melodic hardcore / hardcore punk
 Pennywise

CRÓNICA

Pennywise
Same Old Story
03 de Mayo de 2013 por El Nerdo Sala Razzmatazz, Barcelona 1350 lecturas

El viernes pasado tuve la oportunidad de rendir cuentas con mi pasado. Muchos de los asistentes hicimos un ejercicio de nostalgia con el regreso a los escenarios de los Pennywise de siempre. Pensad que yo me compré "About Time" en su año de salida, 1995. Lo escuché hasta la saciedad. De inmediato, salí corriendo a buscar sus dos anteriores discos y leí todo lo publicado sobre el combo californiano. A partir de ese momento mi historia de amor hizo que siguiera la carrera de la banda de Hermosa Beach. Mi vida como teenager, amante del hardcore melódico, fue avanzando con ellos como banda sonora de cada paso que daba. Pasaron los años y todo cambió. Yo crecí y, algunos cumpleaños más tarde, Jim Lindberg decidió irse y crear The Black Pacific. Lo vi en directo en mi amado Leeds Festival. Una cosa debo confesar, eso sí, pese a las muy buenas críticas que se publicaron desde la entrada hasta el fin de la temporal incorporación de Zoltán Téglás nunca me atreví a ver a mis Pennywise con 'ese' otro gran cantante, ex Ignite. Cuando todo parecía imposible, Jim ha decidido volver, olvidar su supuesto miedo a volar y ha querido celebrar los 25 años de existencia del conjunto musical que más satisfacciones le ha dado.

El concierto de Pennywise empezó a la hora prevista, minuto arriba, minuto abajo. Los cuatro componentes salieron con energía pero algún que otro problema de sonido. El micro de Jim no acababa de funcionar. El funcionamiento de los altavoces no fue del todo óptimo hasta el cuarto o quinto tema… pero ¿qué puedes hacer ante himnos generacionales con energético karaoke colectivo? Cada acorde, estridencia te ponía la piel de gallina. Era difícil no cantar todas las canciones, sentirte envuelto en la inmensa vibración de la audiencia. En resumen, fue muy complicado, pese a los obstáculos, disfrutar de semejante ambiente junto a tus iguales.

Fuimos unos privilegiados. Tras su paso por el Viña Rock, Barcelona era la primera sala en la península que acogía esta gira de celebración. Al día siguiente harían lo propio en Bilbao. Pudimos escuchar una retahíla casi perfecta de sus éxitos de siempre: cuatro canciones de su debut incluyendo la imprescindible 'Pennywise', 'Unknown Road' canción que da título a su segundo redondo, tres cañones de mi querido "About Time" con 'Perfect People' a la cabeza, dos de "Full Circle", tres sencillos de "Straight Ahead" con 'Can't Believe It' como himno. Nada posterior al año 2000 excepto la necesaria 'Fuck Authority' que vino como colofón a la charla anti-sistema de Fletcher Dragge. Sus intervenciones fueron calentando el ambiente.

Las versiones se sucedieron. Esta vez fue el turno de AC/DC y su 'T.N.T', tras votación popular interpretaron, saliéndose del guión, Minor Threat y la canción homónima con la ayuda de los cantantes deAuthority Zero y A Wilhelm Scream, el 'Gimmie Gimmie Gimmie' de los ahora resucitados Black Flag. Hubo encore con inesperado tributo a uno de los grandes como Percy Sledge y su "When a Man Loves a Woman"  que precedió a la apoteósica despedida habitual con 'Bro Hymn'. Echamos de menos su recurrente dedicatoria a Adam Yauch de Beastie Boys con 'Fight for Your Right' que hubiera sido idónea viendo el transcurso del bolo.

El tiempo pasa y, a cierta edad, muy rápido. En hora y poco Pennywise demostraron esta implacable teoría, se dieron cuenta que tienen seguidores con menos años que su longeva carrera y chequeando a las últimas filas que sus fieles ya se han hecho mayores, servidor incluído. Recuerdo cuando recientemente vi el documental de 'The Other F Word' -muy recomendable por cierto- y vi a las hijas de Lindberg. Inevitablemente, para bien o para mal, nosotros y ellos nos hacemos mayores.

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA