alternative rock / post-hardcore / experimental rock / emo / art rock
 Thrice
At: Guitar Center
ZONA-ZERO
89
5 VOTOS
93
+
Thrice At: Guitar Center
Publicación:
Enero 2012
Sello:
Vagrant
Productor:
Nic Harcourt
Género:
pop-rock
Estilos:
alternative rock, experimental rock, art rock

Tracklist

  • 01. Anthology
  • 02. Promises

Miembros

  • Dustin Kensrue
  • Teppei Teranishi
  • Eddie Breckenridge
  • Riley Breckenridge

Análisis

por el 16 Feb 2012
3195 lecturas
Hay trabajos que, por las propias circunstancias que los rodean, son especiales incluso antes de ser publicados. Podemos decir que "At: Guitar Center" es uno de esos casos, al ser la posible última referencia de una banda del calibre de Thrice, una de esas formaciones a las que rodea esa especie de aura mágica que hace que sean algo más que un simple grupo para muchísima gente. Dustin, Teppei, y los hermanos Breckenridge anunciaron hace unos meses que, tras varios conciertos de despedida, se tomarán un descanso para centrarse en otros ámbitos de sus vidas que se ven resentidos debido a su compromiso con la banda. Después de este triste anuncio supimos que, probablemente, y teniendo fe en un retorno a la actividad por parte de los californianos, esta sería su última entrega en mucho tiempo. Y, sin ningún tipo de duda, nos han dejado un exquisito “hasta luego” en forma de dos impecables reinterpretaciones acústicas de "Promises" y "Anthology", temas que forman parte de su último largo, "Major/Minor".

 Recuerdo que, cuando se publicó el disco, todo el mundo coincidía en lo enorme que sonaba "Anthology", un tema absolutamente redondo con melodías totalmente adictivas y una letra profunda y sentida, incluso premonitoria, siendo esta una canción sobre una relación de amor (es una elección de cada cual interpretar si sobre dios o sobre su mujer) que contiene alusiones o fragmentos de siete temas de toda su trayectoria ("Silhouette", "Atlantic", "The Weight", "In Years to Come", "Trust" y "The Whaler"). En el caso de esta versión acústica con Teppei y Dustin, incluso desnudando la canción y dejándola al natural, sin nada más que una voz sin retoques, una guitarra rítmica y otra encargándose de los detalles, vuelven a sorprendernos dándole nuevos matices, dotándola de un aire folk que le sienta jodidamente bien. Dustin nos ofrece la versión más cruda y natural de su voz, rota y cautivadora, atrapándote hasta el punto en el que, si cierras los ojos, puedes imaginarlo en tu habitación, hecho que también se debe al magnifico trabajo del técnico de sonido, poniendo todo en bandeja para que tú únicamente tengas que encargarte de cerrar los ojos y flotar mientras ese “Oh you know me, Oh and I know you…” se va agarrando a tu cerebro.

 

 La cara B guarda otro tesoro de su último trabajo "Major/Minor". "Promises" es una canción con una letra de lo más cruda, en la que se "critica" la facilidad con la que se rompen relaciones por el hecho de no luchar por lo que queremos en lugar de desistir al primer indicio de que algo va mal. Concretamente, por varios de los fragmentos del tema, se interpreta que habla directamente del divorcio, de la facilidad con la que se rompen matrimonios hoy en día. Sea como sea, el plato está regado con un vino de primera, porque la base instrumental del tema contiene algunos de los riffs más pegadizos de su último álbum, adaptados a la perfección en esta versión desenchufada. Teppei hace un buen trabajo con los detalles, adaptando todos los arreglos sin ningún tipo de efecto, sin trampa ni cartón, y Dustin hace que hasta los gallos le queden bien. Una vez más, el sonido perfecto ayuda a que el tema te incite a cerrar los ojos y disfrutar, a olvidarte de todo y pensar en qué harías sin música en tu vida.

 

 Esperemos que este 7” no sea un adiós definitivo. Una cosa queda clara, y es que Thrice se despiden como siempre han sido: naturales, directos, mágicos. Nos dejan ocho largos y varias colaboraciones, recopilatorios y directos, pero sobretodo nos dejan lecciones aprendidas (cómo reinventarse sin renunciar a tu esencia y no fracasar en el intento), vivencias y recuerdos asociados a sus canciones y un sentimiento agridulce que es bastante difícil de expresar. Tal vez sea el hecho de que cuesta despedirse de una banda que te ha acompañado prácticamente cada día de tu vida durante los últimos nueve años. Por suerte, la música es eterna.  



Lo Mejor: El sonido orgánico, la interpretación sin trampa ni cartón, sin retoques.

Lo Peor: Dos temas siempre saben a poco.
 


COMENTARIOS

3 Comentarios

  • 89 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    viejozorro
    Nunca fallan. Todo lo que han sacado hasta ahora es para tener y recordar. Grandes!!!
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    binladiya
    No puedo sino votar con un 100 a éstos supergrandes de la música. Una pena que se separen, aunque por lo menos lo han hecho del mejor modo, estando en la cumbre, sin necesidad de arrastrarse por escenarios y sacar discos pobres como otros. Aunque sinceramente, con esta banda creo que jamás pasaría.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    kiba
    Por lo que simboliza.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre