post-metal / post-rock / sludge metal
 Pelican
The Fire In Our Throats Will Beckon The Thaw
ZONA-ZERO
92
23 VOTOS
88
+
Pelican The Fire In Our Throats Will Beckon The Thaw
Publicación:
Mayo 2005
Sello:
Hydrahead
Productor:
Greg Norman, Pelican
Género:
metal
Estilos:
post-metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Last Day of Winter
  • 02. Autumn in to Summer
  • 03. March to the Sea
  • 04. -
  • 05. Red Ran Amber
  • 06. Aurora Borealis
  • 07. Sirius

Miembros

  • Trevor de Brauw: guitarra
  • Bryan Herweg: bajo
  • Larry Herweg: bateria
  • Laurent Schroeder-Lebec: guitarra

Análisis

por el 09 Feb 2006
2319 lecturas
En los tiempos que corren, el líder es una figura muy usual, es la imagen de lo deseado, el fruto de la tentación, aquello que querríamos ser pero nunca logramos por falta de atrevimiento, unas, o por incapacidad, otras. Estas figuras son un fenómeno que siempre ha existido con la humanidad, es más, hay quienes sostuvieron y sostienen que la sociedad humana ha de estar jerarquizada, encabezada por un líder visible y ejemplar, como pudieron ser Napoleón, Franco, Hitler o Aznar, para muchos, o Lenin, Mao Tse--Dong o Zapatero, para otros tantos, sin querer compararlos, respetando una línea cronológica coherente. En la sociedad de la información un buen líder ha de agitar a las masas, individuos despersonalizados, convenciéndolos con su doctrina, a la cual el representa sin lugar a dudas y de la cabeza a los pies. Sin querer redactar un artículo de ámbito político, esta cuestión no se queda ahí, la masa pide líderes en todos los ámbitos, y en la música existieron y existen, líderes, que ensombrecen a sus formaciones, que tras su muerte, en ocasiones, se convierten en mitos. ¿Qué sería de The Beatles sin Lennon o sin Paul McCartney? ¿Pasaría algo si Ringo fuese otro ante los ojos de la gente? Yéndonos hacia un pasado más cercano, ¿que ha pasado con los Judas Priest sin Rob Halford? Muchos ya prefieren ni acordarse, porque gusta más Rob Halford que Tim Owens, porque es el líder original, por mucho que el último intentase estar a la altura siempre y lo consiguiese. ¿Que ha pasado con Sepultura sin Max Cavalera? Ya están pensando en reunirse, aunque luego vuelvan a irse por sus respectivos caminos. ¿Nos imaginamos a KoRn sin Jonhatan Davis o a Limp Bizkit sin el genio y figura de Fred Durst? Aunque nadie es insustituible, no sería lo mismo. Muchas veces, el líder, o frontman, ofrece una cara que es positiva, pero en otras muchas ocasiones su presencia lo ensombrece todo, mermando el reconocimiento de los otros componentes de la formación –no queriendo decir que los ejemplos dados lo hagan en todos los casos-.

Sin embargo, esto no es siempre así, no siempre es la norma, desde siempre, han ido surgiendo formaciones, como pequeños reductos, que han vuelto a devolver el liderazgo a quien realmente se lo merece, la música, la instrumentación acompañada de la voz, unas veces, otras no, pero siempre como si de un instrumento más se tratase, recuperando, así, estructuras sin clichés debido a la progresión que en ellas existe. Estas bandas, denominadas con el calificativo de progresivas, por ir más allá de lo genérico, avanzar un paso más, han sido un atractivo para los círculos especializados, pero que con propuestas como la de los que ahora nos toca, Pelican -al fin nombrados-, abren fronteras para aquellos que gustan del metal y el rock atmosférico y progresivo, con atmósferas no tan asfixiantes y oscuras como propuestas como las de Isis o Neurosis, sino con atmósferas melancólicas, agónicas también, agresivas, pero con una luz de esperanza en el horizonte, más humanas que extraterrenales, para entendernos.

Paremos, no queriendo adelantar acontecimientos, comencemos por el principio, Pelican son una banda de Chicago, creada por antiguos componentes de metal extremo, que cansados de las mismas propuestas de siempre y atraídos por las propuestas de referencias del género como Isis, con los que comparten sello, o Neurosis, decidieron probar por esa senda, sin caer en la mera imitación o banda clon de estas, con un sonido más limpio y melódico, acercándose a propuestas ambientales como las de Godspeed You! Black Emperor o Explosions in the Sky. Con todo, la banda ya tiene un EP sin título, un primer disco llamado “Australasia” y un EP más reciente llamado “March to the Sea”. La diferencia más palpable con estas bandas, aparte de lo ya citado, es el hecho de que carecen de vocalista, de cabeza visible, simplemente lo que importa es, aunque en las otras también así sea, la música que crean y convencen, tanto como si tuviesen un portavoz.

Hablar de sus componentes, creo que es una falta de acierto, pues lo que importa con Pelican, es el conjunto, la división de sus partes no tiene mucho sentido, la instrumentación en su totalidad, como las orquestas sinfónicas, es lo que tiene que centrar nuestra atención.

The Fire in Our Throats Will Beckon The Thaw” –algo así como “el fuego en nuestras gargantas gritará al deshiele”-, título que caracteriza de una forma plausible el sonido del grupo, consta de siete temas que se prestan a imágenes de hielo, enormes amaneceres, cielos árticos espléndidos y también oscuridad, tristeza, noches cerradas en la soledad, frío... Describir sus temas me parece ardua tarea, pues sus longitudes rozan, en ocasiones, y sobrepasan, en otras ocasiones, los diez minutos, recuperando un mismo pasaje pocas veces, pero si puedo decir que ninguno sobra, todos están concebidos de manera cuidadísima, con texturas y colores abundantes, que en ningún caso llevarán a la desidia al oyente. Destacar, quizás, “March to the Sea”, canción más agresiva, resumen de su anterior EP, el sorprendente interludio acústico sin título o “Aurora Borealis”, por su belleza y delicadeza hipnótica. Tanto vale escuchar un tema por separado y analizarlo, como coger la obra entera y empaparse de su sonido.

En definitiva, Pelican es una banda con una proyección muy amplia, pues simplemente su sonido es un continuo proyecto en construcción, evolución constante, con los más diversos registros y texturas. Su música, como es común en su género, produce efectos bastante inmediatos, sentimientos con los que nos identificamos, la extraordinaria sensación de casi sentir lo mismo que sus creadores sintieron. Buena prueba de ello es este álbum, creatividad a raudales.


Lo Mejor: Canciones redondas. Diversidad de texturas y colorido. Su forma de concebir las estructuras progresivas no es nada pretenciosa, muy cercana. Calidad y creatividad, arte, música.

Lo Peor: Que no te atrevas a escucharlos. Se aceptan sugerencias…
 


COMENTARIOS

12 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    QaZ_WsX
    Son pelican
  • 93 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    PUXI
    El mejor grupo post-metal-vamos a hacer temas largos, y a falta de parecer muy cansinos con esta formula tened el consuelo que su ultimo álbum es mucho mas breve, y joder, igual de genial.
  • 85 Muy Bueno

    fieldy16
    Grandisimos
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    jimjav
    para haber cerrado como redondo el disco deberían haber metido la versión integra de march into the sea. Que ganas de que llegue el día 20
  • 70 Bueno

    LUX-OCCULTA
    Un disco notable de una banda que sí se puede decir que aportan algo interesante a la saturada escena musical
  • 92 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    MaNuKN
    Grandes, grandes, enamorao, grandes...grandes...grandes... ke pasajes...viva al post metal!! P.D. A ver...keria demostrar mi admiración y se ke puede ser espeso, pero creo ke donde reside la grandeza de este grupo es en ke ponen la importancia en la música, que tiene sus mensajes emocionales, pero no en la lírica,porke no la tienen. Es como si la música fuese poesía, pa ke nos entendamos... ....... Vale, lo he comprobado, Isis sacaron con Hydrahead Celestial, y algo más...de ahi la confusión Willtxo te veo inspirao ultimamente...buena expresión, si señor...
  • 93 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Willtxo
    Inmenso, enomorado estoy de este disco. Difícil elección pero me quedaría con éste antes que con el (gran disco también) Australasia. "Después del EP homónimo con el que ya apuntaban maneras, el inmenso Australasia y el sorprendente EP March Into de Sea los de San Francisco llegan al disco de su consagración. Estamos ante lo que probablemente constituya su disco más sólido, porque esta vez han ido un poquito más allá, explorando nuevos territorios sin abandonar sus señas de identidad. Si el hilo conductor de Pelican hasta ahora eran las guitarras “gruesas”, “gordas”, que no necesariamente metálicas, ahora tienden a ceder mayor protagonismo a los ambientes y atmósferas, a los arreglos reposados que crecen hasta alcanzar cotas de máxima intensidad. En muchas ocasiones emparentados con sus colegas Isis, si antes esa similitud se me escapaba de las manos, ahora es quizás más fácil pensar en Explosions In The Sky o Mogwai. Pero ojo, Pelican tienen personalidad, no siguen la estela de nadie, vuelan por libre. No suenan más que a ellos mismos. Y tampoco vamos a dramatizar, siguen valiéndose de las guitarras pesadas para canalizar su propuesta. Vease March To The Sea (versión acortada del tema que se incluye en el EP anterior al disco que nos ocupa) o la misma Sirius, que cierra el disco, por poner un par de ejemplos. La distorsión sigue ahí, sólo que ahora se valen de otros recursos. Merece la pena mencionar esa canción acústica (sin título) que sirve de ecuador al disco, simplemente exquisita. A esto es a lo que me refiero cuando digo que Pelican han crecido; han sabido ampliar su paleta sónica, la han enriquecido de manera asombrosa y sutíl. Y por supuesto, siguen siendo maestros en hacer vibrar las emociones, porque este es quizás su disco más emotivo y épico. Con esta obra Pelican se cuelan entre los grandes, los grandes grupos que a través de su música proporcionan algo más que simple entretenimiento… "
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Chrisfehn-666
    Me quedo con el Australasia, aunque este tambien es un discazo
  • 82 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Zeko
    Gran disco,,,pero menuda chapa XDD
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    GLaSS
    Se queda por detras de Australasia, en mi opinion. Sobre el analisis, creo que el analista se va del tema en algunas ocasiones (¿a que viene el primer parrafo?), se podria haber dicho o mismo en mucho menos espacio, empezando a mitad del segundo parrafo la critica hubiera sido mas directa y mas entretenida. P.D.: Isis no son del mismo sello de Pelican. Pelican son de Hydrahead, Isis de Ipecac.
  • 85 Muy Bueno

    Dropped-D
    Un gran disco!!! Iros a verles en directo son buenisimos...
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    dumonyakk
    De esos discos que por su musicalidad, naturalidad, pureza y ejecución, no necesita ningún alago para valerese por sí solo. Como se dice en el artículo...puro arte, MÚSICA, con mayúsculas...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre