progressive metal / alternative metal / sludge metal / art rock / post-metal / experimental metal
 The Ocean
Pelagial
ZONA-ZERO
85
12 VOTOS
85
+
The Ocean Pelagial
Publicación:
Abril 2013
Sello:
Metal Blade
Productor:
Robin Staps, Jens Bogren
Género:
metal
Estilos:
sludge metal, progressive metal, alternative metal

Tracklist

  • 01. Epipelagic
  • 02. Mesopelagic: Into the Uncanny
  • 03. Bathyalpelagic I: Impasses
  • 04. Bathyalpelagic II: The Wish in Dreams
  • 05. Bathyalpelagic III: Disequilibrated
  • 06. Abyssopelagic I: Boundless Vasts
  • 07. Abyssopelagic II: Signals of Anxiety
  • 08. Hadopelagic I: Omen of the Deep
  • 09. Hadopelagic II: Let Them Believe
  • 10. Demersal: Cognitive Dissonance
  • 11. Benthic: The Origin of Our Wishes

Miembros

  • Louis Jucker: bajo
  • Chris Breuer: bajo
  • Luc Hess: batería
  • Jona Nido: guitarra
  • Robin Staps: guitarra
  • Loïc Rossetti: voz
  • Vincent Membrez: teclados

Análisis

por el 02 Ago 2013
3482 lecturas
"Pelagial" debe de ser sin duda un disco especial en la discografía del grupo del alemán Robin Staps. Este es el disco que The Ocean dedica a las profundidades marinas, una obra conceptual como acostumbran y que nos propone un viaje desde la superficie hasta el mismísimo fondo del océano. Los títulos de las canciones reflejan el paso por las distintas capas del piélago, recorrido que el grupo aprovecha para establecer una alegoría sobre los distintos niveles de la mente humana.

Así, la introducción nos invita a zambullirnos en la capa más superficial del mar, la epipelágica. Piano e instrumentos de cuerda parecen imitar el reflejo del sol sobre las olas. Esta capa es la más fina, y pronto nos encontramos en la zona mesopelágica. Es donde se concentra la mayor parte de la vida submarina y está en constante actividad. "Into the uncanny" es, quizá por eso, una canción dinámica cuya atmósfera evoluciona de manera muy natural, de riffs poderosos que se combinan con pasajes reposados y arpegios hasta constuir un clímax enérgico.

Los sonidos de burbujas que marcan el paso de una capa a otra señalan que acabamos de entrar en la zona batial. Aquí la luz llega con dificultad, lo que permite contemplar los animales bioluminiscentes que pueblan este nivel y sirven de alimento para el famoso kraken, el calamar gigante. Este nivel guarda temas cañeros, tempo rápido y atmósfera pesada. También es hogar de dos de los mejores temas del álbum: "The wish in dreams" y "Disequillibrated", dos auténticas orgías de riffs rápidos y cortantes que nos llevan directos al abismo. Se trata de la zona abisal, "sin fondo" en griego, porque ellos pensaban que nada había bajo las aguas. Aquí la fauna es ciega y transparente y se nutre de los desechos que caen de los niveles superiores. Se nota que la presión del agua es mayor, y la velocidad baja poco a poco. Los dos temas recogidos son buenas muestras de que se puede hacer post-rock en 2013 y sonar interesante.

"Hadopelagic" hace referencia a la zona hadal, que toma su nombre del dios del inframundo Hades. Esta capa es la que se encuentra en las fosas oceánicas, a más de seis kilómetros de profundidad. La presión es insoportable y muy pocos seres vivos han estado aquí. "Let them believe" es un tema de post-rock guitarrero con algo de sludge y un final épico como pocos. El demersal es la zona que está justo por encima del fondo marino y está representado por "Cognitive dissonance", un tema puro de sludge atmosférico más pesado que el anterior. Por último el bentos es el fondo, donde se asientan diversos tipos de animales y plantas. Marca el final del viaje con "The origin of our wishes", una canción muy lenta y pesada, casi doom.

El disco sigue el guion que a priori podríamos esperar. Los primeros temas son más rápidos y luminosos y a medida que avanza el minutaje las canciones son más lentas y desaparecen las notas más agudas para sugerir esa desaparición de la luz y el aumento de la presión. Y lo hace con elegancia y mesura, sin caer en el error de limitarse por su propio concepto: algunas partes podría parecernos que encajarían mejor en otro lugar del disco, pero el grupo no pierde de vista que de nada sirve un buen concepto si el álbum es previsible y las canciones aburridas. En el equilibrio entre seguir el guion y componer canciones efectivas está la clave de por qué este disco es tan bueno: el trabajo compositivo es notable y la escucha no deja lugar al aburrimiento ni a la dispersión.

Un antecedente importante de "Pelagial" es el hecho de que fue compuesto inicialmente como un disco instrumental debido a los problemas en la voz del vocalista oficial Loïc Rossetti, que ya participó en los dos álbumes anteriores. Sin embargo, el cantante se recuperó a tiempo para entrar al estudio y dejó grabadas las voces para todas las pistas, con lo que el grupo decidió usarlas. Por este motivo la primera edición del disco incluye las versiones instrumental y con voces por separado.

Y se nota. La versión instrumental (que aparte de la mezcla y la sustracción de la voz, es idéntica a la otra) muestra muchos más matices y detalles, y permite disfrutar mejor de la compleja composición y del trabajo de los músicos, que de nuevo es exquisito. Puede que a los antiguos fans del grupo no les guste el camino más accesible que los nuevos The Ocean emprendieron en "Heliocentric" con su nueva formación, pero es innegable que estos suizos son muy buenos músicos. Y qué decir del mismo Robin Staps, que en este disco vuelve a demostrar que es uno de los compositores más creativos del metal actual. Con esto no quiero decir que el trabajo de Loïc Rossetti sea pobre. De hecho su dominio de los registros melódicos y guturales le hace un vocalista muy versátil y tiene unas pocas de muy buenas melodías. Simplemente, creo que el disco instrumental hace más justicia al trabajo del grupo.

Un trabajo realmente bueno que nos ofrece un concepto interesante y muy buena música. Con un arsenal de canciones que se mueven desde el metal más técnico y retorcido al post-rock más espacial, incluye momentos de caña impagables combinados con pasajes realmente bellos y evocadores, con una atmósfera submarina realmente conseguida. Puede que no sea una obra tan colosal como el ya lejano "Precambrian", pero su asentamiento en terrenos más accesibles ha sido feliz. The Ocean son un eslabón perdido entre varios estilos y en "Pelagial" despliegan todos sus recursos. Un disco capaz de definir a una de las mejores bandas europeas de la última década.


Lo Mejor: La calidad en la composición, el interesante concepto, la variedad de registros. Mención especial al batería.

Lo Peor: El disco con voces pierde gran parte de la gracia.
 


COMENTARIOS

5 Comentarios

  • 87 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    kiba
    Grande, ¡grandes!
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    nomechordas
    En su línea, muy bueno.
  • 84 Muy Bueno

    Pee-Wee
    Un pedazo de disco ... The Ocean siguen en plena forma, y sus fans lo celebramos por todo lo alto
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    tanoka
    Si no es su mejor disco, ahí le anda.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    SHalien
    Disco del año
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre