Mutter
ZONA-ZERO
90
141 VOTOS
80
+
Rammstein Mutter
Publicación:
Abril 2001
Sello:
Motor Music
Productor:
Jacob Hellner, Rammstein
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Mein Herz brennt ("My heart burns")
  • 02. Links 2 3 4 ("Left 2-3-4")
  • 03. Sonne ("Sun")
  • 04. Ich will ("I want")
  • 05. Feuer frei! ("Open fire!")
  • 06. Mutter ("Mother")
  • 07. Spieluhr ("Music-box") (con Khira Li)
  • 08. Zwitter ("Hermaphrodite")
  • 09. Rein, raus ("In, out")
  • 10. Adios (Sp. "Goodbye")
  • 11. Nebel ("Fog")

Miembros

  • Till Lindemann: voz
  • Richard Z. Kruspe: guitarra
  • Paul H. Landers: guitarra
  • Oliver "Ollie" Riedel: bajo
  • Christoph "Doom" Schneider: batería
  • Christian "Flake" Lorenz: teclados

Análisis

por el 26 May 2003
5148 lecturas
En 1995, Rammstein sacudió Alemania. Este grupo alemán se dio a conocer gracias a su álbum debut “Herzeleid”, el cual batió todos los records de ventas en el norte del Viejo Continente, con temazos como “Rammstein” o “Herzeleid”. Pero sus violentas y explícitas letras les causaron muchísimos problemas, entre otros la acusación de hacer apología del nazismo, cosa que los mismos Rammstein no tardaron en desmentir. Poco después, en 1997, apareció su disco clave: “Sehnsucht”, con temas que han pasado ya a la memoria colectiva (incluso de aquellos que jamás se atreverían a escuchar metal) como “Engel” y sobretodo “Du-Hast”, una muestra de rock industrial orquestado, pesado y tal vez repetitivo, pero que entraba en la cabeza directamente como una bala. Con ello lograron que sus decadentes letras y sus aplastantes melodías entraran tanto en el mundillo metalero como en discotecas de todo el mundo (me refiero a discotecas de esas en las que no hacen más que poner basura máquina). Ese tremendo éxito en Europa les llevó a cruzar el océano para vender también en América, y con ello se ganaron nada más y nada menos que una invitación para participar como cabeza de cartel en el “Family Values 1999”, con otros grupazos tipo Korn, Orgy, Staind o Limp Bizkit. ¡Y todo esto cantando en alemán!, algo a lo que no estamos acostumbrados, y es que parece que para triunfar solo se puede hacer en inglés…Pero no todo fueron buenas noticias, ya que al nuevo disco le seguía una nueva polémica, y es que un niño mal criado organizó una matanza en su colegio y eligieron a Rammstein como chivo expiatorio, en vez de cebarse en el decadente sistema de valores y de educación que reina en todo el mundo “civilizado”.

Pero bueno, todo eso se quedó en el pasado, en meras anécdotas, y el mundo entero se decidió a esperar su tercer trabajo de estudio, un disco que les elevase a lo más alto del rock industrial, algo que la crítica y el público ya le había concedido con su anterior trabajo, pero faltaba eso: la confirmación.

El disco tras muchos retrasos llegó a nuestras manos a finales del primer trimestre del año 2000, acompañado por una inquietante portada con un feto de color verdoso. Pero antes de eso, el plato fuerte: su videoclip y primer single “Links 2,3,4”, que sin lugar a dudas es uno de los mejores vídeos de la historia del rock, impresionante de principio a fin. Pero, ¿estaría el resto del disco a la altura? Evidentemente, sí.

La fórmula Rammstein (el nombre del grupo está tomado de la mítica base militar alemana del mismo nombre, que significa “Ariete de Piedra”) sigue siendo la misma: riffs pesados y repetitivos, mucha atmósfera a base de arreglos electrónicos, teclados y samplers magistrales, la inolvidable voz de Till Lindemann, coros oscuros y góticos y sobretodo, mucha pero que mucha orquesta de fondo, que consigue convertir cada disco de Rammstein en algo especial, algo sobrehumano y mortalmente adictivo. Precisamente han sido los teclados y la orquestación lo que más ha mejorado en este disco, permitiendo una evolución moderada pero acertada al mismo tiempo.

El grupo, formado en la Berlín Oriental por el ex – nadador olímpico Till Lindemann, se ha hecho sobretodo popular por sus conciertos, tildados por muchos como los más espectaculares, y es que son conciertos sin censura, sin miedo al pecado ni a la autoridad, en los que todo es posible: desde que el cantante se prenda fuego, hasta que enormes tuberías inunden de espuma el recinto o que los músicos aparezcan desnudos y la policía les detenga. Sea lo que sea, siempre hacen algo que vale la pena, algo que mezcla lo metálico con lo bizarro, lo infernal con lo celestial, lo musical con lo escénico. A parte de la espectacularidad, sus conciertos son una demostración del buen hacer en directo de este grupo, ya que suenan mejor incluso que en el estudio, buena muestra de ello son sus discos “Live Aus Berlin” y “Live Aus Barcelona”, que en su país han vendido tanto como los discos de estudio, y en especial el primero, se ha convertido en mítico para los fans.

Entrando ya directamente en el disco, empezamos fuerte, con la espectacular “Mein Herz Brennt”, que tras una introducción siniestra con acompañamiento de violas, poco a poco el cantante va subiendo el volumen de la voz, y se le van añadiendo instumentos, como la batería o el bajo, para desencadenar en una melodía digna de la grandilocuencia y megalomanía de Wegner, Niechtze o Till Lindemann. Riffs pesados, teclados y samples dan forma a la melodía, pero sin lugar a dudas, lo mejor de todo es la orquesta de fondo, que me resulta más adictiva conforme voy escuchando el disco. Impresionante, grande, magno, Rammstein.

El disco no baja en ambientes ni en profundidad en ningún momento, no se aleja demasiado de la estructura de la primera canción, con arreglos distintos, pero con formas similares, que en vez de convertir a este disco “Mutter” (que con tanta emoción se me había olvidado mencionarlo. Por cierto, significa “madre” en alemán) en algo monótono o pesado, lo convierte en algo adictivo. El segundo del tema es el primer single ya mencionado, el increíble “Links 2,3,4”, un pasaje en el que se mezclan los ritmos cargados de coros que recuerdan marchas militares con voces siniestras, susurrantes e inquietantes. Un tema del corte “Du-Hast”, aunque a mí modo de ver las cosas, bastante más trabajado. Aquí vuelven a utilizar el juego de susurros y orquesta que introducen a un coro machacante mediante la subida del tono de voz y una melodía “in-creccendo”. “Sonne” vuelve a demostrarnos que en Rammstein prima por encima de todo la espectacularidad. En esta canción se mezclan los pasajes góticos pero susurrados, casi recitados, con melodías góticas atmosféricas y maravillosas, cantadas, acompañadas por espirituales voces de fondo, y para bordar la canción aparecer una voz soprano femenina que se va perdiendo en la melodía. Esta canción es una verdadera muestra de lo mucho que puede ganar un disco con buenas atmósferas y composiciones ambientales, pero mejor aun es saber que esos arreglos también aparecen en sus conciertos, ya que sus canciones en ningún lado pierden integridad.

“Ich Will” (“Yo Quiero”) es de nuevo un tema más fácil de recordad (comercial si se quiere entender de ese modo), de nuevo similar a los grandes temas de “Sehnsucht”, y que recuerda al primer trabajo de Marilyn Manson, que entre otras cosas es uno de los grandes admiradores del grupo alemán. Dentro de la espectacularidad de la mezcla del tema, cabe destacar por encima de la orquesta o de los coros femeninos, el fragmento de coros formados por los gritos de masas enloquecidas que alaban y siguen a la voz de Lindemann. “Feuer Frei!” es un tema mucho más rápido que los anteriores, violento y con riffs repetitivos pero efectivos que marcan el ritmo. Fue elegido como segundo (o tercer) single, aunque a mí parecer se queda bastante lejos de los grandes temas del disco.

En sexto lugar la sorpresa: “Mutter”. El que ha sido hasta la fecha el último single de Rammstein, es una canción menos pesada, menos basada en los riffs pesados y mucho más melódica, casi una balada, eso sí, sin librarse de los coros operísticos que Lindemann hace como nadie. Los teclados se convierten en protagonistas, juntos con los violines lentos y altamente emotivos, mientras que en el estribillo el peso de los coros es impagable. Es distinto a todo lo anterior de Rammstein, más pausado y melódico, más sentimental y profundo, pero grande, muy grande. La mejor canción del disco, lástima que fuese acompañada de un no muy espectacular vídeo, que no la hizo tan popular como otros singles (el video no era demasiado espectacular pero era bastante simbólico, filosófico y metafórico, por lo que artísticamente era muy bueno).

“Spielhur” es una canción más electrónica, con más coros femeninos que recuerdan más a la dark wave gótica de los 80 que a la actual, mientras que “Zwitter” vuelve a ser más electrónica pero industrial totalmente, más alejada del gótico y el metal clásico. Coros y riffs repetitivos, que la hacen bailable al estilo “Du-Hast”, “Links 2,3,4” y “Engel”. Atención al post-estribillo, con un Lindemann cantando muy al estilo de Al Jurgensen de Ministry. Un guiño a lo clásico, pero sin perder la identidad propia del grupo en ningún instante. A estos dos temas se le suma “Rein Raus”, formando una tripleta que suenan más parecido a los temas de su anterior trabajo. Temas agresivos, pesados y con una velocidad controlada, los cuales te hacen mover la cabeza de arriba abajo sin descanso, temas de esos que te obligan a aunque sea marcar el ritmo con el piel.

En décimo lugar llega “Adiós”, que a pesar de lo que pueda hacer creer el disco, no es el último ni está cantado en español. Es una canción que empieza acústica y suave, pero que inmediatamente deja que los riffs pesados, de marca registrada trash californiano, devoren el pentagrama, con la sorpresa de que a penas hay arreglos industriales. Es por lo tanto un tema más crudo y directo que sus predecesores, pero sigue sonando a Rammstein.

Si “Mutter” sorprendía, lo mismo se podría decir del último tema: “Nebel”, que es más suave y lenta, otra que también se podría catalogar de “balada”, aunque aquí el amor no es más que objeto de muerte, lujuria y pecado. Es en su principio muy ambiental, con ligeros arreglos instrumentales y voz susurrante, apagada y oscura, y que poco a poco sube de tono, con más acompañamientos: teclados, violines, bajos, batería y finalmente guitarras y coros profundos.

Está claro que la espectacularidad es sinónimo de Rammstein, está claro que Lindemann es uno de los mejores cantantes que existen y que las composiciones del grupo son verdaderas muestras de poder, y es que cada canción parecer querer impresionarte y demostrarte que Rammstein está en una región por encima de ti, en un lugar etéreo y sobrehumano.

Comentar que el disco está disponible en una versión especial al mismo precio que el normal, con un cd de canciones en directo, y un diseño realmente bueno, digno de los mejores grupos. Altamente recomendado.

Como único defecto, se podría comentar que para los más puristas, tal vez los riffs llegan a ser demasiado repetitivos, aunque en mi opinión, si los riffs fuesen distintos, Rammstein no sería lo que és.


Lo Mejor: Producción impresionante, sonido industrial infernal.

Lo Peor: Riffs repetitivos.

COMENTARIOS

87 Comentarios

  • 100
    Excelente

    el 23 de Septiembre de 2013
    camilo999
    el mejor disco que han sacado exelente
  • 90
    Muy Bueno

    el 11 de Octubre de 2011
    Led
    Una producción increíble para el que ha sido su último gran disco. Lo pongo un peldaño por debajo del Sehnsucht.
  • 1
    Horrible

    el 5 de Septiembre de 2011
    Kupak
    Como un discurso del mismísimo Führer. Horripilante.
  • 100
    Excelente

    el 8 de Septiembre de 2010
    MaRKoS9619
    disco indispensable para un metalro que se precie. temas memorables como Ich Will, Feuer Frei, Mein Herz Brennt, Sonne... geniales. no obstante prefiero sehnucht, es mas especial
  • 100
    Excelente

    el 11 de Noviembre de 2008
    starfucker
    El mejor disco de Rammstein y uno de los mejores que he escuchado en toda mi vida. Una producción soberbia y un sonido espectacular que acojona. Es su obra maestra
  • 90
    Muy Bueno

    el 25 de Octubre de 2008
    napoleon
    el herzeleid es su obra maestra,pero este fue la consagracion total por cierto los guitarristas malos??escuchate bien a richar anda
  • 100
    Excelente

    el 23 de Junio de 2008
    Godzilla
    discazo!!
  • 85
    Muy Bueno

    el 8 de Marzo de 2008
    korny_vlk
    su mejor disco por eso la puntuacion, pero un poco simple con cada disco se an echo mas aburridos( los guitarrista son un poko malos no? pero eso si temas como ich will o feur frei ademas d otras tantas canciones dan la puntuacion al disco
  • 95
    Muy Bueno

    el 26 de Agosto de 2007
    Harkness
    DISCAZO, uno de esos álbumes que me ha marcado de manera considerable. Posiblemente Rammstein son únicos en su estilo, únicos en lo que hacen y únicos en todos los sentidos, y esta es su obra cumbre, un auténtico compendio de metal industrial del bueno desde Mein hertz brennt hasta Nebel, donde encontramos tamas como la desoladora balada Mutter, Feuer frei, Sonne (con ciertos temas flojos como Rein raus) etc. Quizá una de las grandes bazas que tienen es el tema del idioma, que les diferencia mucho y les aporta mucha personalidad.
  • 90
    Muy Bueno

    el 29 de Octubre de 2006
    daron
    Para mí, lo mejor de Rammstein. La producción es de lo mejorcito ke se ha hecho nunca. Y el disco se puede digerir completamente, de principio a fin, desde Mein herz brennt (vaya comienzo) hasta el final, con Nebel, ya ke ninguno de los temas tiene desperdicio.
  • 90
    Muy Bueno

    el 20 de Octubre de 2006
    Demanufacture
    Esta claro que ni son los que mas se curran las canciones, que cada cancion tiene maximo 3 riffs de guitarra, y que quitando los teclados serian mas simples que una patata, pero este disco es una pasada. los 5 primeros temas se salen.
  • 70
    Bueno

    el 16 de Octubre de 2006
    SolidCure
    me pareze un grupo muy reptitivo k sta bien para scuxarlo de vez en cuando y sin muxa frekuencia, este disco en especial tiene buenos temas y por eso le pongo un 70, pero no es un grupo k digamos..k admiro :) saludos!
  • 100
    Excelente

    el 28 de Septiembre de 2006
    MarkuS
    DIS-CA-ZO
  • 95
    Muy Bueno

    el 17 de Marzo de 2006
    Lucho66
    El mejor de Rammstein sin duda hasta la actualidad (Rosenrot)
  • 85
    Muy Bueno

    el 15 de Noviembre de 2005
    taja
    coño y yo sin votar este disco :?
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre