indie rock / garage rock / blues rock
 The Black Keys
Rubber Factory
ZONA-ZERO
90
12 VOTOS
84
+
The Black Keys Rubber Factory
Publicación:
Septiembre 2004
Sello:
Epitaph / Fat Possum
Productor:
Patrick Carney, Dan Auerbach
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. When The Lights Go Out
  • 02. 10 A.M. Automatic
  • 03. Just Couldn’t Tie Me Down
  • 04. All Hands Against His Own
  • 05. The Desperate Man
  • 06. Girl Is On My Mind
  • 07. The Lengths
  • 08. Grown So Ugly
  • 09. Stack Shot Billy
  • 10. Act Nice And Gentle
  • 11. Aeroplane Blues
  • 12. Keep Me
  • 13. Till I Get My Way

Miembros

  • Dan Auerbach: guitarra, voces
  • Patrick Carney: batería

Análisis

por el 17 Nov 2004
2450 lecturas
Para aquellos que estén un poco puestos en geografía y economía, oír hablar de Akron (Ohio, Estados Unidos) les hará pensar inmediatamente en neumáticos, y es que la ciudad es el principal centro productivo de caucho y neumáticos del mundo, resultando la economía de la ciudad absolutamente dependiente de las fábricas que noche y día no dejan de emanar humo negro al mismo ritmo frenético que producen neumáticos. Si además de controlar de economía y geografía, también sabes de música, Akron te sonará por ser la cuna de muchas bandas de excepcional calidad y prestigio: Devo y The Black Keys.

Precisamente el ambiente decadente, oscuro, poluto y taylorista de Akron ha servido de inspiración a The Black Keys para grabar su nuevo disco: “Rubber Factory”, nombre que hace clara referencia a las fábricas de caucho. Este es el tercer larga duración del dúo, quienes gracias a su primer disco “Big Come Up” lograron ganarse los elogios de la crítica, logrando un año más tarde, gracias a su segundo LP “Thickfreakness”, ganarse también los elogios de un público bastante amplio. Tras dos discazos con mayúsculas, habiendo pasado poco más de un año desde su último trabajo, The Black Keys vuelven al ruedo con este “Rubber Factory”. La empresa de superar a sus predecesores a la par que sorprender a críticos y seguidores se antoja hartamente difícil. ¿Lo habrán logrado? ¿Qué vamos a encontrar en este disco? ¿Correrá peligro el título de Devo de banda más prestigiosa de Akron? Las respuestas, se intentarán dar a continuación.

El estilo musical de The Black Keys se clasifica como blues alternativo o blues rock, y para desarrollar tan peculiar como desconocido sonido, nada mejor que trabajar para uno de los sellos más prestigiosos dentro de la música independiente: Fat Possum, filial de Epitaph Records (quienes descubrieron al grupo) dedicada exclusivamente al blues rock. Con la tranquilidad de una discográfica independiente y especializada en un estilo de música, además del talento innato de estos dos veinteañeros que responden al nombre de Dan Auerbach y Patrick Carney, el resultado final no puede ser otro que el éxito (como mínimo artístico).

Trabajando más a fondo que nunca sus influencias que van desde el rock setentero a lo Led Zeppelin, pasando por el punk más iracundo y el blues decadente de los grandes del género como son Fred McDowell o Hasil Adkin, además de otros pesos pesados como The White Stripes, Jimmy Hendrix o Jon Spencer, “Rubber Factory” se presenta como un disco mucho más rico en matices, con más energía y sobretodo, con más madurez que sus predecesores. Buena parte de culpa la tiene el mayor presupuesto con el que han contado. Si para “Big Come Up” y “Thickfreakness” contaron con unos pocos días de estudio y aún así lograron grabar dos discazos, ¡imaginad lo que supone dejar a estos dos monstruos (en el buen sentido) encerrados tres semanas en un estudio! Eso sí, por mucho presupuesto que tengan, la integridad al sonido garajero y retro sigue ahí, intacta.

Las mejoras respecto a sus dos producciones anteriores van más allá. En esta ocasión, los riffs dibujados por la virtuosa guitarra de Dan Auerbach tienen como resultado excelentes melodías cargadas de personalidad y energía, al mismo tiempo que resultan ser más accesibles. Escuchando temas como “When The Lights Go Out”, “Just Couldn’t Tie Me Down”, la envolvente y delicada “The Lenghts” o la final “Till I Get My Way”, es imposible no quedar abducido por la electricidad emanada por las seis cuerdas de Auerbach. A las excelencias de la guitarra hay que sumarle la inspiración a la batería de Patrick Carney, mucho más contundente y agresiva que en anteriores trabajos, llegando a erigirse como verdadera protagonista de composiciones como la ya citada “When The Lights Go Out” (con un inicio que recuerda en lo referente a la batería al “We Will Rock You” de Queen), “The Desperate Man” o “Aeroplane Blues”.

Otra de las virtudes de las que The Black Keys hace gala en este “Rubber Factory” la encontramos en la voz rasposa, amarga y seguramente negruzca a causa de tanto tragar humo de factoría de Auerbach, quien canta con más sentimiento que nunca unas letras tan inspiradas y afligidas como siempre.

Está claro que The Black Keys no son una promesa y mucho más claro está el que no se trata de otro grupillo de moda pasajera cuya única intención es recuperar lo añejo bajo una imagen retromoderna. The Black Keys son un grupazo (bueno, un duazo mejor dicho) y “Rubber Factory” uno de los mejores discos independientes del 2004.


Lo Mejor: Tanto la instrumentación como la interpretación vocal reflejan a la perfección el espíritu del disco. Blues-rock envolvente y muy inspirado.

Lo Peor: Que no te guste el blues, ni el rock ni las producciones de sonido garajero.
 


COMENTARIOS

7 Comentarios

  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Mijail
    El mejor de los Black Keys.
  • 80 Bueno

    NoChildren
    Yeah!
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    mbwun
    Me han sorprendido gratamente, y ya se sabe, cuando no te esperas lo que vas a oir, la puntuación sube.
  • 50 Mediocre

    MUZZLE
    Aceptable
  • 60 Mediocre

    LUX-OCCULTA
    En su estilo no están mal ...a pesar de la portada...
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    kittie
    muy bueno
  • 70 Bueno

    kaneh
    No está nada mal dentro de su estilo, demasiado folk para mi gusto, por eso, quizá, me resulta aburrido.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre