black metal / experimental / avant-garde metal / post-industrial
 Sutekh Hexen
Become
ZONA-ZERO
78
1 VOTO
90
+
Sutekh Hexen Become
Publicación:
Octubre 2012
Sello:
Auris Apothecary / King of the Monsters Records
Productor:
Sutekh Hexen
Género:
metal, otras tendencias
Estilos:
experimental, post-industrial, avant-garde metal

Tracklist

  • 01. Five Faces of Decay
  • 02. The Voice : The Void

Miembros

  • Kevin Gan Yuen: guitarra, Moog, field recordings
  • Andy Way: voz, electrónica

Análisis

por el 16 Oct 2013
1266 lecturas
"Hay en el Abismo arquitectos construyendo grandes templos -espacios accesibles a aquellos con fortaleza y mente para transgredir lo visible y abrazar lo invisible. Están aquellos que conocen sus cimientos, que saben de su ornamentación: ese lugar en el que lo sutil y lo profundo hacen rechinar tus dientes". Así presenta Patricia Cram a Sutekh Hexen en su página web.

Sutekh Hexen son Arquitectos. Tienen su despacho repleto de herramientas y recursos tras tres largas duraciones y una miríada de EP's. Invocan la tercera dimensión de sus diseños con un lenguaje que vaga entre el industrial más enfermizo y ciertos préstamos del black metal, tanto vocales como en materia de trémolos. "Become" es un EP, pero me niego a relegarlo a esa casilla. Su duración iguala a la de sus tres discos (bordeando la media hora), y como entidad tiene el peso sonoro suficiente: hay suficiente espacio para desarrollar nuevas ideas y consolidar antiguas. Y como me reveló uno de sus artífices, Kevin Gan Yuen, todos sus lanzamientos (sean EP's, sean LP's) conforman una misma línea de evolución narrativa. Sería insensato aislarlos por su duración o formato, pues conforman un mismo discurso.

Las condiciones ideales para escuchar esta obra son como de perogrullo, pero prefiero recordarlas. "Become" debe ser absorbido en completa oscuridad, con cascos o con unos altavoces decentes a un volumen crítico. Escucharlo a plena luz del día supondría la mejor forma de insultar a sus creadores. Los altares que erigen Sutekh Hexen son nocturnos, exclusivamente.

En su segundo larga duración sorprendió el balance tan medido entre ls oscuridad y la luz en su sonido. Eso fue "Larvae". Casi podríamos hablar de ruido blanco y meditación: de hecho, hagámoslo. "Larvae" es ruido blanco y meditación. Es un ying y yang aural: una afirmación muy amplia para la pequeña astilla de verdad revelada que supone ese disco. Por eso sorprende el giro de 180º al sonido de su negro y cruel "Luciform": "Five Faces Of Decay" vuelve a construir una nave principal apuntalada por muros de lamentos vocales laminados en sucesivas capas. La sensación de asfixia es recreada con el gusto de un torturador experimentado. "The Face: The Void" es simple y llanamente inefable. Todos los pasillos de desolación recreados en el anterior corte quedan subvertidos en tenues lamentos y un pulso claro. El terrorismo sonoro muta en tensión sostenida disfrazada de ruido blanco. Luego entonces, su lado luminoso no ha sido olvidado. Ha permanecido latente hasta que ellos han querido.

Uno de esos discos que tienen más de esencia black metal que muchos otros que se vanaglorian en su ortodoxia anacrónica. Ante cualquier duda sobre el concepto del disco, dedicad cinco minutos a contemplar la portada del disco. Y luego agradeced la sabiduría de sus artífices: el arte conjugado del propio Kevin Gan Yuen y la fotografía de Patricia Cram, que sirve de origen al diseño. Sentid la atracción por el Abismo. Y contemplad vuestro reflejo en sus fauces.


Lo Mejor: Su brutalidad envolvente, muy apta para sensibilidades industriales.

Lo Peor: Las exclusivas condiciones de su escucha... si es que buscas disfrutar de la experiencia al 100%.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    FleiborFlei
    Buenísima crítica Jolocho, me quito el sombrero.Mi nota va para la crítica porque aún no he escuchado el disco, pero me han entrado unas ganas locas de hacerlo...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre