Machine
ZONA-ZERO
80
39 VOTOS
79
+
Static-X Machine
Publicación:
Mayo 2001
Sello:
Warner Bros.
Productor:
Ulrich Wild, Wayne Static
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Bien Venidos
  • 02. Get to the Gone
  • 03. Permanence
  • 04. Black and White
  • 05. This Is Not
  • 06. Otsego Undead
  • 07. Cold
  • 08. Structural Defect
  • 09. ...In a Bag
  • 10. Burn to Burn
  • 11. Machine
  • 12. A Dios Alma Perdida

Miembros

  • Wayne Static: voz, guitarra, teclados
  • Tony Campos: bajo, coros
  • Ken Jay: batería
  • Tripp Eisen: guitarra

Análisis

por el 04 Jun 2003
3406 lecturas
El carisma es esencial para llegar a lo más alto. Esta afirmación es sin lugar a dudas real como la vida misma, y buen ejemplo de ello es Static-X, una banda que derrocha carisma, en especial su frontman: Wayne Static, que gracias a sus espectaculares peinados, perillas y sus bailes y posturitas sobre el escenario, se ha convertido en uno de los mayores exponentes del showman en toda regla.

Pero no solo de carisma vive Static-X, y es que la banda tiene calidad y saber jugar a la perfección sus bazas. Para empezar tiene muy buenos músicos, como Tony Campos (de origen latino), Ken Jay (de origen europeo), Tripp Rex Elsen y el propio Wayne Static (ambos norteamericanos). A parte de sus cualidades como instrumentistas y compositores, cabe destacar el buen trabajo que han hecho a la hora de elaborar su sonido, y es que han logrado parecerse a los grandes, pero sonando únicos. Su estilo parte de la base del nü-metal, con muchos toques de rock industrial, death y trash metal, todo mezclado con una estética agresiva que mezcla el punk y el metal oscuro. Sus más claras influencias son dentro del campo industrial Ministry, Fear Factory, Coal Chamber, Rob Zombie y Sepultura.

El estilo de Static-X se podría resumir diciendo que sus canciones se construyen partiendo de riffs veloces y endemoniados, mientras que la programación, los samplers y los toques industriales y electrónicos se llevan buena parte del peso, y es que Wayne Static es un gran programador, así como Koichi Fukuda, que a pesar de abandonar la banda tras su primer trabajo, les enseñó mucho sobre el oficio de programar.

El primer trabajo de la banda, llamado “Wisconsin Death Trip” (1999) fue muy bien recibido por el público y bastante bien por la crítica, ya que mostraba bastante variedad y matices en las letras y composiciones, mezclando aspectos serios y filosóficos con otros ácidos y de humor negro. En este disco “Machine” (2001), se muestran menos variados, pero más efectivos, dividiendo el disco en dos grupos de canciones: las más enérgicas repletas de riffs de guitarra, y las más ambientales e industriales. Tal vez pueda parecer por estas palabras que el disco es monótono y aburrido, pero ni mucho menos, ya que en ningún momento llega a ser cansino ni aburrido, más que nada porque a la hora de elegir los temas, han sabido mezclarlos y conjugarlos a la perfección, de modo que facilitan su escucha.

El disco tiene un sonido de alta calidad, lo que honra la producción de Ulrich Wild y el mismo Wayne Static, así como la calidad del diseño también es bastante alta. El título del disco y la portada hablan por si mismos. Como ya hemos comentado, este disco se titula “Machine” y su portada e interior es gris, todo adornado por figuras y símbolos mecánicos, con el símbolo de la banda en medio, y de fondo 1 y 0, símbolos del sistema binario y de la programación digital, de la que tan buen uso han dado en este trabajo. Por lo tanto, con el título y el coverart ya nos anuncian que Static-X son el grupo más electrónico de la nueva hornada de grupos nü-metal.

En lo puramente musical, nos encontramos con una intro bastante empleada en el mundo de la música. Dicho tema se titula “Bien Venidos” (¿por qué lo ponen separado?), que suena como música de feria, infantil y divertida, pero evidentemente, sin pausa alguna, salta el disco a la pista dos y llega “Get To the Gone” uno de los mejores temas del disco, intenso y poderoso de principio a fin, sin descanso para nada. Este tema pertenecería al grupo de temas enérgicos, con unos riffs de guitarra altamente agresivos y veloces, que se te meten en la cabeza, creando una sensación de caos, pero el caos en Static-X, especialmente en este disco “Machine” esta bien controlado.

La segunda canción en el más estricto sentido de la palabra, y tercer tema del disco, es “Performance”, que parte con unas guitarras bastante más pesadas, contrastadas por una batería a velocidad infernal. Tras una intro instrumental de más de un minuto, Static empieza a desgañitarse con sus gritos y berridos sacados directamente del Death metal. Lo más curioso del tema es que en el estribillo, la melodía y la voz intercambian sus ritmos, resultando un coro veloz y una instrumentación que le va a la zaga, con un gran trabajo de la batería a cargo de Ken Jay. Ya al final, nos llegan una orquestación y unas voces femeninas creadas por el efectista Wayne Static, que sirven para hacer guiños al gótico, pero se queda ahí, en un guiño.

“Black and White” es un tema tal vez más aggro-metal que el resto del disco, con coros pegadizos y más fáciles de asimilar que el resto del disco (no en vano resultó ser single). Una letra no demasiado compleja pero sí resultona, y en especial distorsiones electrónicas de alta escuela. “This is Not”, otro de los singles del disco, sigue por las mismas sendas, aunque esta resulta más veloz que la anterior. Existe cierto parecido en este tema con el primer gran éxito de la banda: “I’m With a Stupid”, incluido en su disco “Wisconsin Death Trip” y en la banda sonora de “La Novia de Chucky”. Vuelve a ser un tema resultón, que lógicamente dista mucho de la melodía más comercial de Linkin Park o Powerman 5000, pero también resulta obvio que es un tema más destinado a la Mtv que otros cortes del disco. ¡Ojo! Con esto no estoy diciendo que sea un mal tema, simplemente que es pegadizo y si quieres escuchar algo de Static-X antes de comprar el disco, escucha esta canción.

“Ostego Undead” vuelve a explorar en lírica efectiva, fácil de recordad y que rescata la temática más oscura y siniestra, sin llegar a extremos poco recomendables para las ventas como el satanismo o el gore. Esta es una canción poderosa y potente, que nos vuelve a poner de manifiesto que a la hora de mezclar el aggro-metal más intenso con el industrial, Static-X son los mejores, distando mucho de los pegajosos y poco maduros Poweman 5000. “Cold” abre con maestría el apartado de canciones más ambientales y electrónicas, sin perder de vista en ningún momento la potencia y la agresión. Por su parte, “Structural Defect” es mucho más poderosa, de lo mejor del disco, con un bombo pletórico.

“…In A Bag” resulta demasiado parecida a “Structural Defect”, con un ritmo que la acerca mucho más a músicas más bailables y discotequeras, por supuesto nada que ver con música máquina, pero si que resulta más similar a lo que podríamos encontrar en los primeros trabajos de Rammstein (salvando las distancias). “Burn to Burn” se suma a las canciones más electrónicas, y aunque aquí los riffs siguen teniendo peso, es en los arreglos donde la canción resulta más destacable. La canción cuenta con unos coros guturales muy bien logrados, aunque la seguidilla tal vez esté un tanto huérfana de intensidad y continuidad, ya que es tan rápido y brusco el cambio de ritmo entre estribillo y seguidilla que deja hueco el espacio para la transición.

“Machine” es también un muy buen tema, experimental y ambiental, de lo mejor de Static-X, aunque como suele pasar en estos casos, nunca llegará a ser un himno, una canción popular o un single. Aquí encontramos a Wayne Static alternando los inquietantes y desgarrados susurros con los gritos, mientras que la música electrónica y los efectos especiales también se alternan con los riffs pesados y la batería. Finalmente llega “A Dios Alma Perdida”, que siegue en la línea de su predecesora. Este es sin lugar a dudas un tema del que se puede sacar mucho jugo, ya que nos pasea por diferentes estilos y ritmos. Para empezar introducción de voces y efectos electrónicos, después una post-introducción con batería pesada, notas de guitarras distorsionadas, juegos de piano (de muy buena calidad) y melodía gótica de fondo, al más puro estilo Nine Inch Nails. Este fragmento es pesado y lento, inquietante, ambiental y oscuro. Pronto se le suman gritos de fondo, casi imperceptibles, como si alguien estuviese sufriendo, y tras una nota de guitarra sostenida por varios segundos (prestad atención al sonido de viento que se oye muy al fondo), se hace el silencio. Se acabó el disco.

En líneas generales está muy bien, tal vez se le pueda reprochar la falta de variedad (aunque ya dije antes que no era demasiado problema), y en especial el bajo, ya que Tony Campos ha pasado de tener un gran protagonismo en su anterior trabajo a pasar prácticamente desapercibido aquí. Aun así, es un buen disco.


Lo Mejor: Los originales efectos electrónicos.

Lo Peor: Algunos temas son muy similares entre sí.
 


COMENTARIOS

19 Comentarios

  • 85 Muy Bueno

    Germo_7
    se me habia pasado puntuar este discazo.. this is not ...!!! q recuerdos jeje...q temon
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    40_Below_KoRn
    Nu-Metal industrializado lo llamaría yo. Static-X siempre han ido creciendo como grupo y nunca defraudan. Con este album asentaron más si cabe su sonido, mezclando rapidez y contundencia con grandes atmosferas. Wayne se desmarca con grandes efectos de sonido y teclado que se dejan notar en canciones como "Cold" (perfecta para películas de vampiros xd). Que gran grupo, por dios.
  • 43 Mediocre
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    i don''t like it very much
  • 83 Muy Bueno

    Interloper
    Vaya caña de disco!!!!
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    the_berzerker
    Muy buen álbum, la voz de Wayne es la ostia y las canciones impresionantes. Además me trae muy buenos recuerdos.
  • 80 Bueno

    olde
    esperaba mas de este disco, aunque eso no quiera decir q es malo, lo salvan temas como "this is not", "black and white", y por supesto "cold", los dejo en 8
  • 50 Mediocre
    USER_AVATAR
    ladownset
    No ta mal...
  • 100 Excelente

    KarmaK
    un discazo increible. Static-X al 100%. Black And White es la mejor cancion que he escuchado en mi vida
  • 70 Bueno

    kalimero
    mejor que el primero y peor que el tercero
  • 70 Bueno

    Pikolin
    No está mal, el sonido tiene su encanto pero a veces se hace algo cargante. Lo mejor la voz de Wayne Static, tiene ese algo que da gusto escucharla. P.D. Wayne Static tiene el mejor peinado del metal actual, muy jarto.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    BitchFactory
    Queeeee guapo!!!! Algunas canciones repetitivas, pero en general las programaciones estan cojonudas, riffs letales y pegadizos y la voz berreante e inconfundible de Wayne...un 9
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    petatxu
    no está mal, pero cansa un poquito. lo mejor sin duda son los riffs que se marcan y la voz de wayne static
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    juanysumetal
    igual q el primero y sin cambiar nada
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    axxious
    archetype lo ha dicho: el mejor disco de Static-X
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    archetype
    El mejor trabajo de Static-x
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre