Seven Circles
ZONA-ZERO
88
2 VOTOS
89
+
The Tea Party Seven Circles
Publicación:
Marzo 2006
Sello:
SPV / InsideOut
Productor:
Bob Rock
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. Writings On The Wall
  • 02. Stargazer
  • 03. One Step Closer Away
  • 04. Oceans
  • 05. Luxuria
  • 06. Overload
  • 07. Coming Back Again
  • 08. The Watcher
  • 09. Empty Glass
  • 10. Wishing You Would Stay
  • 11. Seven Circles

Miembros

  • Jeff Burrows
  • Jeff Martin
  • Stuart Chatwood

Análisis

por el 30 Mar 2006
1384 lecturas
Aquí están de vuelta los grandes The Tea Party. Hace apenas unos meses recibían el título que les acreditaba como banda de platino por la suma total de sus discos, y si bien es cierto que en Europa no tienen demasiada presencia, en su Canadá natural, en Estados Unidos o en Australia son una de las bandas de rock más apreciadas.

Su nuevo disco se llama “Seven Circles“ y viene a recuperar la esencia pura del rock sin dejar de sonar modernos. Al igual que sucede con bandas como Spiritual Beggars, el sonido de The Tea Party es poderoso y roquero hasta las entrañas. Han sabido sacar lo mejor del rock de todos los tiempos y presentarlo en forma de disco soberbio.

Lo que nos ofrecen en este “Seven Circles“ es un poco de lo bueno y de lo mejor. Sus influencias van desde el rock eléctrico de Led Zeppelin hasta el sonido stoner de bandas como Kyuss, pasando por el metal clásico (de hecho, muchos de sus riffs deben mucho a Black Sabbath) e incluso el metal más moderno, no en balde canciones como “Writing on the Wall” suena mucho en lo que a guitarras se refiere a Rage Against the Machine, o en su power-ballad “Oceans” se llegan a asemejar a Nickelback. Es decir, estamos ante una banda inclasificable debido a sus muchas influencias, pero que al mismo tiempo no deja de sonar a rock puro.

Como ya dije, el disco empieza con “Writings on the Wall”, un tema enérgico y reivindicativo con unos riffs de guitarra muy al estilo Rage Against the Machine. El tema es sin lugar a dudas uno de los mejores del disco, pues mezcla la fuerza del grupo de Zack de la Rocha con un elegancia al más puro estilo hard rock americano. A este le sigue “Stargazer”, algo mucho más clásico y emotivo, que huele ligeramente a psicodélia, sobretodo en esas distorsiones chillonas que acompañan al melódico estribillo, el cual sea dicho de paso, parece por su forma a alguno de los británicos The Darkness.

El tercer tema del disco se llama “One Step Closer Away” y aquí es donde más claro se ve el choque de estilos. El inicio de guitarras sincopadas y riffs pesados podría estar sacado de cualquier disco de Black Sabbath, mientas que a continuación aparece un calorcito guitarrero salido directamente del desierto y su rock stoner. A todo eso cabe destacar el trabajo vocal de Jeff Martin, realmente excelente. Sabe adaptarse a todos los registros, pero sin abandonar su registro personal de marcado acento blues. Su voz rotunda, profunda y muy expresiva es un valor añadido para el grupo y para todos los temas de “Severn Circles”.

Tras la balada guitarrera de “Oceans”, aparece “Luxuria”, una canción psicodélica, con pequeños toques electrónicos y cierta dosis de caos guitarrero. Sin lugar a dudas es el tema más extraño de cuantos se encuentran en “Seven Circles“, pero a pesar de ello, sigue sonando a rock. “Overload” es por su parte el testigo fiel de los fundamentos clásicos y blues del grupo. Suena a Led Zeppelin con una dosis extra de guitarras. Una línea similar sigue “Coming Back Again”, mientras “The Watcher” deja de lado las guitarras potentes para dar paso a una melódica y preciosista balada rellena a base de violines y falsetes por parte de Jeff Martin.

La parte final del disco empieza con “Empty Glass”, una composición sencilla y de sonido moderno, que combina pasajes centrales bastante suaves con un estribillo en el que las guitarras aumentan su presencia. Vendría a ser un tema de pop-rock al más puro estilo 3 Doors Down, algo que por norteámerica gusta mucho (y aquí también, pero por desgracia no nos llega demasiado buen material). Al final del tema, aparece un solo (los cuales hacen presencia en más de un tema), demostrando que Martin no solo canta bien, sino que también es un excelente guitarrista. Es lo que tiene tocar en un trío, que te toca hacer un poco de todo, si lo haces bien perfecto, pero si no, puedes mandar a la mierda al grupo. Algo similar sucede con “Wishing You Would Stay”, más calmada y con la sorpresa de la presencia de una voz femenina en los coros. Llamadme raro, pero a mí esta canción me suena a los fineses góticos Charon, tanto por la forma de la canción, como por la lírica. El último tema da título al disco, “Seven Circles“, y cosas de la vida, es de lejos el peor tema del disco, bueno, mejor dicho es el menos bueno.

The Tea Party lo han vuelto a hacer. Tras sus últimos dos excelentes discos, han regresado por todo lo alto con “Seven Circles“. Los amantes del rock de los 70, 80, 90 y de la nueva década se encontrarán igual de a gusto escuchando este disco, pues tiene la virtud de mezclar distintas edades bajo una única bandera: la del rock.


Lo Mejor: Rock en estado puro sin que deje de sonar moderno. El disco es capaz de juntar a generaciones de roqueros con más de 30 años de diferencia.

Lo Peor: Que no te guste el rock. PD: En ese caso mucho me temo que te has equivocado de web.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre