Lunar Mansions
ZONA-ZERO
68
1 VOTO
68
+
The Prosulas Lunar Mansions
Publicación:
Marzo 2006
Sello:
Autoeditado
Productor:
Autoproducido
Género:
otras tendencias

Tracklist

  • 01. Atascosa
  • 02. New Orleans 2005
  • 03. Dazzling Raiment
  • 04. What You Are
  • 05. Black Magic
  • 06. Tookie
  • 07. Point of View
  • 08. Sacramento Store
  • 09. Grandpa Wasn’t A Bottom
  • 10. Fire Inside

Miembros

  • Shamari RObertson

Análisis

por el 17 Mar 2006
804 lecturas
Tras el nombre de The Prosulas encontramos a un personaje llamado Shamari Rocka o lo que es lo mismo, Shamari Robertson. Estamos ante un cantautor de raíces nativas americanas, cuyos antepasados más inmediatos estaban relacionados con la tribu de los Blackfeet, cuyo territorio se expandía a través de la tierra que hoy en día conocemos como Sacramento (Oklahoma, Estados Unidos).

Haciendo gala de sus raíces y de una implacable conciencia social (he leído escritos suyos que tratan desde la masacre de indígenas hasta los ahorros para la universidad de la juventud americana), Shamari compone canciones para él mismo y para muchos otros artistas en clave acústico, con interesantes toques soul y r&b.

Pero vamos a centrarnos en su obra más reciente, un disco autroproducido y autoeditado titulado “Lunar Mansions“. Lo primero que llama la atención del nuevo disco de The Prosulas es que a pesar de ser una producción casera, los esfuerzos de Shamari Robertson por llevar su música a todo el mundo han dado como resultado que se esté vendiendo en países tan distantes a su Sacramento natal como Inglaterra, Francia o España.

Lo primero que me llamó la atención al recibir “Lunar Mansions“ es la original (y algo paranoica, por qué no decirlo) forma que tiene The Prosulas de confeccionar los dossieres de prensa. Junto a su disco, una partitura manuscrita por él mismo repleta de tachones de bolígrafo pertenecientes a un profesor de música, también un mapa de las tierras indígenas de Oklahoma con una interesante historia familiar manuscrita, un dibujo bastante curioso a bolígrafo y lápiz sobre cartulina roja y finalmente, un trabajo universitario sobre las óperas italianas e inglesas durante el periodo clásico. Vamos, de todo menos información sobre The Prosulas. ¿Qué significado puede tener esto? Pues imagino que pretende destacar la calidad artística del autor así como de la obra de The Prosulas al mismo tiempo que evita crear ideas preconcebidas al oyente. Sea como fuere, he de admitir que es el dossier más original que ha pasado por mis manos.

VERSIÓN ACÚSTICA

Volviendo a lo meramente musical, “Lunar Mansions“ es un disco formado por 10 temas, todos grabados de forma vetusta. 10 canciones en las que tan solo se escucha una solitaria guitarra acústica y la original y peculiar voz de Shamari.

Esto confiere a la obra un estilo muy personal e intimista que hace de “Luna Mansions” un disco perfecto para escuchar en la soledad al tiempo que se cierra los ojos. Y si se entiende el inglés, mejor que mejor, pues las letras de The Prosulas son muy poéticas y emotivas, cargadas de frases lapidarias que tratan temas sacados directamente de las raíces oriundas del cantautor. Los rituales indios en “Black Magic”, historias familiares de sufrimiento y superación en “Grandpa Wasn’t A Bottom” o la búsqueda del Yo en “What You Are” hacen de las letras de Shamari lo mejor de este álbum.

Musicalmente, la simplicidad de la propuesta del cantautor hacen que a la larga pueda resultar algo repetitivo el disco. Por suerte, la originalidad que supone mezclar la guitarra acústica con la música negra más espiritual y sangrante, hacen que todo acabe por resultar auténtico, cargado de actitud y muy emotivo.

VERSIÓN ELÉCTRICA

Al mismo tiempo que encontramos la versión de “Lunar Mansions” en clave acústica, podemos escuchar una versión del disco, con los mismos temas, en la cual la guitarra y la voz de Shamari se ven reforzadas por una instrumentación mucho más elaborada, en clave de música afro-disco de los 70, con algo de soul y jazz, todo ello en clave muy original, pegadiza y bailable que hace presencia en los últimos tres cortes del disco. Personalmente, me quedo con la versión 100% acústica.



Lo Mejor: Sin lugar a dudas, la lírica de las canciones.

Lo Peor: La simplicidad de su propuesta provoca la monotonía al final.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre