Adrenalina
ZONA-ZERO
65
5 VOTOS
65
+
Kaotiko Adrenalina
Publicación:
Abril 2008
Sello:
Oihuka
Productor:
Estudios Katarain
Género:
punk-core, nacional

Tracklist

  • 01. Adrenalina
  • 02. Alcoholemia
  • 03. Infancia
  • 04. Y tu que miras
  • 05. Oh Caroline!!
  • 06. Este muerto está muy vivo
  • 07. Paradisu taberna
  • 08. Buscando la mina
  • 09. Okupas S.A.
  • 10. Oculto sueño
  • 11. Tic-Tac
  • 12. Malas ideas
  • 13. Luna Rossa

Análisis

por el 15 Abr 2008
1130 lecturas
El punk ha dado mucho de sí en España, desde su introducción hace tres décadas: Eskorbuto, La Polla, Kortatu, Comando 9mm, Subterranean Kids o L’Odi Social, ya históricos, o aún activo Boikot, S.A. o Reincidentes. Soy de la opinión, por lo general de que el punk, en sentido ortodoxo, fue hijo de una época, como fueron muchos hechos históricos que hoy no tendrían encaje, como fue también la “transición” en España. Hoy, a mi manera de ver, inconcebible en el plano sociopolítico, aunque habría que vivirlo, seguramente, para entenderlo de una manera u otra. Y la referencia a ella, la Transición no es baladí, ya que fue este hecho, y la resistencia antifranquista que se produjo en ella la que activo la máquina del punk y la máquina del Estado que hoy aún dura. El punk nació con la democracia, y ambos términos han de ser reflexionados con urgencia ¿Por qué? Porque como le pasa a Kaótiko, aunque no es un caso flagrante, ni mucho menos, todas sus buenas intenciones, todo su mensaje puede quedar ensombrecidos por una urgencia, una seriedad, una coherencia que existía antes y que hoy existe, obviamente, pero de otro modo. Hoy vivimos en un mundo, mal que nos pese, globalizado, terriblemente desigual y los renegados musicales - como dicen Rage Against the Machine - deberían modificar sus consignas, si quiere ganar espacio, un espacio que empequeñece.

En el plano musical, Kaotiko, si bien, destacan por conjugar el punk rock californiano de Bad Religión y The Offspring, con el rock radical vasco – una etiqueta, dicha sea de paso, siempre muy cuestionable -. Es decir, han conseguido una producción bastante nítida, con un mensaje que intenta ser incisivo, unas, e irradiar optimismo, otras. En resumen, la sencillez brilla por encima de cualquiera cosa, como la tradición marca, aunque se lucen con algún solo marca de la casa, que ayuda y mucho a escuchar el disco. Las canciones son entretenidas y el disco se escucha rápidamente, pero me temo que no estamos ante el mejor disco de Kaotiko, pues ya en su anterior “Destino Escrito” se entendía un viraje de la nave, y por el momento aún están orzando en “Adrenalina”. Se entreve una duda metódica en “Y Tú Que Miras”, con ritmos más relajados, pero que suenan realmente personales, una reafirmación en “Oh Caroline”, con la inestimable ayuda del siempre simpático Evaristo, ahora en Gatillazo. El tema en euskera llamado “Paradisu Taberna”, suena realmente bien. Los animaría a más en un futuro. Cierra el disco “Lunna Rossa”, tema en italiano, con la invitación de Banda Bassoti, “una altra canzione degli partrigiani”.

Si ya me conocéis un poco, os voy a dar un dato más: soy de los que cree y piensa que la crítica nunca está de más. Hay que criticar para construir una filosofía, un mensaje, un discurso, un continuo coherente. Aunque, sea dicho de paso, la crítica también tiene sus inconvenientes ya que se tiende a hacer uso de ella, muchas veces, por intereses secundarios, es decir, para desviar la atención o atacar. Esto es la peor de las críticas: la destructiva. Una desvalorización más, que pensaría Nietzche, con toda probabilidad. Seguramente, en el día a día actual, sea mucho más necesario ver para adentro. Ya no criticar al vecino, mejor criticar al sujeto: a nosotros mismos. Hacer autocrítica. Pues, si cabe es más necesario una revolución intrínseca, que una al uso de los manuales de historia, con resultados, por lo general, bastante desastrosos. Y esto debería ser llevado a cabo tanto a nivel individual, como a nivel colectivo, como es el caso. Kaotiko deberían tener cuidado, con la responsabilidad que conlleva tener un discurso contestatario. No hay peor cosa que un discurso trivial. El sistema lo absorbe todo, hay que estar prevenidos.


Lo Mejor: Una producción cuidada. Temas con gancho y variedad asequible.

Lo Peor: Su mensaje, tan importante en el punk, podría ser más maduro. Aún así, se ven intentos de ir algo más allá que el panfleto.
 


COMENTARIOS

4 Comentarios

  • 60 Mediocre

    meneillos
    sólo por la fiesta de "Alcoholemia" ya merece la pena
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    ekonforever
    estoy de acuerdo con la crítica hace tiempo que no escuchaba nada de esta gente y me dieron gratis este disco hace poco. me puse a escucharlo y para mi sorpresa me enganchó bastante. cumple con su prometido: directo, fácil y adictivo. pedirles unas letras más coherentes o inteligentes pues ya sería pedirles demasiado...
  • 65 Bueno
    USER_AVATAR
    MaNuKN
    Algo había que hacer. Y creí que era perfecto para decir lo que pensaba sobre un movimiento al que le tengo un respecto sumo,
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    caba_rpm
    Muy buen reseña.Mejor que el disco, muchisimo mejor.. :)
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre