Viking
ZONA-ZERO
80
7 VOTOS
75
+
Lars Frederiksen & The Bastards Viking
Publicación:
Julio 2004
Sello:
Epitaph / Hellcat
Productor:
Tim Amstrong
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. Bastards
  • 02. S.P.D.
  • 03. Fight
  • 04. 1%
  • 05. Switchblade (Featuring Skinhead Rob)
  • 06. Marie, Marie
  • 07. Little Rude Girl
  • 08. Maggots
  • 09. Mainlining Murder
  • 10. For You
  • 11. My Life (Featuring Tim Armstrong)
  • 12. The Kids Are Quiet On Sharmon Palms
  • 13. Blind Ambition
  • 14. Gods Of War
  • 15. Streetwise Professor
  • 16. The Viking

Miembros

  • Lars Frederiksen
  • Craig Leg
  • Bastard
  • Skatty Punk Rock
  • Big Jay Bastard

Análisis

por el 02 Jul 2004
1599 lecturas
Vuelve uno de los personajes más carismáticos del punk: Lars Frederiksen. En esta ocasión no lo hace con Rancid, su archiconocida formación original, sino que por segunda ocasión lo hace acompañado de The Bastards, para dar forma a un álbum titulado “Viking”. Ya con el lanzamiento del espectacular primer trabajo en solitario de Larsk Frederiksen, quedó claro que este tipo tenía mucho que ofrecer al mundo punk. Sus límites creativos y su carisma necesitaban una vía de escape más allá de Rancid, y con The Bastards parece haber encontrado de nuevo la forma del éxito punk.

“Viking” sigue muy de cerca los patrones musicales marcados por Rancid, Dropkick Murphys o US Bombs, pero como una simple copia de lo que Lars ya había hecho junto a su inseparable colega Tim Amstrong no tendría sentido, Lars Frederiksen & The Bastards se atreven con elementos que difícilmente veremos en algún disco de las bandas anteriormente mencionadas. El ska y el odl school pierden fuerza mientras que las raíces oi! se crecen acompañadas por excelentes melodías, riffs muy roqueros e incluso por fragmentos de tonalidad soul, elemento que ya ha aparecido en algunos temas de Rancid, pero que en “Viking” cobra un especial protagonismo.

Tal vez “Viking” haya perdido algo de fuerza y gancho respecto a “Lars Frederiksen & The Bastards” (buen disco de nombre poco original…). Algunos temas de este trabajo no alcanzan el nivel de piezas excelentes como “Six Foot Five”, “Campbell California” o “Subterranean”, hecho que no quita que sigan manteniendo una notable cota de calidad y frescura como en el caso de la frenética y sucia carta de presentación del grupo, titulada “Bastards”, la más melódica “Switchblade” (en la que colabora Skinhead Rob) o “My Life To Live”, en la cual participa Tim Amstrong con su inconfundible voz y su guitarra ska-punk-reggae.

“Viking” por otra parte cambia un poco la temática de su predecesor y es que mientras que en “Lars Frederiksen & The Bastards” buena parte de las letras del disco estaban directamente inspiradas en la vida de excesos del propio Frederiksen y en su traumática infancia, aquí el lado personal queda relegado a un segundo plano, ya que el primero está ocupado por una temática más centrada en la fiesta, las chicas y la política. La composición pegadiza y de sonido retro “Marie, Marie” es un buen ejemplo de canción más fiestera y despreocupada, mientras que “Mainlining Murder”, “Blind Ambition” o “Gods Of War” son claros ejemplos de que por muchos años que pasen, Lars Frederiksen sigue siendo un rebelde con causa. Ni el dinero, la fama y algún que otro contratillo con una multinacional podrán jamás sofocar el punk incendiario que lleva dentro y que no se cansa jamás de golpear al sistema, aunque tampoco hay que olvidar que cada vez con menor intensidad.

Otro elemento destacable de “Viking” es la producción, la cual corre a cargo del omnipresente Tim Amstrong. El sonido de todo el disco es realmente bueno. A pesar del aire sucio y saturado de las guitarras, se nota que no es por dejadez sino por ganas de hacerlo así que el disco tiene dicho sonido, dotando de un ambiente extremadamente punk a cada uno de los 16 que forman este trabajo. Pero no todo iba a ser blanco. El que Tim Amstrong participe tan directamente del disco provoca que en muchas ocasiones la semejanza a Rancid sea excesiva, algo nada malo, pero tratándose de un proyecto paralelo, tal vez un sonido más personal habría sido más acertado. Sea como fuere, “Viking” es un gran disco de punk, con muy buenos temas interpretados por los nada ilegítimos The Bastards y por supuesto por Lars Frederiksen, ese viquingo moderno que en vez de con espadas lucha con guitarras.


Lo Mejor: Punk con influencias varias, pegadizo y muy bien producido.

Lo Peor: Suena demasiado a Rancid, algo nada malo pero que sí resta originalidad.
 


COMENTARIOS

3 Comentarios

  • 65 Bueno
    USER_AVATAR
    hollow_life
    Lo mejor la producción, como dice el análisis. No me tira mucho el punk pero se nota que hay experiencia y saben lo que hacen.
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    jimjav
    disco normalucho, no me llega demasiado
  • 70 Bueno

    PcPunk
    Son buenos, pero la verdad que para escucharlos a ellos prefiero a Rancid, esto ni siquiera parece un grupo paralelo
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre