progressive rock / alternative rock
 Lycosa Tarantula
Que Nadie Se Esconda
ZONA-ZERO
70
2 VOTOS
70
+
Lycosa Tarantula Que Nadie Se Esconda
Publicación:
Enero 2013
Sello:
Autoeditado
Productor:
Ruboh, Lycosa Tarantula
Género:
pop-rock, nacional
Estilos:
progressive rock, alternative rock

Tracklist

  • 01. Virtual
  • 02. Microscópico
  • 03. Combustible
  • 04. El primer intento
  • 05. La inyección
  • 06. Pirámides
  • 07. El estúpido gesto
  • 08. Escombro y soledad
  • 09. Laberintos de la razón
  • 10. Brújulas
  • 11. No tengas miedo a los disparos

Miembros

  • Dani: voz, guitarra
  • Villar: guitarra
  • Vito: guitarra
  • Fer: bajo
  • Jose: batería, voz

Análisis

por el 06 Mar 2013
1738 lecturas
Hoy por hoy, la naturaleza selvática del mundo del rock empuja a muchos grupos a difuminarse y camuflarse en propuestas clónicas para no ser devorados por el riesgo. Existen, sin embargo, unas pocas bandas que buscan lo que toda especie debe buscar para sobrevivir, un nicho propio. Intransferible. A veces está donde nadie llegó antes, en lo extremo. Otras, como el caso que nos ocupa, consiste en coger un poco de aquí y un poco de allá, para hospedarse en esos terrenos baldíos, sin propiedad ni referencias que se encuentran entre géneros más o menos próximos. Y no, Lycosa Tarantula no inventan nada nuevo, es cierto, pero sí que son capaces de tener un estilo definido, con sus pros y sus contras, a medio camino del rock alternativo puesto tan de moda por Foo Fighters y el desarrollo estructural del metal progresivo, en la onda de Morgana vs Morgana, por poner un ejemplo patrio.

Su principal virtud es que se les nota cómodos en esa amalgama. Suenan homogéneos y ofrecen algo suficientemente distinto como para merecer la pena la escucha. Claro, que a veces estar en tierra de nadie provoca un efecto nocivo, no dejando plenamente satisfecho a nadie. Me extenderé sobre esto. Once cortes, hora y diez. Eso es una media de minutos bastante alta. Si buscas algo directo y sin rodeos no es lo más apropiado. La otra cara de la moneda, la progresiva, pide algo más que unas cuantas secuencias de acordes o riffs más o menos agradables que no llevan a ningún sitio. No puedo decir que hagan algo mal, pero definitivamente hay muchas partes que no enganchan lo suficiente como para justificar su aparición en canciones que por otro lado tienen muchos elementos positivos.

Vamos con lo bueno entonces. ¿Las letras? Bien, llegan, tienen mensaje suficiente y están muy bien llevadas, con fraseos y estribillos que se pegan y sin las cutreces a las que acostumbramos por estas latitudes. La dinámica de los temas es fantástica, dando respiro suficiente para no saturar pero con fuerza si la situación lo requiere. Debo destacar la variedad en el trabajo de guitarras, con un repertorio de arpegios, acordes abiertos o riffs cortantes que lleva en volandas a una voz poderosa, con algunas cositas que pulir para mi gusto (ciertos dejes, un pelín sobreactuada…) pero que tiene personalidad, ojo, que es básico.

Aunque haya que dedicarle algo de tiempo, “Que Nadie Se Esconda” es un trabajo más que digno y que encuentra muy bien su sitio en un estilo colapsado. No debemos dejar que unos pocos detalles nos impidan disfrutar de este bosque lleno de vida.


Lo Mejor: Muchas buenas ideas.

Lo Peor: Demasiados minutos sin sentido.

COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre