fire”, y cuyo riff chillón a lo Refused (antes de venderse, claro) se cuela en tu mente antes de que puedas darte cuenta. También “Management Control”, de letra reivindicativa, nos seduce desde el ritmo y no desde la potencia, con un in crescendo final que da frescura. En los detalles, en la aguja entre el pajar del ruido de riffs, está la miga de “Success”.

También Ian MacKaye y sus Fugazi parecen presentes en la memoria colectiva de este álbum, tanto en voz y letras como en lo musical. Como decíamos, de muchos lugares beben KEN Mode, pero en pocos se paran. Pero con el grupo de Washington DC es diferente, parecen compartir principios teóricos y también prácticos, aunque cada uno vaya a lo suyo. A ambos les gusta el caos ordenado y así lo hacen saber, con las diferentes ópticas de su estilo.

Como apuntes varios, cabe destacar la producción del omnipresente Steve Albini. Aunque pueda parecer cansino en estos días de conjunción divina entre Apple y ProTools, puede ayudar el observar quién produce qué disco. “Venerable”, de 2011, quizá el catalizador principal de la carrera de KEN Mode, y producido por Kurt Ballou, exhibe juventud en su sonido, escupe furia, y eso es algo predominante en todos los discos que Kurt produce. Hasta contaba a ratos con esos dejes tan stoner que tanto le gustan al músico de Converge. En este caso, y quizá también por el paso del tiempo, KEN Mode exhiben ahora una personalidad mucho más reforzada, y no precisan de ninguna producción tan reconocible a la par que poco meritoria como la que presentaron cuatro años atrás. Sin duda, un gran problema el de perder identidad, que se ha solventado aquí alimentando una alma propia y sin tener que usar un modus operandi ajeno. Nada que nos sorprenda viniendo del líder de la banda Shellac, con una experiencia abismal en cuanto a producir se refiere. Buena elección.

Llegado el final, la angustiosa y agonizante “Dead Actors” amarga la existencia del oyente, que ya ha hecho callo de sobra durante los anteriores 30 minutos delante del desvarío noise, y que ha caminado hacia la luz del sentido común musical. Y es que “Success” es todo lo contrario al éxito: mantiene a ralla todo lo que pueda oler a multi, a comercial o a dios sabe qué durante todo momento.


Lo Mejor: Convierte el noise-rock en algo muy disfrutable gracias a sus otras influencias.

Lo Peor: Hay momentos muy duros de pelar que pueden hacerte querer dejar el disco para otro rato.
 


COMENTARIOS

3 Comentarios

  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Mijail
    A falta de darle más escuchas creo que les ha salido bien la jugada con el cambio de sonido. En un principio me decepcionó precisamente por eso pero poco a poco va ganando.
  • 83 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Tromahawk
    Un grato refresco a su sonido. Ahí están esos regustos puntuales a Shellac, The Jesus Lizard, o incluso Slint...Muy bien, la verdad que el metraje me lo zampo en nada, y vuelvo a repetir.
  • 75 Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
    Creo que es muy buen disco, no he escuchado los anteriores más metaleros pero el rollete post-hardcore que le han dado a este "Success" me gusta bastante.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre