Possessed By The Rise Of Magik
ZONA-ZERO
67
1 VOTO
78
+
Ramesses Possessed By The Rise Of Magik
Publicación:
Mayo 2011
Sello:
Ritual Productions
Productor:
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Invisible Ritual
  • 02. Towers Of Silence
  • 03. Sol Nocivo
  • 04. Duel
  • 05. Plague Bleak
  • 06. Safety In Numbness
  • 07. Possessed By The Rise Of Magik

Miembros

  • Adam Richardson: bajo, voz
  • Tim Bagshaw: guitarra
  • Mark Greening: batería

Análisis

por el 18 Jul 2011
836 lecturas
En 2004 Mark Greening y Tim Bagshaw abandonaron Electric Wizard y decidieron iniciar su andadura con Ramesses, un grupo que al fin y al cabo conservaba toda la esencia de su banda anterior, quizás con más tendencias hacia el sludge, pero en cualquier caso conservando el doom/stoner psicodélico y oscuro como bandera.

Ahora, tras dos discos y tropecientos demos/splits/EPs en su haber nos presentan su tercer largo “Possesses By The Rise Of Magik” un disco bastante alejado del primer álbum “Misanthropic Alchemy”.

Lo primero que llama la atención es el sonido que han buscado. Está claro que no son las bandas de este género las que pretender tener el sonido más limpio y perfecto, pero este caso en concreto es de lo más llamativo. No es ya que suene como si estuvieran en el local de ensayo, es que parece que están metidos en un container encharcado. Todas las canciones tienen un cierto eco que refuerza el ya de por sí sonido cavernoso del grupo, que si bien consigue un efecto aún más oscuro y siniestro también es cierto es que al principio cuesta un poco hacerse a él.

Una vez que hemos superado la impresión del sonido, ya podemos adentrarnos en el disco en sí. Y en él descubriremos que los riffs brutales y pesados que uno espera encontrar, a destacar el binomio compuesto por “Sol Nocivo” y “Duel”, pero también unos temas más tranquilos y melancólicos, que de hecho ocupan la mayor parte del disco (“Towers Of Silence” o “Possessed Of The Rise Magik”, por citar algunos ejemplos). Esto no tendría que ser necesariamente malo, si no fuera porque aquí intentan cantar en vez de berrear, y en mi opinión, lo hace francamente mal, sonando más bien como un aullido que resulta un tanto ridículo. En ese apartado salvaría “Plague Bleak” en el que no es tan escandaloso esto que acabo de decir y en general me parece uno de los mejores temas del disco.

En resumidas cuentas, este disco me produce en cierto modo sentimientos enfrentados. El tema del sonido no me termina de convencer, y las partes cantadas en su mayoría no me parecen buena idea, pero por otro lado el disco contiene unos cuantos temas que me parecen brutales, más en su línea. Al final el disco deja un regusto agridulce, y es imposible no pensar que si hubieran sido un poco más “tradicionales” se hubieran cascado uno de los mejores discos del año.


Lo Mejor: Que aún conservan momentos con sus señas de identidad

Lo Peor: El sonido demasiado cavernoso, y las pardes cantadas
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre