Remedies
ZONA-ZERO
66
2 VOTOS
68
+
The Blackout Argument Remedies
Publicación:
Marzo 2009
Sello:
Lifeforce Records
Productor:
Género:
metal, punk-core

Tracklist

  • 01. Tempest (Rescue Remedy)
  • 02. Broken Teeth (Agrimony)
  • 03. Dead But Also Alive (Wild Oat)
  • 04. Identity Dispute (Rockwater)
  • 05. Kidnap Yourself (Aspen)
  • 06. The Ravine (Willow)
  • 07. On the Top of the Beat (Olive)
  • 08. Walking Without Feet (Cearto)
  • 09. Seven Tones of Grey (Pine)
  • 10. Treasure Chest, Confidential (Gorse)
  • 11. Vampire Searching for Some Light (Larch)
  • 12. Daisied Tree (Hornbeam)
  • 13. Room to Set Sail (Mustard)
  • 14. A Walkover to Endure Being (Chestnut Bud)

Miembros

  • Raphael Schmid: voz
  • Christoph Zehetleitner: guitarra
  • Philip Seidl: batería
  • Sascha Laumann: bajo
  • Chris Lochmann: guitarra

Análisis

por el 30 Mar 2009
989 lecturas
¡Cómo pasa el tiempo! Y es que ya hace más de un año que envié el análisis del anterior disco de esta banda alemana, "Decisions", como prueba de acceso (parece esto la Selectividad) para intentar entrar a Zona-Zero como analista. Y aquí estoy ahora, encargándome de la reseña de su segundo larga duración. Para los que no los conozcan, The Blackout Argument son como digo una banda teutona de hardcore con tendencia metalera, que los emparenta con grupos reputados de la talla de los desaparecidos Boy Sets Fire. Tras dos buenos eps titulados "Munich Angst" y "Munich Valor", debutaron en el largo en 2007 con un disco de aprobado alto como "Desicions", en el que mostraban muy buenas maneras y que daba esperanzas de cara al futuro gracias a canciones como “Overdose Narcosis” o “The Die Song”.

La continuación no se ha hecho esperar demasiado y ya tenemos en la calle este "Remedies". La tónica general de su sonido apenas ha cambiado un ápice: hardcore ligeramente metalizado con bastante melodía, algunos gritos de vez en cuando y estribillos altamente coreables. Sin embargo, lo que en su disco debut nos sorprendió gratamente, en esta nueva entrega nos suena manido y falto de imaginación. Lo que escuchamos en "Remedies" no es más que una segunda parte de "Decisions" y, amigos, nunca las segundas partes fueron buenas.

The Blackout Argument siguen sonando como hace dos años, pero con una salvedad: se han olvidado de lo que les hacía originales. Temas bizarros como la ya mentada “The Die Song” o la bonita canción acústica “Glassbread Game”, que daban colorido y variedad a su anterior álbum, no tienen una continuación en su nuevo trabajo. Ahora todas las canciones están cortadas por el mismo patrón y hacia la mitad del minutaje el disco empieza a aburrir peligrosamente.

Pese a todo, el grupo demuestra que tiene madera para hacer buenos temas; es más, quizá el balance general de las catorce canciones aquí incluidas sea más positivo que el que de las trece de su debut. “Kidnap Yourself (Aspen)”, por ejemplo, es una canción bastante resultona con un buen estribillo, así como “Vampire Searching for Some Lig”, seguramente lo mejor del álbum. Y hay buenos riffs, buenas partes melódicas, un buen trabajo vocal del debutante Raphael Schmidt, que sustituye al anterior vocalista… pero se echa en falta algo nuevo, rompedor quizá. Se limitan a firmar canciones correctas sin más, y aunque seguramente sea la única pega que ponerle al disco, lastra de manera considerable la escucha. Catorce canciones que dan una sensación de linealidad que empaña el buen hacer de los músicos y las buenas composiciones creadas.

No se puede hablar de un mal trabajo, porque realmente no son malos temas, el problema es que son tremendamente parecidos entre sí, especialmente los más metaleros en los que cuesta creer que no reciclan riffs. Donde mejor se defienden es desde luego en los temas más melódicos, en los que consiguen unos estribillos realmente emotivos. La sensación final es de haber escuchado un trabajo mediocre sin serlo, pero es tan lineal que no invita a una segunda escucha porque apenas se pueden sacar momentos reseñables. Le falta ese punto rompedor que haga la escucha más amena; en definitiva: variedad. Es una pena, porque en su debut parecían tener más ideas. Como dato de interés, la edición limitada de este disco viene con su ep de 2008 de regalo, titulado "Smile Like a Wolf" con lo que puede ser una buena compra.


Lo Mejor: Los estribillos melódicos, herencia clara de grupos como Boy Sets Fire.

Lo Peor: Un disco tremendamente lineal y repetitivo.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    zegers
    Estoy de acuerdo contigo en casi todo lo comentas. Es un disco correcto. Pena que actualmente la gente busca más originalidad en un grupo que un buen tema. Han hecho un gran disco a mi parecer, sin embargo les falta ese algo para destacar por encima del resto. Personalmete, es un disco que me gusta bastante.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre