noise rock / art rock / experimental metal / heavy metal / thrash metal / hard rock
 Metallica
St. Anger
ZONA-ZERO
80
128 VOTOS
53
+
Metallica St. Anger
Publicación:
Junio 2003
Sello:
Elektra / Vertigo
Productor:
Bob Rock, Metallica
Género:
metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Frantic
  • 02. St. Anger
  • 03. Some Kind Of Monster
  • 04. Dirty Window
  • 05. Invisible Kid
  • 06. My World
  • 07. Shoot Me Again
  • 08. Sweet Amber
  • 09. Unnamed Feeling
  • 10. Purify
  • 11. All Within My Hands

Miembros

  • James Hetfield: voces, guitarra
  • Kirk Hammett: guitarra
  • Robert Trujillo: bajo
  • Lars Ulrich: batería

Análisis

por el 17 Feb 2006
7511 lecturas
Ya está aquí uno de los discos más comentados y esperados de los últimos meses: “St. Anger” de Metallica.

Los inventores del metal tal y como lo conocemos en la actualidad, que tras “Master of Puppets” y el “Black Album” se convirtieron en los reyes del rock, se pasearon con la saga “Load” / “Reload” por géneros más calmados y tradicionales como el rock de los setenta, el grunge y el rock sureño, pero según la banda, eso solo fue una etapa para poder volver a la rabia y furia musical que supone este disco “St. Anger”.

Muchas cosas han pasado desde que Metallica confirmó a finales del 2001 que iban a volver a los estudios para grabar un nuevo disco, y todas estas circunstancias y hechos han sido los que han inspirado en parte la música del disco a comentar. Para empezar, problemas internos hicieron pelear la estabilidad de la banda, incluso aparecieron rumores de separación, y aunque no llegó a esos extremos, los problemas de grupo si que terminaron en la ruptura del cuarteto que había perdurado por 20 años, y Jason Newsted, el bajista, se fue. Entonces, a pocas semanas de empezar la composición y grabación, la banda se lanzó en busca de un nuevo bajista, pero como ya habían contratos firmados con Universal / Sony Records, se tuvieron que meter al estudio sin bajista. Este rol fue cubierto sorprendentemente por el productor del disco: Bob Rock, aunque los problemas no habían hecho más que comenzar.

Finalmente, con tan solo algunas canciones compuestas, James Hetfield fue internado en un hospital debido a sus problemas con el alcohol. Pero las ganas de este por rockear, le ayudaron a superar su problema en menos de seis meses, y con un gran número de vivencias, pudo volver al estudio con sus compañeros y componer más y mejores canciones, hasta llegar a un total de ¡40 temas! De estos 40, finalmente seleccionaron 11, los que forman “St. Anger”.

El disco está repleto de momentos de intensidad, de poder, de suciedad y agresividad como en los viejos tiempos de “Kill’m’All”. A mi parecer, toda esta potencia sonora, resulta en cierto punto “forzada”, y es que creo que las presiones de los medios y los fans, obligaron a Metallica a reinventarse. Se les criticó (yo creo que sin razón) por sus pasajes más experimentales, y es que aunque se alejaban del trash, el speed y el hard rock que ellos habían inventado, a muchos fans no les había gustado sus coqueteos con la melodía y las power ballads, el desert rock o el hard rock clásico. Aun así, en este disco, con un poco de atención, Metallica mete fragmentos de intensidad mezclados con otros géneros, que dan mayor variedad al disco.

Continuando con la historia de este disco, el penúltimo capítulo fue la contratación de un buen amigo de la banda como bajista, el ex – Suicidal Tendencies y ex – Ozzy Osbourne, Robert Trujillo. El nuevo bajista, siendo menos técnico que Newsted, dotó a la banda de una agresividad y potencia esencial para llevar con éxito este nuevo disco a los escenarios. Precisamente han sido los escenarios, los protagonistas del último culebrón Metallica, y es que sus compañeros de cartel (Linkin Park, Limp Bizkit, Deftones, Jurassic 5 y Mudvayne) en el Summer Sanitarioum Tour 2003, hicieron que Newsted les criticase duramente, y con ello fomentase la polémica, aunque finalmente se retractó de sus declaraciones.

Así llegamos al día 5 de junio, día del lanzamiento del disco, sorprendentemente 5 días antes de la primera fecha oficial, que era el día 10 de julio. ¿A que se debió este adelanto? Según el comunicado oficial de la banda, a que la presión de medios y fans pudo con las intenciones de la discográfica; según mi parecer como estudiante de comercio, esto no fue más que una estrategia de marketing para ganarse a algunos fans y para crear mayor expectación mediática, porque sinceramente, dudo mucho que un lanzamiento mundial, si no está todo planeado con varios meses de antelación, pueda realizarse en un plazo menor al convenido. Pero eso es lo de menos, no nos importan las estrategias comerciales, sino la música, y a eso vamos ya.

El disco es de principio a fin un cúmulo de todos los ingredientes que hicieron grandes a Metallica, con ciertos retoques para que el grupo suene más novedoso y moderno. Y aquí es donde está el mayor error del disco. ¿Por qué? Pues porque en su intención de demostrar que sí son los más grandes, han intentado hacer de todo, y ahí han ganado batallas en frente de otros grupos, pero han perdido otras tantas. Me refiero a que los momentos más hardcore del disco, pueden recordar al “Toxicity” de System of a Down, y aquí el grupo de origen armerio les ha ganado. Otra derrota ha sido la voz de Hetfield, y es que una cura de rehabilitación implica vicios, y los vicios implican un daño permanente, que han afectado a la voz del cantante, no dejando que grite tanto como le habría gustado ni que suena tan poderosa como en “Enter the Sandman” o “Fuel”.

La primera canción del disco, es “Frantic”, demostración de lo que será el resto del disco. Mucho caos controlado magistralmente por el grupo, que tiene siempre como protagonista la batería de Lars Ulrich marcando el ritmo, y después, riffs rapidísimos y pesados, tan impresionantes como los que convencieron a medio mundo con sus primeros trabajos. Las letras siguen siendo las de siempre: violentas, depresivas, rabiosas y repletas de frases y coros contundentes, que te golpean tan solo oírlas. A esta buena canción, le sigue la que pienso es la mejor del disco, primer single y también la que da nombre al disco: “St. Anger”. Con un remix para radio y televisión, de menor duración, la canción lleva convenciendo adeptos y nuevos sectarios desde hace un par de semanas, con el ya famoso videoclip grabado en San Quintín. La canción que dura 7:21, empieza con un sonido muy trash que se va compaginando el protagonismo con el hardcore. Mención especial hay que hacer del doble bombo de Ulrico, que está a gran nivel. ¿Qué no había melodía en este disco? Pues Metallica se las han apañado para crear unos fragmentos calmados y de alta emotividad, que a penas duran 10 segundos, pero que hay están, para dar paso al hardcore y la violencia del sonido Metallica 2003. Como muchos habréis leído en la web recientemente, el guitarrista del grupo, Kirk Hammet, dijo que no habían metido solos de guitarra porque no quedaban bien, y escuchando estos dos temas uno se da cuenta del por qué.

No es normal encontrar canciones de más de cuatro minutos y medio en los discos actuales, pero Metallica también vuelve a los orígenes en este aspecto, y mete temas de 6, 7 y 8 casi 9 minutos, lo que hace que con solo 11 canciones, el disco se vaya a los 75 minutos (exactamente dura 1 hora, 15 minutos y 3 segundos). El tercer tema es el segundo más largo, y se titula “Some Kind of Monster”, toda una muestra de buena instrumentación, y es que los dos primeros minutos funcionan sin voces, tan solo escuchamos batería, guitarras y bajo, menos veloces y hardcore que en los anteriores temas, mucho más pesados y violentos. Para que os hagáis una idea, suena similar a “Master of Puppets”. La lírica rescata del baúl de los recuerdos esas canciones heavies que en los 70 consternaron la religión constumbrista, introduciendo mensajes más o menos subliminales en referencia al diablo. Aquí no es que hable del diablo, pero si del monstruo interior que todos llevamos dentro. No es que la letra resulte especialmente complicada, pero sí que rescata la lírica del metal tradicional.

Con una duración más moderada, llega “Dirty Window”; una canción veloz sin ningún tipo de pausa, realmente difícil de seguir. Pesada al mismo tiempo, nos trae ciertos sonidos punk camuflados en los riffs de guitarra, los mismos sonidos que en la California de principio de los 80 dio origen al trash metal. Aquí Metallica recupera la música de esa época: trash punk metal, aunque mucho más depurada y técnico que en de aquellos años. “Invisible Kid” son ocho minutos y medio de guitarras hard rock, doble bombo trash y un bajo muy intenso, como sacado del heavy metal. En esta canción, la voz de Hetfield se desgarra, tanto en los pasajes más melódicos como en los más agresivos. Hasta se escuchan susurros, que siguen sonando a voz rota por la rabia, la santa ira que da nombre al disco.

“My World” por el contrario es una canción con muchos más matices, algo así como la ya comentada “St. Anger”, aunque más pesada. Encontramos un sonido también más actual en los riffs de guitarra, aunque la voz de Hetfield suena más a hard rock. Entre descarga de energía y descarga de energía, encontramos melodía de cadencia sonora, guitarras, batería y bajo que multiplican su peso por mil, se hacen lentos y duros, dando paso de nuevo con unos quiebres solo a la altura de los mayores maestros. Otro detalle interesante es el escuchar a Hetfield en mitad de la canción, berreando, poniendo voz gutural y salvaje, algo que sinceramente ya no esperaba de él, y mucho menos habiendo escuchado los 5 primeros temas. Pero ahí está.

“Shoot Me Again” es una canción con algo más de experimentación en las distorsiones de guitarra, en los dobles coros (Hetfield cantando con una segunda voz remasterizada de fondo que le sigue como si fuese su sombra). La canción tiene una composición muy interesante, y es que es variada en cada uno de sus distintos momentos. Primero uno en el que los fragmentos de caos se convierten en pasividad sin tiempo a darte cuenta, después lo más sorprendente: un pseudo rapeo por parte de Hetfield, que en esta canción canta mejor que en cualquier otro tema del disco. Después llega un fragmento de violencia y hardcore, un quiebre, otro fragmento más tranquilo, otro pseudorapeo y finalmente la historia se repite, y es que 7:10 dan para mucho. “Sweet Amber” repite otra vez esa fórmula de rabia que pasa sin aviso previo a melodía.

“The Unnamed Feeling” es un tema con más ambiente, creados en su mayoría por las distorsiones de la segunda guitarra, que aquí corresponde a Hammet, mientras que Hetfield lleva el peso de los riffs. Sorprende la voz distorsionada, que suena a infernal y a oscura, demostrando que a pesar de llevar el disco el nombre de “un santo”, ellos siguen siendo precursores del mal. Los pasajes más tranquilos y melódicos de la canción, recuerdan mucho al rock sureño que muchos criticaron, pero es que una canción que habla del sentimiento de sentirse morir, es necesario aunque sea una pizca de emotividad, y esa se consigue con esos fragmentos.

Llegamos a la recta final, a las dos últimas canciones: “Purity” y “All Within My Hands”. La primera es más pesada y cercana al metal de principios de los 90, me estoy refiriendo a ese sonido casi sin pulir, sucio, agresivo, pesado y violento que inventaron Metallica y que más tarde consagró a Pantera, Slayer o Biohazard. La segunda con casi nueve minutos de recorrido, Metallica finaliza este disco. Es una buena canción, compuesta para concentrar todo lo que ha sido este disco en un solo tema. Por eso no es extraño que os diga que hay experimentación primer, melodía (de altísima calidad) después, hardcore violento, guitarras distorsionadas, hard rock y todo tipo de voces: la más profunda y sentimental en los momentos melódicos, desgarrada en los fragmentos hardcore, gemidos, susurros, voces guturales y la más heavy hacia el final.

Metallica ha vuelto y lo ha hecho por todo lo alto, con un disco producido y mezclado sin escatimar medios, tal vez porque todo el mundo ya sabía que su vuelta iba a suponer un éxito asegurado, como ha confirmado la revista Billboard recientemente, confirmando su número 1 con más de un millón de copias al por menor.

También comentar que el disco tiene una calidad de sonido impecable, y que tanto el estuche en el que viene, como la portada, contraportadas y libritos del interior, son realmente buenos, de mucha calidad y “buen gusto”, teniendo en cuanta que hablamos de metal, por lo tanto esperad encontrar un monstruo en la contraportada y en portadas interiores, y un ángel vendado y encadenado en las portadas interiores y el librito con las letras del disco, dibujos y frases del grupo. A parte de todo esto, le suma puntos el incluir un buen DVD – reportaje sobre el grupo y la grabación del disco (todo en un perfecto inglés), links para su web oficial, algunos secretos como un trailer del videojuego de pelea de coches inspirado en Metallica (que incluirá su música) y algunas cosillas más.

El disco no dejará indiferente a nadie, por lo que estoy seguro de que la nota que le ponga a muchos les gustará y a otros tantos les parecerá mal, pero esto no es más que un análisis, la decisión final como siempre es vuestra.


Lo Mejor: Furia y rabia nota a nota.

Lo Peor: La producción
 


COMENTARIOS

93 Comentarios

  • 10 Horrible

    kokokos
    Menudo disco, no lo puedo acabar de escuchar sin tener mal de cabeza, las baterías suenan peor que lamentables, deberían haber hecho caso al padre de Lars y borrar todo el disco, pero ya no están a tiempo...
  • 1 Horrible
    USER_AVATAR
    Mijail
    Jajajaja.
  • 35 Malo

    javi_5150
    Pésima producción del cd tanto que Lars Ulritch rompe la cabeza. No obstante las canciones Frantic i St Anger no estan mal.
  • 84 Muy Bueno

    Pantera
    Pues esta bastante bien el disco, no se pk se les critica tanto, me parece de puta madre k hagan lo k les salga del neper
  • 71 Bueno

    meneillos
    esencialmente, de acuerdo con Khaoz
  • 84 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Khaoz
    Cambiando mi puntuación después de rescatar el disco, he de decir que no estoy de acuerdo con la crítica sobre todo en 2 puntos. En lo forzado que dice ser la ira que desprende, ya que me parece un disco super crudo y sincero. Y ya más sangrante, que diga que Newsted es más técnico que Trujillo... en fin...
  • 40 Malo

    Demonaz
    Sólo tres cosas: Hablas de muchos estilos de música menos de lo que es el disco; nu metal. ¿Newsted más técnica que Trujillo? Por favor, es thrash no trash (esto último significa basura).
  • 70 Bueno

    Jizzlobber
    Bah, lo fácil es tirar mierda al disco por parte de los "trues" y toda esa calaña. Y luego que si la producción. Creo que ellos quisieron hacer esto. No es un disco redondo, ni qué decir que probablemente se sitúe como último lugar en su discografía. PEro señores, siendo así, yo lo encuentro disfrutable, separando el contexto del disco con el resto de su carrera. Igualmente seré un tío raro, o no sé, a mí es que me gustan TODOS SUS DISCOS (época Loadera en adelante incluso). Lo único que me da por culo es el S&M. En fin, si tanto echais mierda, siempre os quedarán los discos de los 80 no? pues anda, a por ellos.
  • 25 Malo
    USER_AVATAR
    binladiya
    Creo que no he sido capaz de escucharme este disco ni una sola vez entero. Es un disco con una producción pésima y realmente caótico, es como si fuera una recopilación de varios grupos sin ton ni son. Sólo se salvan St. Anger (un temazo, para ser sincero) y Some kind of monster, lo demás, para mi gusto es bazofia. Trataron de volver a lo que hacían antes pero fracasaron estrepitosamente, el Load y el Reload les dan 10000 vueltas a éste. Menos mal que con Death Magnetic arreglan un poco el entuerto...
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    Dark_Shade
    el disco nu metal de metallica.
  • 30 Malo

    slipkboy
    Este no el grupo que me introdujo en el metal, con Death Magnetic lo remendaron por suerte! Que demuestren que no son solo animales de directo.
  • 45 Mediocre
    USER_AVATAR
    Shn_Metal
    Producción pésima, la batería, la voz de Hetfield, la falta de solos, la estructura repetitiva y cansina de las canciones...Menos mal que se han quitao la espina con Death Magnetic...
  • 20 Horrible

    sergiojleal
    ¿Como es posible que la banda mas grande de la historia haya quedado en esto? La unica salida despues de caer tan bajo en los años 90 con esas dos mierdas de discos para adolescentes era pegar un giro completo y asi lo han hecho. Es de agradecer que se alejen de aquellos tiempos. Pero por desgracia queda claro que Metallica no son buenos en el nu-metal (creo que es algo asi lo que suena) Hetfield no sabe cantar esto, lo hace mal, no tienen un bajo decente y bateria se ve que no tenian niguna a mano y usaron una lata de esas grandes de pintura. Lo unico bueno que le veo a este disco es la velocidad, si es que eso es algo bueno, y el intento por hacer algo distinto y de nuevo cañero. En mi opinion todo esto solo destruye el gran mito que fue Metallica y no entiendo que necesidad tenian de hacer esto a todos los que amabamos su musica. Es una gran decepcion como lo fueron los "load". Ahora mas que nunca podemos decir que Metallica murieron hace muchos años.... que nos hagan un favor a todos y a ellos mismos y no saquen mas discos. Un saludo.
  • 80 Bueno

    rickymetal
    a mi lo unico k no m gusta d este disco es la abetria. por lo demas me encanta. esa rabia que desprende y ademas tiene unos riffs.. aunk el bajo es una mierda ya que lo hizo el pringao de bob rock
  • 10 Horrible
    USER_AVATAR
    jack_daniels
    que usan de bateria? Una lata de atun?
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre