ENTREVISTA

Ad Dicti On por Jorge Azcona
11 de Septiembre de 2015 981 lecturas
Hace dos años y medio charlábamos por primera vez con Santi Gzlez, alma de un tipo de proyecto no muy extendido en este país pero que cualquier seguidor del metal extremo debería tener en cuenta. Ahora vuelve a pasar por nuestro cuestionario para hablar largo y tendido de todo tipo de temas, desde las adicciones protagonistas de su nueva obra hasta el polémico mecenazgo en la industria musical.

¿Cómo ha sido el proceso de gestación de "Ad Dicti On"? ¿Sigues siempre el mismo patrón o cada disco te exige funcionar de diferente manera?

Ha sido lento, laborioso, entretenido y a la vez placentero por ver crecer los temas, por ir poco a poco pero sin pausa notando como todo iba siendo cada vez más grande y más completo. Intento no seguir un patrón más allá del de que la música debe estar al servicio de lo que intento hacer sentir con el concepto del trabajo. Compongo pensado en lo que creo que la música debe plasmar con el sentido de la letra y del concepto. Si no tenemos en cuenta esto, la verdad es que no hay un patrón establecido, ni para mis composiciones ni para las colaboraciones. Precisamente el hecho de tener tantos colaboradores hace que el patrón no pueda ser muy cerrado porque cada músico trabaja de diferente manera y no es cuestión de forzar a nadie a nada, soy yo el que me suelo adaptar.

¿El formato trilogía y todo el concepto que encierra era algo premeditado desde un principio o ha ido fraguándose sobre la marcha?

No no, en ningún momento cuando empecé con SAD EYES pensé que esto iba a ser una trilogía y que iba a llegar a lo que es ahora. Siempre he empezado poco a poco, sin prisa, y creciendo en cada trabajo. Para mí el poder sacar a la calle “…And Another Week” además con la colaboración de Dave Rotten allá por el 2010 ya fue todo un logro, y por aquel entonces ni se me pasaba por la cabeza el poder editar una trilogía. Aun así, cuando me puse manos a la obra con el segundo trabajo, la singularidad plural de él, todo lo que conllevaba, la consecución con el primer trabajo y la apertura de miras hacia un tercero sí que me dio pie. Pero eso no quita para que uno tenga que ser muy cauto con lo que plantea y programa, porque las cosas no siempre salen como uno quiere y es mejor no hacer planes a muy largo plazo si luego no quieres llevarte un gran fracaso.

En todos tus discos los nombres de los temas siguen una línea determinada que los une conceptualmente de alguna manera. En este caso los vemos en latín. ¿Nos puedes contar a qué se debe?

Efectivamente siempre utilizo el tracklist para dar una vuelta de tuerca a todo el concepto, incluido el artwork, porque no me gustan los tracklist en los que solamente aparecen los títulos de las canciones, y menos aún en el sentido en el que el trabajo es conceptual. En esta ocasión el latín esta traído más que nada para hacer un juego de palabras con el título del CD que puede traer varias interpretaciones, pero una, la más clara, está en latín y a partir de ahí he querido seguir el juego, tanto con el idioma como con las numeraciones de las canciones. Como te decía, es cuestión de crear un todo, un global y no quería que "Ad Dicti 0n" fuera diferente.

Excepto las voces y la grabación final del bajo, compones toda la música y grabas todos los instrumentos que se escuchan en el disco. ¿Hay alguno en concreto que se te resista un poco y tengas que practicar más o que no estés del todo a gusto con él?
 
Mi instrumento es la guitarra, todo lo compongo con ella y trabajo a partir de ella. Quiero decir, toda la instrumentación suele salir a partir de unos riffs de guitarra que van creciendo con todo lo demás. Supongo que más o menos como hacen el resto de las bandas, solo que yo lo hago en estudio sin músicos que me acompañen. Lógicamente el ordenador hace su trabajo, duro trabajo, y ayuda a que todo sea y suene como tiene que sonar, pero los colaboradores son precisamente los que hacen la instrumentación de lo que yo más carezco, como el bajo o las voces. En realidad una vez que está todo compuesto y digamos finiquitado, antes de entrar en estudio lo único que debes hacer es practicar y practicar hasta que todo salga bien. No sirve que una cosa te salga un poco mejor y te olvides de ella, todo tiene que estar perfecto, así que TODO sin excepción necesita cientos de repasos.

Para este trabajo has contado con el apoyo de Necromance Records. ¿Cómo surgió la posibilidad de editarlo con ellos?

Conozco a David desde hace muchísimos años. A lo largo de todos ellos unas veces hemos tenido más contacto y otros menos, porque la vida da muchas vueltas y no siempre mantienes el mismo contacto con la peña, pero desde que yo editaba Difteria Zine he tenido contacto con él, o incluso antes. El sabía de mis andanzas tanto con Rex Devs como ahora con SAD EYES y me preguntó sobre el trabajo, yo le pasé un par de canciones y me ofreció trabajar con él. No me lo pensé la verdad, porque sé cómo trabaja, es un adicto al trabajo y sé que podíamos compenetrarnos muy bien. Además Necromance es para mí una referencia en el underground estatal, con lo cual… adelante.

También se ha reeditado tu primer disco de la mano de Base Record Production.

Así es... Gaspar siempre ha estado muy interesado en “…And Another Week”, incluso después de dos ediciones más siempre ha sido su trabajo preferido, ayudándome a moverlo. Cuando supo que está sold out me ofreció la posibilidad de hacer una nueva edición con algún cambio en el libreto y distribuido por él. Cojonudo, no había copias y ahora las hay, ¿qué más puedo pedir? Además Gaspar va a llevar a SAD EYES a sitios que para mí es imposible llegar, así que es una grandísima oportunidad.

Lo de incluir tantas colaboraciones, casi siempre en forma de guitarristas, se ha convertido en una parte más de tus trabajos. ¿Cómo nace la idea? ¿Se trata de una especie de contrapunto a lo que implica un one man project, o un simple homenaje a la escena estatal quizás?

Pues es un poco todo eso que dices y además el hecho objetivo de que los colaboradores siempre son mejores guitarras solistas que yo, con lo cual el resultado final va a ganar en calidad. Por supuesto es un contrapunto a un one man project, pero a la vez yo lo veo como algo innato a él, ya que independientemente a que uno pueda hacerlo todo, contar con músicos amigos que le ayudan hace que el trabajo hecho por uno mismo tenga aún más valor, puesto que la ayuda de los colaboradores hace más grandes los temas, haciéndolos crecer con sus instrumentaciones. Por otra parte, como dices, me gusta que la gente vea que la escena estatal, sus músicos, son impresionantes. Hay una cantidad, variedad y calidad que no me hace necesario irme a buscar fuera lo que tengo en este país, y sería bueno que los metalheads hicieran lo mismo cuando buscan música para escuchar. Pero lo más importante es lo que te decía al principio. Cuando alguien ajeno al trabajo lo toca, mete mano, ideas o simplemente instrumentación, todo crece, créeme, te crees que tienes un tema terminado y luego te das cuenta de que ahora ha variado todo, ha crecido porque tenía vida propia, aunque tú lo creías ya perfectamente terminado, tiene alma. No sé realmente de dónde sale la idea, pero supongo que una vez que Dave Rotten me ayudó con las voces en “…And Another Week” vi el resultado y me di cuenta de que había cosas que podía buscar fuera, pues me puse a buscarlo. Esa fue la primera experiencia y me sirvió para ver que los músicos españoles, de gran nivel, están dispuestos a ayudar y trabajar en un proyecto así… 

Como buen conocedor e instigador que eres del panorama extremo nacional me resulta imprescindible preguntarte por él. Me imagino que dirás que goza de buena salud, pero al margen del nivel técnico de las bandas, ¿qué diferencias encuentras con respecto a la escena de hace unos años?

Uf, diferencias muchas, muchísimas. Me estoy dando cuenta de que en la escena ahora mismo hay varias maneras de entenderla. Estamos los de la viaja guardia, luego están las generaciones que han crecido con esto del metal extremo pero no lo vieron nacer, y por último los más jóvenes que están empezando en esto. Cada una ha crecido con una forma de entender la música, una actitud diferente, y una forma de ser también muy diferente. Todos convivimos en una misma época, y a veces parece que lucháramos por que lo que nosotros pensamos sea la verdad absoluta, cuando esto es totalmente absurdo. Esa es la principal diferencia que veo actualmente en la escena con respecto a hace años, las “luchas internas” por hacer valer nuestros valores generacionales. Por lo demás, impresionante el nivel de los músicos jóvenes. De verdad que hay veces que pienso que cuando cogen un instrumento por primera vez ya tiene el mismo nivel que yo ahora mismo, joder qué bueno. Y esto es más que beneficioso para la escena, sea del estilo que sea.

En cuanto a las bandas que más te han llamado la atención actualmente me imagino que seguirás sin querer mojarte (risas).

Y hemos llegado a la pregunta más odiada y jodida de todas las entrevistas, ¿eh? Y además una de esas a las que la peña más atención pone, o por lo menos eso me pasa a mí, porque siempre estoy buscando nuevas buenas bandas y qué mejor que saber que lo que escucha un músico para saber qué le mola y ver si te mola a ti, ¿no? Joder, a ver… hay un proyecto unipersonal como el mío que tiene un nivelón impresionante y nadie debería dejarlo pasar por alto. Es Endless, Enrique Prieto mima todo lo que hace y su nuevo trabajo está a punto de salir en formato físico, no os lo perdáis, de verdad. Y cambiando totalmente de tercio hace unos meses descubrí a Guilles de Rais, exquisito señores, sencillamente exquisito y con un buen gusto tremendo.

Es un tema muy manido, de hecho ya hablamos de ello en la anterior entrevista, pero me gustaría preguntarte por el tema de la industria musical y el cambio que ha habido en torno a ella porque creo que eres uno de los míos. ¿Crees que el formato físico está destinado a morir definitivamente o tienes la esperanza de que algún día cambie la tendencia como ha pasado con el vinilo?

Mientras estemos las viejas glorias consumiendo no creo que muera. A ver, la música es un arte y como tal arte siempre habrá gente dispuesta a coleccionarla, y por lo tanto nadie querrá coleccionarla en formato digital, porque esto no es coleccionar, es guardar o almacenar. Esto supongo que hará que de vez en cuando repunte la venta y la fabricación, aunque claro, también hay que tener en cuenta que lo que yo llamo viejas glorias poco a poco iremos desapareciendo de la escena, y si no hemos logrado trasmitir esta cultura a las nueva generaciones pues difícil será que siga el formato. Aun así no veo a la peña comprando discos en formato digital en una sala de conciertos, por ejemplo. Todo llegará, pero no lo veo, y mientras tanto la industria continuará. De todas formas, una cosa que me ha sorprendido mucho es que el formato físico no tenga muchas más opciones. Cuando salió el CD parecía que todo esto iba a evolucionar de una forma que irían apareciendo formatos físicos uno detrás de otro, y sin embargo ha sido todo lo contrario, se apagó todo esto porque nos vale lo digital… eso me ha sorprendido mucho. En este aspecto es posible que incluso después de perderse definitivamente la venta de CDs repunte como ha pasado con el vinilo e incluso con el cassette. Por supuesto la esperanza no la pierdo, pero bueno, yo estoy viendo en mis carnes lo que es la venta de CDs, así que no puedo lanzar campanas al vuelo. No sé porque ha pasado esto ni sé la solución, así que siempre prefiero adaptarme a vivir con ello. Yo a lo mío, por supuesto, pero no lamentarme por algo que me pasa a mí y a todos los demás, ya sean Slayer o Hate Eternal.

¿En qué medida son la industria o el público los culpables?

Los unos y los otros en la misma medida, pero no de culpabilidad porque no se trata de buscar culpables, sino de complicidad. Ninguno de los dos nos hemos molestado en cambiar esto, porque estábamos cómodos con nuestra forma de consumir. ¿Cuál es el problema? Que la industria si pierde pasta debe adaptarse a los tiempos, como en todo lo demás relacionado con el consumo, pero en este caso parece que no ha pasado precisamente por ser un arte, como comentaba antes, pretendían mantenerlo con el coleccionismo, y esto no es viable. Por otra parte joder, si no compramos nadie va a querer trabajar en esto más allá de un puro hobbie por pasión, como es mi caso, pero está claro que esto resta mucha calidad a la escena. Si no hay gente que vive de esto no podemos mantenerlo, y no me refiero a músicos sino a fábricas, estudios, todo lo que hace que esto siga adelante relacionado con la música sin ser música propiamente dicha. No soy tan catastrofista como para pensar que esto algún día se va a terminar, pero eso no quita para que piense que es una pescadilla que se muerde la cola, y cuando se muerde para bien pues todas las partes contentas, pero cuando se muerde para mal por favor tenemos que cambiarlo entre todos, que parece que estamos esperando a que el otro mueva ficha y como no mueve, pues que se joda ¿no? En fin.

Otro tema que da para hablar extensamente es el llamado crowdfunding. ¿Qué opinas de este modelo que tan de moda está actualmente? ¿Has pensado en subirte al carro en algún momento?

Pues pienso eso, que está de moda y que aunque no desconozco, seguramente tendrá una fiscalidad demasiado poco controlada y que en cuanto se empiece a controlar por el gobierno de turno se irá a la mierda porque de nuevo solo podrá ser mantenido por las grandes bandas, como ya ha pasado en otras ocasiones. De todas formas, aunque yo nunca he pensado en usarla, he visto que a muchas bandas les sirve para cubrir unos gastos que quizás ellos no podrían adelantar. Bueno, antes se pedían créditos a los bancos ¿no? Ahora como estos no sueltan la gallina pues se piden a los amigos. Ese es el principal problema que veo, que en muchas ocasiones el crowdfunding sirve para hacer que tus colegas te paguen el CD antes de tenerlo, incluso que ellos mismos crean en tu música más que tú mismo porque ellos adelantan un dinero que tú no estás adelantando. Siempre pasa lo mismo en esto de las bandas, queremos que ya sea una discográfica o una opción de financiación haga que lo que no podemos o no queremos pagar nosotros lo paguen los demás, bueno pues bien, si se consigue perfecto, pero ¿y cuando no se consigue? Parece que la culpa nunca es de uno mismo, porque siempre hay una segunda parte a la que echársela. Prefiero no decir nunca "de esta agua no beberé", pero de momento no me veo pidiendo dinero a nadie para pagar mi música, de la misma manera que no me veo pidiendo a nadie que compre mi CD, aunque sí presentándoselo lógicamente.

Te he leído decir en alguna ocasión que descartas el llevar SAD EYES al directo por temas logísticos. ¿Es algo que puede cambiar en futuras entregas? Resulta curioso que el músico deje de lado una de las facetas más bonitas de su profesión, sobre todo en estos tiempos en los que por otra parte es incluso necesario para seguir adelante.

No me lo planteo como algo necesario para salir adelante en el aspecto económico, aunque sé que actualmente es la única manera de obtener dinero por una banda, porque la venta de CDs sea casi nula pero bueno. Sé que me pierdo lo mejor, el contacto con el público, el ensayar a menudo con más músicos para llevar todo a la perfección, organizar, viajar, tocar, y todo lo de antes y lo de después, lo sé, más que nada porque lo he estado haciendo durante mucho tiempo con Rex Devs; es por eso que sé el trabajo que lleva, y sé lo que me puede costar encontrar músicos que quieran hacer algo así con temas que ellos no ha compuesto ni grabado ni nada. Aquí cada uno tiene su banda y eso les quita tiempo, y yo no quiero alguien que se dedique a SAD EYES como segunda banda, así que he decidido abandonar esta idea antes de que el intentar seguir con esa idea sea precisamente la que haga que SAD EYES pueda conmigo. Esto se creó como un one man project y creo que debe seguir así, precisamente para su subsistencia.

¿Y no te entra la morriña de montar otra banda o darle continuidad a Rex Devs? Me refiero a todo esto que comentas y que no es posible en un proyecto en solitario (ensayar y grabar conjuntamente, girar, etc.)


Mucha morriña y mucha pereza también (risas). Rex Devs ya no existe como banda, decidimos dejarlo porque el ritmo de trabajo no era el adecuado, con lo cual SAD EYES pasó a ser mi única propuesta musical. Así que SÍ me da una nostalgia tremenda y muchísimas ganas de montar algo que pueda llevar a los escenarios y hacer todo eso que comentas, que es ni más ni menos que tener una banda y no un único tío haciendo el loco en el estudio (risas). Pero de verdad, ¡estoy tan cómodo así! Cómodo y feliz. Eso no quita que si alguien me propone algún día entrar en alguna banda me lo piense siempre y cuando la banda me mole, pero montarlo yo mismo… es algo que no entra en mis planes.

Ahora que hablamos del futuro, acababa la review de "Ad Dicti On" hablando de otra hipotética trilogía conceptual. Obviamente estaba bromeando, pero ¿nos puedes adelantar si ya hay algo en mente?

¡Claro! La mente tiene que estar siempre activa, si no… Pero desgraciadamente puedo adelantarte bien poco porque todo lo que tengo son ideas musicales, bastante ordenadas de tal manera que podría decir que podrían formar parte de 4 o 5 canciones pero nada más, nada serio, nada terminado ni mucho menos estructurado en algo con letra o conceptual. De todas formas, aunque una segunda trilogía lo veo… uf, un poco alejado de la realidad, lo que sí quiero es seguir con esto, ya sea con SAD EYES, con su forma de trabajar o de otra, pero seguir haciendo música. No descarto ni tan siquiera el poder aumentar la trilogía a algo más grande, más largo ya que el formato, el concepto y la forma de tratar los temas creo que da para más, para bastante más, pero bueno, como te digo no hay nada fijo, así que incluso yo mismo tendré que esperar para ver qué me depara el futuro porque luego no siempre las cosas salen como uno mismo quiere.

Pues eso es todo por mi parte Santi. Mucha suerte con la promoción del disco y este es el momento para comentar a nuestros lectores lo que más te apetezca.

Muchísimas gracias Jorge por todo el apoyo que he tenido siempre de tu parte, por tratarme tan bien y con tanta cercanía. Gracias también a todos los lectores que hayan llegado hasta el final de la entrevista porque eso ya es un punto. Les invito a todos a que se metan en el universo SAD EYES, escuchen los temas pensando en lo que podría pensar alguien que pase por esas situaciones que propone el concepto y se hagan partícipes de ellos, comparen emociones y describan sus discrepancias. Gracias de verdad, esto es pura pasión, y lo que me gustaría es que lo disfrutárais de la misma manera.

- Lee nuestro análisis de "Ad Dicti On": http://www.zona-zero.net/music/Sad+Eyes/Ad+Dicti+On
  

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA