death metal / brutal death metal / technical death metal
 Nile
What Should Not Be Unearthed
ZONA-ZERO
82
2 VOTOS
79
+
Nile What Should Not Be Unearthed
Publicación:
Agosto 2015
Sello:
Nuclear Blast
Productor:
Neil Kernon
Género:
metal
Estilos:
brutal death metal, technical death metal, death metal

Tracklist

  • 01. Call to Destruction
  • 02. Negating the Abominable Coils of Apep
  • 03. Liber Stellae - Rubaeae
  • 04. In the Name of Amun
  • 05. What Should Not Be Unearthed
  • 06. Evil to Cast Out Evil
  • 07. Age of Famine
  • 08. Ushabti Reanimator
  • 09. Rape of the Black Earth
  • 10. To Walk Forth from Flames Unscathed

Miembros

  • Karl Sanders: guitarra, bajo, voz, teclados, baglama, saz, bouzouki
  • Dallas Toler-Wade: guitarra, bajo, voz
  • George Kollias: batería, percusión

Análisis

por el 02 Sep 2015
1233 lecturas
Karl Sanders está muy cabreado. Y os podéis imaginar lo que eso significa para una banda como Nile: más aniquilación, más brutalidad… En definitiva, más Nile que nunca. Y es complicado a la par que demasiado simple empezar así el análisis de un disco, pero su calidad y las tropelías que han inspirado en gran parte a estas canciones bien lo merece.

Por una vez, un álbum de estos amigos del armageddon comienza desde el primer tema con una dirección y sentido claros, y no como parte de una pieza más del engranaje o una porción más de su conjunto (los ejemplos más claros son sus primeros discos, todo un viaje por ese Egipto maléfico y sufrido). Y es que la inicial “Call To Destruction” está colocada en primera posición porque fue más que probablemente creada a modo de llamamiento. Al igual que los del Estado Islámico suben sus vídeos pomposos y amenazantes como pura propaganda, Karl Sanders ha debido de pensar que ha llegado el turno de esas personas que aman la historia para que se indignen y se levanten en pie de guerra contra quien osa destruirla y encima saca una tajada mediática de ello. De manera irónica, y como si del más radical de los fundamentalistas islámicos se tratara, insta a destruir toda señal de historia humana o divina presente en suelo musulmán; ordena derribar y acabar con cualquier símbolo espiritual que no se rija con las normas islámicas. En definitiva: la historia no cabe aquí, entre radicales religiosos. La única historia somos nosotros o nosotros.

Si cada pequeña porción de música que Nile realiza está cargada de historia antigua, rabia y apocalipsis a raudales, el haber introducido una gran cantidad de odio en “What Should Not Be Unearthed” no ha hecho más que azuzar a la bestia y sacar lo mejor de ella misma. Si el primer tema muerde en sus letras, en su death rápido y seco no lo hace menos. En “Negating The Abominable Coils Of Apep”, ya de vuelta a esa historia mística, acabamos por entender que las voces limpias y otros experimentos van a quedar para otro momento: suenan más rudos que nunca, y con una exhibición asombrosa de habilidad a la batería por parte de George Kollias, quien por cierto ha grabado un disco en solitario, titulado “Invictus”.

“In The Name Of Amun” nos trae la primera melodía medio reconocible, por así decirlo. La étnica introducción se alía con el típico riff con gancho siniestro a la par que exótico, y eso nos basta para reconocer a este grupo y, como ya hemos dicho, a un nivel exquisito, para qué negarlo. Pero es que aún queda mucho más, pues los siguientes diez minutos se pueden entender como las contrarréplicas de un terremoto iniciado en el primer tema, sobre todo por lo bien que complementan entre sí sus letras de ultrajes y blasfemias ante la historia. Primero “What Should Not Be Unearthed”, pesada y viscosa, cae como una gran losa de esas que tanto nos gustan en el brutal death cuando se hacen bien. La segunda de las réplicas, “Evil To Cast Out Evil”, reza al ojo por ojo contra el violento y lo hace con el sonido más simple posible, siempre potente, siempre rápido, pero con un riff muy de andar por casa y con un tema, como dijimos, complementario del primero. Eso sí, también contiene un solo de una clase que quita el hipo.

Con todo el esputo contra radicalismos expulsado del organismo, la segunda parte se vuelve más intrincada. “Age Of Famine” se arrastra con ese toque experimental y cambiante tan complicado de conseguir, aunque sin la chispa de brutalidad que ha precedido a los temas anteriores. Bonito pero no efectivo. Tras una preciosa parte instrumental (qué sería de un disco de Nile sin estos momentos) que se hace totalmente insuficiente para los fans del sonido del Egipto apocalíptico, nos encontramos con “Rape Of The Black Earth”, otro revienta-cráneos de esos que solo ellos parecen saber combinar en perfecta armonía: una atmósfera tan concreta e intensa junto a un montón de riffs brutales tocados sin misericordia alguna, y todo ello sin perder ni una pizca de coherencia. Cuando Nile tocan y componen de esta manera son insuperables y solo dependen de su propia inspiración. Sencillamente arrollador.

Una despedida quizá demasiado obvia con “To Walk Forth From Flames Unscathed”, estirada y alargada con un solo infernal y un doble bombo frenético nos hace volver a lamentar no tener tampoco en los momentos finales más de ese Egipto instrumental plasmado delante de nuestra mente a través de nuestros oídos, pero resulta evidente que no era momento de contemplar, sino de pasar a la acción de la manera más radical posible, y eso es exactamente lo que Nile han hecho.


Lo Mejor: Uno de los discos más extremos de Nile, quizá el que más en los últimos diez años.

Lo Peor: Con tanta brutalidad, la atmósfera egipcia casi desaparece y con ella la identidad del grupo se ve algo mermada.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 75 Bueno

    kam1kaze
    Quizás, como bien dice la crónica, esa falta de elementos egipcios le hagan perder a Nile su esencia, pero aún así, es un buen disco de death metal
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre