death metal / groove metal / nu metal / thrash metal
 Sepultura
Roots
ZONA-ZERO
99
116 VOTOS
85
+
Sepultura Roots
Publicación:
Marzo 1996
Sello:
Roadrunner Records
Productor:
Ross Robinson
Género:
metal
Estilos:
groove metal, death metal, nu metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Roots Bloody Roots
  • 02. Attitude
  • 03. Cut - Throat
  • 04. Ratamahatta
  • 05. Breed Apart
  • 06. Straighthate
  • 07. Spit
  • 08. Lookaway
  • 09. Dusted
  • 10. Born Stubborn
  • 11. Jasco
  • 12. Itsari
  • 13. Ambush
  • 14. Endangered Species
  • 15. Dictatorshit

Miembros

  • Max Cavalera: voz, guitarra, Berimbau
  • Andreas Kisser: guitarra, sitar, coros
  • Igor Cavalera: batería, percusión, timbau, djembe
  • Paulo Jr.: bajo, timbau grandé

Análisis

por el 16 Oct 2006
6601 lecturas
Todo hecho histórico y social tiene una o varias causas. Toda cultura tiene un eslavón esencial para poder llegar a comprenderla. Todo estilo o moda tiene un origen revolucionario e innovador. Buenos ejemplos de estas afirmaciones estarían en la piedra Roseta sin la que no habríamos podido conocer nada de la cultura egipcia o la IIª Guerra Mundial, sin la que no podríamos explicar el mundo actual.

Dentro del variopinto universo musical, también sucede esto. Grupos o músicos como Elvis Presley, The Beatles, The Rolling Stones, Led Zeppelin, Sex Pistols, The Cure o Nirvana significaron la pieza clave para la confirmación de sus estilos, que abarcaban desde una evolución musical que creó nuevos géneros hasta nuevas formas de vida y pensamiento que dieron lugar a tribus urbanas y demás.

Si tuviésemos que explicar la historia del metal, y el nü-metal en concreto, tendíamos que remontarnos al año 1996. Ese año en américa apareció Korn, un grupo que revolucionó la escena rock mundial, pero mucho más profunda y necesaria fue la aportación de un grupo y un disco, que para sorpresa de todos no era norteamericano, sino sudamericano, concretamente brasileño. A principios de ese año, una pequeña compañía que buscaba músicos contraculturales, llamada Road Runner Records (¿le suena a alguien?) presentó junto a The All Blacks el disco “Roots”, disco creado por un cuarteto llamado Sepultura, producido por Ross Robinson.

¿Por qué es tan importante este momento? Para empezar este disco llevó al metal a las primeras posiciones de las listas mundiales, algo hasta la fecha inóspito, sentando cátedra para que muchos otros se abriesen puertas y subiesen al carro. En segundo lugar dio un enorme impulso a Road Runner para que se convirtiese en lo que es actualmente, y tampoco hay que olvidar que gracias a esta producción, Ross Robinson se convirtió en lo que es: el productor más prestigioso y buscado del metal actual.

Sepultura se forjó a principios de los 80, mezclando los estilos más potentes y agresivos que llegaban desde Europa, como eran el trash, el death y el speed metal, todo esto con tintes de hip-hop americano y música tradicional brasileña. El cuarteto original, Paulo Jr. (bajo), Jairo Guedez (guitarra), Max (guitarra y voces) e Igor Cavalera (batería). Tras su primer álbum Jairo dejó la banda para que se uniese Andreas Kisser, y de ese modo se cerró un círculo de músicos dispuestos a cambiar el rock.

Los géneros que abarcaba Sepultura no eran populares, aun así llegaron a exportar sus discos a Europa y Estados Unidos, con ventas de hasta 30.000 unidades, todo un lujo. Pero con este disco “Roots” todo cambió.

En “Roots” encontramos un disco con 15 canciones experimentales e innovadores de principio a fin, aunque para aquellos que consiguiesen el disco después del boom Sepultura, puede sonarles parecido a lo que muchos grupos hacen. Pero aquellos que disfrutaron del género desde sus “raíces” (nunca mejor dicho), comprenderán lo que digo. 15 temas convertidos en clásicos del metal actual, desde las increíbles “Roots Bloody Roots” y “Dictatorshit” hasta “Ratamahatta”.

La estructura básica de las canciones se podría resumir en riffs distorsionados, fondos con timbales e instrumentos tradicionales brasileños, gritos guturales y experimentación en toda regla. El disco básicamente está inspirado en el dolor, las miserias, la injusticia, el desarraigo y la progresiva desaparición de las tribus nativas del Amazonas brasileño, así como en los paisajes y lugares más perdidos de la mayor selva del mundo. Un detalle curioso es que el cuarteto convivió durante unos días con una de las tribus nativas que menos se ha mezclado con la “civilización”, los Xavante (Goias / Brasil).

El primer tema, “Roots Bloody Roots” es la demostración perfecta de lo que es el disco entero. Gritos desesperados por el desastre de las raíces del Brasil. La base rítmica es pesada como el plomo, con unas guitarras impresionantes. De fondo todos los efectos y sonidos a los que ya habíamos hecho referencia. Timbales y un cencerro dan un mayor protagonismo a la percusión, mientras que los cambios de ritmo que giran sobre la partitura de las guitarras impresionan a cualquiera. Como curiosidad, comentar que por internet ronda una versión del tema, en la que destaca el dueto impagable: Lucciano Pavarotti y Max Cavalera (conocido como Max Calavera).

El segundo tema se llama “Attitude” demuestra de nuevo la versatilidad de la banda, con quiebros y sonidos desgarrados (las notas pasan de agudo a grave rápidamente y todo con resultados magistrales) mezclados en todo momento con los sonidos tribales que tanto identifican a la banda. Este tema resulta menos veloz que “Roots Bloody Roots”, aunque mucho más pesado y agresivo. Aun así no tiene desperdicio. “Cut Throat” sigue la misma estela, con una experimentación insospechada hasta le fecha en las guitarras, muestra de ello la introducción de guitarras.

“Ratamahatta” es el tema que lanzó a la fama a Sepultura, y todavía es su canción más emblemática, la que la gente les pide en todos los conciertos y la que les sirve de tarjeta de presentación ante cualquier fan de la música. Un videoclip con muñecos de plastelina que aun hoy impresiona sirvió de lanzadera, aunque mejor que dicho video resulta la canción. Aquí Cavalera hace un dueto con otro músico brasileño de prestigio: Carlinhos Brown. Es un tema en el que lo ambiental y el fondo resulta mucho más atractivo que lo evidente. Tras la máscara de riffs pesados y batería rápida, se esconde una verdadera orquesta de instrumentos tribales y coros impresionantes, al igual que el estribillo de ladridos que Max Calavera (mejor llamémosle por el apodo) se marca. No menos encomiable es la labor del señor Brown.

“Breed Apart” empieza con unos tambores muy carnavaleros, pero que pierden su propósito fiestero ya que un riff infernal oscurece la canción. Después nos topamos con una estructura que recuerda mucho a los primeros temas de Korn. Excepcional de nuevo Max Cavalera, que recupera la voz más death, esa que abundaba en los primeros discos de Sepultura, aunque sin dejar de desgañitarse con rugidos guturales. “Straighthate” es un tema muy ambiental y en el que encontramos muchísimos efectos electrónicos, algo que hasta el momento no había abundado en Sepultura. El riff está vez nos recuerda mucho a Slipknot, demostrando que los verdaderos padres del aggro-metal más salvaje y violento son Sepultura. Lo mismo sucede con “Spit”, aunque en este caso el fondo es menos importante, ya que la rabia se concentra en la voz.

“Lookaway” es un tema del que se puede sacar mucho jugo. En el colaboran músicos del más alto nivel, me refiero al ya archiconocido por entonces Mike Patton (Faith No More, Tomahawk, Fantômas, Mr. Bungle) y a dos nombres que actualmente están en lo más alto, pero que en 1996 no eran más que novatos: Jon HIV Davis (Korn) y DJ Lethal (entonces en House of Pain y actualmente en Limp Bizkit). Es un tema increíble. En la mayoría de la canción, a diferencia del resto del disco, encontramos una sola guitarra, pesada, distorsionada y muy lenta. El bajo comparte el ritmo con la batería, y encontramos dobles voces, retocadas para que suenen más oscuras y siniestras que de costumbre. Una inmejorable tripleta: Calavera, Patton y Davis. Hay coros que recuerdan al gótico y al doom metal, distorsión de guitarras que te lleva a otro mundo. La canción carece de melodía y velocidad, pero no le hace falta para erigirse como uno de los mejores temas del disco y de Sepultura en general.

“Dusted” sigue en la estela de “Breed Apart” y “Spit”, mientras que “Born Stubborn” vuelve a la velocidad agresiva y violenta, con los rapeos más explícitos del disco y de la banda hasta ese preciso momento. La cadencia de notas se ve enlentecida en determinados puntos de la composición, que vendrían a ser un pequeño descanso ya que inmediatamente, tras coger aire y fuerzas, tanto Max como el resto de componentes lanzan un ataque en forma de lírica reivindicativa y música de combate. El tema finaliza su reivindicación con los cantos rituales de la tribu Xevante.

Como interludio musical, nos encontramos “Jasco” e “Itsári”, temas instrumentales en los que la guitarra española predomina. Son composiciones sin agresión, que según el propio grupo, están inspiradas en la forma de vida de las tribus. En “Itsári” encontramos un sonido de guitarra muy parecido al de “Jasco”, pero en esta ocasión volvemos a encontrarnos con los cantos tribales de los Xevante.

Llegamos a la recta final del disco, con “Ambush” (emboscada), un tema que trata sobra la figura de Chico Méndez, un defensor de los derechos de los aborígenes amazónicos y de la propia selva que murió en extrañas circunstancias tras poner en peligro los derechos de explotación de la selva por parte de varias multinacionales sin escrúpulos. Aunque no lo parezca, este tema sirvió de inspiración a Maná para crear un tema con letra muy parecida (sin ser explícita ni violenta). Este tema es menos “musical” en el sentido de que no prima la composición ni la innovación, más bien es un medio de expresión para Sepultura para gritar en contra del sistema y de las empresas capitalistas que agraden contra la naturaleza y sus recursos, sin respetar a las personas. De nuevo, al finalizar el tema, encontramos más cantos y ritmos tribales, que dan fe de la marcada identidad y responsabilidad cultural que desempeña Sepultura para con sus raíces. De ahí el título del disco. Temática similar encontramos en “Endangered Species”, que es mucho más veloz y agresiva. Aquí destaca la loca y caótica batería, que suena tan poderosa y feroz que hace desaparecer en momentos las guitarras, y tan solo es capaz de igualarla la potente y gutural voz de Max Calavera.

“Dictatorshit” es otro de los temas míticos de la banda. Con una introducción en la que experimentan con las posibilidades de sus guitarras, haciéndolas tan agudas que te hacen chirriar los oídos. Pero como detrás de toda buena e inquietante introducción, llegan las sorpresas. En este caso un tema muy hardcore, veloz y magistral en el que Igor Cavalera se dedica a probar con distintos tipos de percusión. Una canción breve pero intensa, que no se alarga innecesariamente con coros o estribillos repetitivos para conseguir mayor audiencia.

Lástima que tras este disco el cuarteto se rompiese. Lo peor de todo es que ni Max en Soulfly ni Sepultura con Derek Greene han logrado tan siquiera acercarse al nivel de este trabajo.

Estamos ante uno de los grandes discos de la historia del metal, y de la música en general. Aunque la edición y el coverart del disco en principio no fuese ninguna maravilla (después han ido apareciendo nuevas ediciones mucho más detalladas y espectaculares), ante tanta grandeza musical este aspecto se convierte en innecesario. Sin lugar a dudas un disco que no debería faltar en tu discoteca, bajo ningún concepto.


Lo Mejor: Sienta las bases del metal moderno.

Lo Peor: Que este disco significase el fin de los buenos tiempos de la banda.
 


COMENTARIOS

70 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    esta bien, bueno es un pedazo de disco ke hizo historia... pero prefiero mil veces el chaos a.d., el beneath the remains o el arise..las mejores roots,attitude, spit, ambush y dictatorshit
  • 97 Excelente
    USER_AVATAR
    Encefalograma
    immenso!
  • 80 Bueno

    Harkness
    El el único de Sepultura que he podido oir y me parece muy bueno (al principio no me entraba pero después me empezó a gustar), sobre todo con ese rollo tribal y ese trash-death con un toque de metal moderno. Algunos temas como Roots bloody roots, Ratamahatta o Spit son impresionantes
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Neo_Lander
    tiene canciones bastante wapas, pero no me termina de llegar...nunca he sido muy sepulturero.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    starfucker
    Los 4 primeros temas son acojonantes (diossss ese Ratamahatta!!!) y el resto del disco mantiene el nivel (brutales "Straigthate" o "Born Stubborn"). La colaboracion de Mike Patton y Jonathan Davis en "Lookaway" queda muy guapa. No soy muy seguidor de Sepultura pero he de reconocer que con este disco me engancharon. Lastima que Max se fuera porque creo que estaban en un momento dulce.
  • 85 Muy Bueno

    sicsicsic
    esta guapo pero es demasiado largo
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    ladownset
    Me gusta d este disco la d Roots bloody roots y poko mas. De Sepultura con Cavalera me gustan mucho mas Beneath the remains, Arise o Chaos A.D.
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    Chrisfehn-666
    sobran las rayadas esa tipo kumba-ya
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    flipoptero
    Es uno de los más grandes discos de metal de la historia. Una obra maestra que (me alegro) no todos saben apreciar. Hasta en revistan no especializadas en metal le daban un 10 en su día ,reconociendo su merito y su calidad artistica como obra, y aqui hay gente que le suspende... cosas veredes...
  • 100 Excelente

    jeordiewhite
    Por sus pretensiones por innovar por sus ganas de revolucionar por que es mucho más que un disco por que es inigualable y ni siquiera el mismisismo Max con Soulfly ha podido copiarlo. por que es uno de los discos de mi vida un 10
  • 100 Excelente

    anderikerl
    Una obra maestra
  • 30 Malo
    USER_AVATAR
    mitp
    mucho ladrido
  • 80 Bueno

    decker
    la ultima obra de arte k ofrecio max cavalera antes de su abandono y creacion de soulfly.lastima k este gran genio no siga con sepoultura
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    bellamy
    tremendo, despide fuerza desde el primer momento, es bestial, muy crudo, no se, tiene un algo que lo hace especial
  • 100 Excelente

    kalamudio
    Esta es la obra cumbre de 3 obras maestras: Arise, Chaos A.D. y este ultimo con Max, lastima q Max lo dejara.....
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre