alternative rock / pop rock / noise rock / indie rock
 Pixies
EP1
ZONA-ZERO
60
6 VOTOS
78
+
Pixies EP1
Publicación:
Septiembre 2013
Sello:
Autoeditado
Productor:
Género:
pop-rock
Estilos:
alternative rock

Tracklist

  • 01. Andro Queen
  • 02. Another Toe In the Ocean
  • 03. Indie Cindy
  • 04. What Goes Boom

Miembros

  • Black Francis: voz, guitarra
  • Joey Santiago: guitarra
  • David Lovering: batería
  • Kim Shattuck: bajo

Análisis

por el 17 Sep 2013
1515 lecturas
Durante mi tierna infancia mi padre conducía un Seat 127 "heredado" de mi abuelo materno. En el bólido, orgullo de la ingeniería española de los 80, una serpiente de colores pintada en el techo presidía un habitáculo cuya banda sonora muy a menudo, incluso demasiado a menudo en opinión de mi madre, eran las cintas de los Pixies. Puede que fuera el simple producto de la repetición incesante o puede que aquella música fuera realmente trascendental, imposible para mí comprenderlo en aquel momento o siquiera pensar en ello, pero lo que sí sabía es que Pixies me hacían sentir cosas muy distintas al resto de la música que conocía hasta entonces. Recuerdo con toda nitidez el momento en que le pregunté a mi padre, desde el asiento de copiloto de aquella lata de sardinas, si los Pishi iban a sacar más discos. "Se separaron el año pasado", me contestó. Contaba siete años de edad y la primera noticia que tenía de aquel grupo de ídolos que me hipnotizaban con sus melodías era que ya no existía. Me estaba "haciendo grande".

Las cosas cambiaron: crecí, conocí a mucha gente y empecé a escuchar la música de moda mientras los Pixies se convertían poco a poco en "la música que escucha el viejo". No fue hasta pasados más de diez años desde aquel fatídico desengaño que me dispuse por simple curiosidad a rememorar sus discos. Y todo era tal como lo recordaba; cada canción, cada nota, las podía tararear como si no hubiera pasado ni una semana. No era la ignorancia del niño que ha visto poco mundo, los Pixies eran así de grandes de verdad. Desde entonces no me he separado de su música.

Mientras, ellos se reunieron para girar, grabaron en 2004 un single que pasó desapercibido, "Bam Thwok", y yo pensé que el mundo bien merecía volver a ver a los geniecillos juntos sobre un escenario. Pero las cosas se han precipitado en los últimos meses: tras otro single poco reseñable como "Bagboy", Kim Deal abandonó y con ella desaparecieron los obstáculos para lanzar un nuevo álbum. Fue rápidamente sustituida por su tocaya Kim Shattuck de The Muffs y antes de que nos dé tiempo a encajarlo todo aparece este "EP1", primera referencia de estudio en 22 años, rodeado de dudas.

Llegado este momento, condicionado por los recuerdos, quiero mantener la cabeza fría e intentar ser justo. Porque si fuera en caliente mi opinión no distaría mucho del sádico desollamiento general al que se está sometiendo a la banda. Sin embargo creo que en este caso es bueno no quedarse en una simple comparación con el pasado. Vaya por delante que son cuatro temas, los primeros grabados con su nueva bajista, y eso siginifica dos cosas. Primera, que necesitan tiempo de rodaje. Segunda, que no se puede juzgar como si fuera un nuevo álbum: ya sabemos que en los EPs (llamados maxisingles en la época de actividad discográfica del grupo) suele haber espacio para experimentaciones, rarezas y descartes. Por ello no creo justo lanzarlos a la pira a las primeras de cambio.

De todas maneras es un lanzamiento flojo, y aún peor: en la mayor parte del trabajo la personalidad del grupo se diluye hasta ser prácticamente irreconocible, en especial los dos primeros temas. Este es probablemente el mayor problema y principal motivo de las pésimas críticas que están recibiendo. Ni en "Andro Queen", una balada dream pop más bien discreta, ni en "Another Toe" con su soniquete de radiofórmula se reconoce a los Pixies y ambas encajarían mejor en cualquier disco de Frank Black en solitario. Lo cual no sorprende teniendo en cuenta que la otrora segunda fuerza creativa del grupo, Kim Deal, ya no está ahí para pararle los pies. Más cancha para él.

Afortunadamente la cosa cambia en la segunda mitad. En "Indie Cindy" y "What Goes Boom" por fin nos encontramos con sus míticos riffs ocultistas y la guitarra conspiranoica de Joey Santiago. Con aquel deje urbanita, por no decir directamente callejero; la chulería innata del venusiano que te va a meter una sonda por el culo te pongas como te pongas solo porque le divierte. Las letras tan deliberadamente absurdas y ridículas que avergonzarían a un niño de primaria. No suenan tan peligrosos-tienen casi 50 años-, pero no se puede negar que el señor Thompson ha intentado al menos recuperar la energía de su juventud y no simplemente utilizar el nombre de Pixies para camuflar su carrera en solitario. Resulta confuso no obstante que irónicamente en algunos momentos del EP suenan más a Smashing Pumpkins o a Weezer, dos de las bandas que más les deben.

Y, con todo, me gusta. La sombra de sus discos de los 80 y 90 es tremendamente alargada y estas canciones pierden su batalla contra la nostalgia; esa es una guerra perdida de antemano. Les falta mala leche, ese punto esquizofrénico e imprevisible, el dinamismo que les permitía firmar temas progresivos de dos minutos. Pero, maldita sea, sigue siendo mucho mejor que toda la morralla pseudorockera que nos tragamos día a día, y esto es solo el principio. Yo, al menos, me alegro de que hayan vuelto para saldar la cuenta pendiente que tenían con aquel niño que, hace ya veinte años, se quedó esperándoles.


Lo Mejor: Son canciones nuevas de los Pixies, justo lo que nunca pensábamos que pasaría.

Lo Peor: Muchos van a caer decepcionados, sobre todo si parten de la base de compararles con su pasado. Los dos primeros temas son lo más soso que han grabado nunca.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    Kupak
    El formato no favorece para nada a los Pixies pero la calidad de los temas está fuera de duda. Indie Cindy es un temazo, mi favorito seguido de Another toe...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre