indie rock / progressive rock / post-hardcore / experimental rock / alternative rock / pop rock
 The Dear Hunter
The Color Spectrum
ZONA-ZERO
90
9 VOTOS
81
+
The Dear Hunter The Color Spectrum
Publicación:
Junio 2011
Sello:
Triple Crown Records
Productor:
Casey Crescenzo
Género:
pop-rock
Estilos:
indie rock, progressive rock, alternative rock, experimental rock, pop rock, baroque pop

MEDIA

Tracklist

  • Black EP
  • 01. Never Forgive, Never Forget
  • 02. Filth and Squalor
  • 03. Take More Than You Need
  • 04. This Body

  • Red EP
  • 01. I Couldn't Do It Alone
  • 02. A Curse of Cynicism
  • 03. Deny It All
  • 04. We've Got a Score to Settle

  • Orange EP
  • 01. Echo
  • 02. Stuck on a Wire, Out on the Fence
  • 03. A Sea of Solid Earth
  • 04. But There's Wolves?

  • Yellow EP
  • 01. She's Always Singing
  • 02. The Dead Don't Starve
  • 03. A Sua Voz
  • 04. Misplaced Devotion

  • Green EP
  • 01. Things That Hide Away
  • 02. The Canopy
  • 03. Crow And Cackle
  • 04. The Inheritance

  • Blue EP
  • 01. Tripping in Triplets
  • 02. Trapdoor
  • 03. What You Said
  • 04. The Collapse of the Great Tide Cliffs

  • Indigo EP
  • 01. What Time Taught Us
  • 02. Mandala
  • 03. Progress
  • 04. Therma

  • Violet EP
  • 01. Mr. Malum
  • 02. Lillian
  • 03. Too Late
  • 04. Look Away

  • White EP
  • 01. Home
  • 02. Fall and Flee
  • 03. No God
  • 04. Lost But Not All Gone

Análisis

por el 04 Ago 2011
1997 lecturas
Me encantan este tipo de discos. Largos, ambiciosos, variados y accesibles, pero que requieren de bastantes escuchas para empaparte y que la cantidad de canciones que tiene te esconde joyas para ir descubriendo poco a poco durante una buena temporada. The Dear Hunter se han convertido en mi particular grupo revelación del 2011 gracias a “The Color Spectrum”, un proyecto colosal formado por nueve Eps temáticos, centrados en los colores. Un total de treinta y seis canciones, cuatro para cada disco, dan música a los colores Negro, Rojo, Naranja, Amarillo, Verde, Azul, Indigo (azul oscuro), Violeta y Blanco, una arquitectura creativa parecida a la que ya utilitzaron Thrice en “The Alchemy Index” con los cuatro elementos, pero con más canciones y más largas, aunque algo menos de profundidad temática. Un trabajo monumental con el que Casey Crescenzo, el líder del grupo, puede explorar nuevos terrenos que aporten aire fresco a la obra faraónica del resto de su discografia. Seis LPs conceptuales, de los que lleva editados tres, centrados en la historia de un hijo de puta (literalmente).

El negro abre esta excelente colección de canciones de forma misteriosa. El inicio de “Never Forgive Never Forget” es realmente oscuro respecto lo que ha sido tradicionalmente el indie-rock de The Dear Hunter. Ritmos y arreglos electrónicos, guitarras saturadas y voces distorsionadas son elementos diferenciadores de este primer EP, con un aire industrial, por momentos hasta de nu-metal, con efectos estraños e hipnóticos por momentos, como en “Take more than you need”. El rojo por su parte destaca por su rock de sabor noventero, y muy fresco. Los Pixies podrian ser una referencia, incluso Nirvana en algún momento puntual. Durante las cuatro canciones de este EP brillan las guitarras punzantes, los coros – Manchester Orchestra colabora en “Derny it All” – y en general desprenden energia e invitan a cantar a grito 'pelao'. El EP naranja cierra un primer bloque bastante rockero, pero a diferencia del rojo, opta por una esencia más clásica, incluso setentera. Bajos potentes, ritmos solidos, riffs sencillos y duros, condimentados con algunos teclados. Tambien brillan los puentes con desarrollos más libres, en algunos momentos psicodélicos, aunque en una versión algo reducida porque ninguna canción llega a alcanzar los cinco minutos.

Algo cambia cuando se llega al amarillo, sin duda el color que inspira el EP más optimista y luminoso. Pop de alta calidad, con melodias dulces, con algunos arreglos exóticos y un toque de folk bucólico son las lineas maestras de un disco que tiene algo de Beatleiano. Incluso en “The Dead don't Starve” puede llegar a recordar a unos Weezer popies hasta las cejas de reverb. Por otro lado, el disco verde da protagonismo a la guitarra acústica, pero con arreglos muy suaves, sin buscar en ningún momento la crudeza. Si el concepto de verde de Crescenzo es estar tumbado en el césped a punto de echarse una siesta lo consigue. Y no porque las canciones sean aburridas, sinó porque son altamente relajantes, incluso con ritmos animados cercanos al country como los de “The Canopy”. Igual de relajante pero más dificil de definir es el EP de color azul. Conserva grandes melodias de pop clasico pero es más lento y ambiental. Teclados y delays ganan peso, además de que vuelve a incluir algunos arreglos electrónicos. En cierto modo, el azul resulta el opuesto al amarillo. Si aquel tenia un toque hasta naïf, este tiene una esencia más nostálgica, y tiene algúnos momentos que ponen los pelos de punta como el final post-rockero de “The Collapse of the Great Tide”.

Indigo, nombre que recibe un tipo de azul oscuro, es uno de los EPs más sorprendentes. Sobretodo en relación a su discografia. Literalmente, es el Kid A particular de The Dear Hunter y además su sonido recuerda mucho a este. Envolvente y con un gran peso de la electrónica, pero incluida de forma muy suave y menos artificial que en el negro. Es el EP más ambiental, y prueba de ellos es la última canción, “Therma”, completamente instrumental y un par de ecos a modo de voz. En cambio, el EP dedicado al color violeta posiblemente sea lo más cercano a sus anteriores discos que han echo en este trabajo, pero en un formato mucho más conciso. Para este tono recuperan un rock épico de aires cabareteros, con pianos y vientos que le dan un sonido pomposo y teatral, incluso con un toque a swing. El blanco es el último color y destaca por el piano, base de las canciones, guitarras limpias y el protagonismo de los coros. La canción que abre esta sección, “Home”, es sin duda una de las más inspiradas del disco, puro pop-rock de estadio que ya querrian haber escrito Coldplay para sí mismos.

En conclusión, “The Colour Spectrum” es un trabajo vasto, variado y que sorprende sobretodo por el nivel medio de las canciones, en el que poco relleno se puede encontrar a pesar de acumular 36 temas. Toda una azaña al alcance de muy pocos.


Lo Mejor: La variedad de estilos que recoge sin que el grupo pierda alma, y la calidad media de las canciones, porque durante 36 cortes apenas hay relleno

Lo Peor: Que se haya editado una versión reducida de este disco que ignora dos de cada tres canciones
 


COMENTARIOS

8 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    kiba
    Es un disco para ponerte cada EP por separado y con muuuucha paciencia. Si te lo pones de golpe terminas hasta los eggs. Le subo la nota después de muchos meses dándole caña. Es una maravilla.
  • 90 Muy Bueno

    Sevendust
    Lo malo de este tipo de trabajos es que las 36 canciones no pueden ser geniales... pero hay para todos los gustos. Por lo demás me parece una obra brillante. Recomiendo el DVD en directo con las 36 canciones... brutal.
  • 75 Bueno
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    Interesante por lo menos...
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Khaoz
    Un proyecto digno de mención. Interesante, ameno y muy bien construido. Se necesitan más grupos así.
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
    La segunda parte de la obra es un poco aburrida.
  • 50 Mediocre
    USER_AVATAR
    Kupak
    Decente pero vista la meta tan ambiciosa que se han puesto no es un triunfo. No hacen el ridículo pero tampoco maravillan a mi entender.
  • 99 Excelente
    USER_AVATAR
    Drums
    Por lo que llevo escuchando es EL DISCO!!!! Impresionante!!!
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    MONs
    Es tan largo que aún tengo que sacar tiempo para escucharlo con calma. De momento, menos 4 o 5 temas que no me convencen demasiado, me está gustando en general. Este tío es un genio.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre