Manual de espejos
ZONA-ZERO
60
3 VOTOS
59
+
Swann Manual de espejos
Publicación:
Febrero 2006
Sello:
Molusco
Productor:
Swann
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. Déjame
  • 02. Isla Desnuda
  • 03. Septiembre
  • 04. Arrástrame
  • 05. Pista de despegue
  • 06. La casa encendida
  • 07. Piéride
  • 08. Swann
  • 09. Lobo-Hombre en París
  • 10. Infinito
  • 11. A cuántos años luz
  • 12. Amanezco
  • 13. En rotación

Grupos relacionados

Análisis

por el 27 Feb 2006
920 lecturas
Swann es una formación de Albacete en activo desde 1999. “Manual de espejos” es su segundo disco, ya que grabaron el primero, “Llamados al olvido”, en 2003. Además de estos dos largos poseen en su haber varias maquetas grabadas entre 1999 y 2004 y han sido finalistas de varios certámenes nacionales. El nombre del grupo lo tomaron del protagonista de la serie de novelas “En busca del tiempo perdido", del escritor francés Marcel Proust.

Swann practican un pop rock de corte bastante sencillo. A la formación clásica de voz, guitarra, bajo y batería se une el uso de teclado y sintetizadores, lo que confiere su personalidad al grupo. Sin embargo, lo que más llama la atención del disco (y no para bien, en mi opinión) es la parte vocal. Carlos Martínez intenta imprimir fuerza a su voz y lo único que consigue es sonar pretencioso y que muchas de las canciones resulten demasiado densas para el estilo.

“Déjame” es el título del tema que abre este segundo álbum de los albaceteños. Se trata de una canción con una estructura muy sencilla (demasiado facilona, quizás) y que me trae a la memoria a El Barrio. ¿Por qué tan curiosa comparación? No sé si habréis escuchado a ese hombre alguna vez, pero cuando no le cabe una frase de una estrofa en un compás, lo que hace es “apretar” la letra y cantarla de todas formas, aunque la voz no pegue con la música. Bueno, pues esa es la impresión que me dan algunas canciones de Swann.

“Isla desnuda” empieza con un piano tranquilo al que se unen los demás instrumentos, destacando una línea de bajo que puede recordar a Muse. El estribillo adquiere un tono ligeramente “jevi” que no desentonaría en uno de esos grupos clásicos españoles. El estribillo de “Septiembre” vuelve a sonar rabiosamente a Muse y constituye uno de los mejores pasajes del disco.

“Arrástrame” empieza pop, con una melodía muy de grupo de radiofórmula, para dar paso a un estribillo más duro donde la batería y las guitarras reclaman su parte de atención. “Pista de despegue” es un tema bastante interesante, en el que el uso de los sintetizadores da un toque personal que enriquece el conjunto. En “La casa encendida” la voz muestra su lado más Bunbury, y en “Piéride” el estribillo no está mal, pero el resto resulta demasiado lento. En “Swann” y “A cuántos años luz” se vuelven a traslucir influencias de Muse, sobre todo en la forma de cantar.

“Lobo-hombre en París” es, como os podréis imaginar, una versión de la archiconocida canción de La Unión. “Infinito” es un tema que no está nada mal, pero a estas alturas ya se me empieza a atragantar el disco, que resulta demasiado largo y denso. “Amanezco” se me hace muy repetitiva. “En rotación” consigue romper la monotonía del final del disco con unos ritmos más animados y un cierre sorprendente. En este tema, Swann contaron con la colaboración de Joaquín Pascual, de los míticos Mercromina.

En resumen, Swann presentan una propuesta interesante de pop rock melódico pero que no acaba de cuajar, en parte por lo inadecuada que resulta la modulación de la voz en ocasiones y en parte también por la excesiva duración de su trabajo.


Lo Mejor: los estribillos

Lo Peor: la voz del cantante resulta bastante monótona. El disco se hace excesivamente largo
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre