thrash metal / heavy metal / noise rock / art rock / experimental metal / hard rock
 Metallica
Hardwired...to Self-Destruct
ZONA-ZERO
75
29 VOTOS
71
+
Metallica Hardwired...to Self-Destruct
Publicación:
Noviembre 2016
Sello:
Blackened
Productor:
Greg Fidelman, James Hetfield, Lars Ulrich
Género:
metal
Estilos:
thrash metal, heavy metal

Tracklist

  • Disco 1
  • 01. Hardwired
  • 02. Atlas, Rise!
  • 03. Now That We're Dead
  • 04. Moth Into Flame
  • 05. Dream No More
  • 06. Halo On Fire

  • Disco 2
  • 01. Confusion
  • 02. ManUNkind
  • 03. Here Comes Revenge
  • 04. Am I Savage?
  • 05. Murder One
  • 06. Spit Out The Bone

  • Disco 3 (Deluxe Edition)
  • 01. Lords of Summer
  • 02. Riff Charge (Riff Origins)
  • 03. N.W.O.B.H.M.A.T.M. (Riff Origins)
  • 04. Tin Shot (Riff Origins)
  • 05. Plow (Riff Origins)
  • 06. Sawblade (Riff Origins)
  • 07. RIP (Riff Origins)
  • 08. Lima (Riff Origins)
  • 09. 91 (Riff Origins)
  • 10. MTO (Riff Origins)
  • 11. RL72 (Riff Origins)
  • 12. Frankenstein (Riff Origins)
  • 13. CHI (Riff Origins)
  • 14. X Dust (Riff Origins)

Miembros

  • James Hetfield: guitarra, voz
  • Kirk Hammett: guitarra
  • Robert Trujillo: bajo
  • Lars Ulrich : batería

Análisis

por el 28 Nov 2016
1748 lecturas
El día ha llegado. El nuevo disco de la banda más amada y odiada del planeta está aquí. 8 largos años de espera que se han hecho interminables tanto para el fan incondicional que es capaz de seguir defendiendo un truño del tamaño de "Lulu" con tal de que no le quiten el carnet de socio vitalicio, como para el auténtico hater, ese ser capaz de valorar un disco sin tener que escucharlo con el único objetivo de echar toda la bilis posible en la pantalla de su ordenador.

Pero bueno, empecemos por el principio, que en los tiempos que corren y con una banda del calibre de Metallica no es otro que el día de la filtración del primer tema. "Hardwired" sorprendía de repente (además de por no haber apenas info sobre el disco) por su sencillez y brevedad, por ser una vuelta a sus raíces ochenteras y también por un sonido mucho más decente al que nos solían tener acostumbrados últimamente. No estaba mal para empezar, aunque viendo el minutaje del disco estaba claro que esta iba a ser la excepción que confirmara la regla. "Moth Into Flame" era el segundo tema en ver a la luz, y en efecto se trataba de un tema extenso pero con unas guitarras heavies que hacían levantarte de la silla y un estribillo muy rescatable. "Atlas, Rise!" seguía el mismo patrón, con los típicos cambios de ritmo de los actuales Metallica pero con momentos realmente álgidos. No suelo destacar minutos o segundos concretos, pero me imagino que el pasaje que va del 4:25 al 5:00 es un buen ejemplo de lo que llevaban queriendo componer desde hace años y no había manera.

Tres canciones que dejaban sensaciones muy positivas y lo que es más importante, ganas de escuchar este "Hardwired... To Self-Destruct" al completo. Casi 80 minutos distribuidos en dos discos bien diferenciados y en donde "Now That We´re Dead", primera canción "inédita" como quien dice, empieza a dejar detalles novedosos respecto a los adelantos. Un riff lento y poderoso se apodera de un tema totalmente noventero que podía haber estado perfectamente en la cara B de cualquiera de los "Loads". Además, merece la pena solo por escuchar al cuarteto dejándose llevar (por fin) en un terreno donde juraría se sienten más cómodos. Aún no hemos alcanzado el ecuador del primer disco y ya está una cosa clara, vamos a hacer un recorrido por todas las etapas de Metallica. Seguimos con una majestuosa "Dream No More", que ralentiza aún más el tiempo en una canción pesadísima y con ciertas reminiscencias a Black Sabbath y su propio Black Album en el grosor de las guitarras para acabar con otro de los cortes más completos del trabajo, "Halo On Fire". Típica entrada de los de San Francisco alternando el medio tiempo con la contundencia y con un solo cambio de ritmo relevante hacia mitad de tema (¿casualidad que de esta manera el tema fluya mucho mejor a pesar de tratarse del más largo?) que desemboca en dos de los minutos más épicos del disco. Notable alto para la primera parte de un disco que no merecía otro final.

Lástima que con el segundo la erección que tantos años ha costado conseguir se convierta en un auténtico gatillazo. “Confusion” es otro corte denso y pesado (y una entrada que casi plagia la de "Am I Evil?") que puede salvarse de la quema, pero cuando ves que va cayendo tema tras tema sin ningún tipo de emoción, repitiendo esquemas y patrones, y que lo más reseñable de "ManUNkind" sea un video bastante resultón reconociendo a Mayhem o el tributo hacia Lemmy en "Murder One" (ya se merecía algo mejor el hombre), es inevitable que no te invada esa sensación agridulce y de que todo pareciera demasiado bonito. Por suerte, y siguiendo con ese auto-homenaje de su propia discografía van a cerrar con el tema más rápido de todo el trabajo, "Spit Out The Bone". Hasta ahí todo entra dentro de lo habitual, lo sorprendente es que sea el tema más thrasher desde "Dyers Eve". De justicia es decir que después de aquél disco dirían un adiós casi definitivo al estilo que ellos mismos hicieron popular, pero también lo es hacer memoria y pensar que ya han pasado 28 años. Solo una parte central que sigue con los cambios de ritmo insustanciales del "Death Magnetic" restan potencial a un tema absolutamente demoledor, de los que no avergüenza decir "sí joder, han vuelto". Una lástima que para esto haya que tragarse un segundo disco bastante insípido.

Hablar de luces y sombras en un disco de los actuales Metallica no debería sorprender a nadie a estas alturas, pero es una pena que algunos de los mejores momentos de los últimos 25 años se vean ensombrecidos por otros mucho menos brillantes en lo que podía haber sido, esta vez sí, una vuelta sin discusión.



Lo Mejor: El primer disco y "Spit Out The Bone". Momentos puntuales que recuerdan a los mejores Metallica de los 80 y 90.

Lo Peor: Siguen tropezando en los mismos errores. Relleno, exceso de minutaje y copia-pega que inunda, sobre todo, un segundo disco plano y aburrido.
 


COMENTARIOS

9 Comentarios

  • 63 Bueno
    USER_AVATAR
    txiki
    Si no hubieran tenido ese ansia de meter tantas canciones y hubieran hecho un solo disco les hubiera quedado de notable alto...pero el segundo cd tiene tanto relleno para mi gusto que se hace muy pesado escucharlo del tirón. No por mucho material que ofrezcas vas a tener más contento al fan...
  • 21 Malo
    USER_AVATAR
    QaZ_WsX
    Una pena
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    DavyGrolton
    Primer disco notable alto, el segundo..¿Pero qué...? Aún así, menos de un 7 me parece mal, pero todo se lo lleva el primer disco. El segundo no lo escucharé nunca más.
  • 40 Malo

    hypermessiah2
    Olvidable. Mejor no lo hubieran sacado. O que hubieran sacado un EP con 4 o 5 canciones, a lo mejor hubiera quedado mejor. 8 años esperando a ver la continuación de las buenas maneras del Death Magnetic para nada. En fin.
  • 50 Mediocre
    USER_AVATAR
    torso
    Una de cal y una de arena...disco de tres escuchas y a olvidar
  • 65 Bueno
    USER_AVATAR
    Pachi67
    Todo muy oído, mascado, predecible y trillado. Una especie de cóctel del trash de los magníficos primeros cuatro discos y el estilo del negro, Load y Reload. Pero antes lo hacían mejor. Además de estirar temas con giros forzados cuando en la mitad hubieran quedado mejor. Se me hace largo, irregular y tedioso. El único tema que me ha hecho prestar atención ha sido Halo on Fire.
  • 85 Muy Bueno

    Félix Arandilla Hernando
    Discazo, a la altura del disco negro
  • 85 Muy Bueno

    Kike Reyes
    ...aceptando que cada uno piensa lo que quiere, no entiendo estas críticas tan negativas a este disco...evidentemente no es el mejor disco de metallica...pero tiene canciones muy buenas y sigue la senda que ya marcaron con death magnetic...un disco de notable alto
  • 15 Horrible

    kokokos
    Malo a rabiar, con riffs bien malos, el disco se hace muy monótono y aburrido, y para que todavía lo sea más, las canciones son bien largas. Después de St Anger este es su peor disco, tantos años para esto, que decepción...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Febrero