post-metal / post-rock / sludge metal
 Pelican
Australasia
ZONA-ZERO
90
17 VOTOS
82
+
Pelican Australasia
Publicación:
Noviembre 2003
Sello:
Hydra Head
Productor:
Sanford Parker, Pelican
Género:
metal

Tracklist

  • 01. NighEndDay
  • 02. Drought
  • 03. Angel Tears
  • 04. Gw
  • 05. Untitled
  • 06. Australasia

Miembros

  • Trevor de Brauw: guitarra
  • Bryan Herweg: bajo
  • Larry Herweg: batería
  • Laurent Schroeder-Lebec: guitarra

Análisis

por el 28 Feb 2004
2082 lecturas
Cuando te recomiendan un grupo te suelen decir de lo que va, y lo que leí de Pelican no era muy bueno así de entrada: 6 canciones, 50 minutos de música y sin voz... como para pensárselo no? pues bueno, el tema esta en que mezclan Kyuss, Black Sabbath, Isis, Neurosis, Sepultura, algún toque grunge, psicodelia, doom... todo en el mismo saco. Todo esto y más es Pelican, un cuarteto de Chicago que cuenta con un Ep anterior, sin título, y en el que ya apuntaban todas las cosas que más tarde desarrollarían con este "Australasia". Riff pesados, palm muting a saco, desarrollos explotados una y otra vez pero con una pobre producción y sin la contundencia que tiene su nuevo disco.

Si no te gustan los desarrollos instrumentales, los riffs repetitivos, pasas de las atmósferas y prefieres cosas más directas, este no es tu disco. Seguro. Pero si eres de esos a los que les gusta escuchar detenidamente cualquier detalle, te gusta el metal y las guitarras pesadas y ultragraves y no te alegras de no tener que aguantar a un voceras berreándote toda la canción puede que Pelican te haga pasar un buen rato. Sin embargo y aunque las guitarras pesadas y los fills de batería ulta-heavy dominan este disco también hay momentos muy variados, con ambientes acústicos, momentos para la improvisación y para el rock más psicodélico.

Metiéndonos en harina, el disco se abre con "NighEndDay", una preparación para los 50 minutos siguientes. Melancólica, tensa, majestuosa, una combinación perfecta entre las bandas progresivas de los 70 con los nuevos sonidos del metal actual. Diez minutos de cambios de ritmo, con fills de Ride incluidos y con todo tipo de texturas y estados anímicos. Para ser la primera canción choca un poco no?

El punto fuerte del disco y mi preferida es "Drought". Mientras escribo suelo escuchar la canción que estoy analizando y ahora mismo es la que atruena en mi salón. Y es que la afinación en Si grave retumba las paredes!!. Riffs más propios de Sepultura, toques Stoner, armonías en terceras, armónicos tipo RATM, un doble bombo como un tanque avanzando... de esas canciones para mover el cuello hasta marearte. Me encanta este tema joder, saca mi lado más 'metal'. Continuos cambios de ritmo, palm muting en plan Metallica, ritmos cercanos a Kyuss, uno tras otro Pelican van tocando todos los palos del rock más salvaje en este pedazo de canción.

Más abierta y orientada a los detalles se encuentra "Angel Tears". Sonidos más limpios, con acordes poderos y lentos, mas cercanos al doom, dejando espacio para respirar y es quizás aquí donde se encuentra uno de los puntos débiles de este disco. El estilo musical que practican necesita de una definición, claridad y pegada que exige una producción muy cuidada y claro, eso cuesta mucho tiempo y dinero y Pelican, que es una banda instrumental además de ser este su primer disco, no creo que tuviesen las posibilidades de una banda con mas nombre y unos fans que respalden las ventas. Veremos si pueden aspirar a algo mas con su siguiente trabajo pues con una producción mas cuidada los detalles serán mas determinante con lo que ganaran mucho en crear nuevas texturas y situaciones. Pero esto no quiere decir que no suene tremendo, que suena y muy bien, pero que podria sonar mejor.

"Gw" tiene toques acústicos en su intro y momentos más cercanos a unos Smashing Pumpkins, más densos que los chicos de Corgan claro. Es una de las canciones 'cortas' del disco que fue construida según ellos como un tributo. El disco baja la intensidad de las distorsiones para añadir nuevos aires a la ya sobrecargada atmósfera. Bajo el nombre sin nombre ('untitled') unas suaves guitarras acústicas nos sorprenden, jugando con las disonancias y con un instrumento desconocido para mí al que ellos llaman en los créditos "singing saw" y que suena como una especie de violin-guitarra-oboe y que suena como un theremin, no se como describirlo pero es muy curioso y crea un curioso efecto.

Para finalizar "Australasia" vuelve a colocar las cosas en su lugar. Otro poderoso riff muy cercano a unos Black Sabbath modernos, que vuelven a incluir un break acústico con reminiscencias de rythm&blues, del que nos trasladan a otro infierno sónico con la misma rapidez que nos devuelven a la tranquilidad de los tiempos acústicos y sonidos cálidos. Una gozada disfrutar de esta canción con unos buenos auriculares y gozar con la situación de los instrumentos en la mezcla general. Una y otra vez van subiendo y bajando la intensidad de sus pasajes aportando ese dinamismo que es necesario en una canción de mas de 10 minutos. Otro gran momento del disco y un gran modo de despedirse.

Como ya te he dicho al principio este es un álbum denso, instrumental, cargado de grooves repetitivos y sutiles variaciones que puede llegar a ser pesado y aburrido sino te enganchas con su modo de entender la música. A mí me ha gustado mucho y espero que para el siguiente cuenten con mas medios y más posibilidades de sonar como los grandes.


Lo Mejor: las atmósferas y los estados de ánimo que provocan, sobre todo 'Drought'.

Lo Peor: algunas cosas suenan confusas y sin la definición necesaria, pero esto ya es cuestión del dinero, el maldito dinero
 


COMENTARIOS

4 Comentarios

  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    jimjav
    Muy bueno
  • 70 Bueno

    36snowfists
    No están nada mal
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Willtxo
    Buenísimo
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    traskorned
    A mi este disco me gusta, esta bastante bien.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre