black metal / sludge metal / post-punk
 Tombs
Savage Gold
ZONA-ZERO
75
4 VOTOS
78
+
Tombs Savage Gold
Publicación:
Junio 2014
Sello:
Relapse Records
Productor:
Erik Rutan
Género:
metal, punk-core
Estilos:
black metal, sludge metal, post-punk

Tracklist

  • 01. Thanatos
  • 02. Portraits
  • 03. Seance
  • 04. Echoes
  • 05. Deathtripper
  • 06. Edge of Darkness
  • 07. Ashes
  • 08. Legacy
  • 09. Severed Lives
  • 10. Spiral

Miembros

  • Mike Hill: voz, guitarra
  • Andrew Hernandez: batería
  • Garett Bussanick: guitarra
  • Ben Brand: bajo

Análisis

por el 30 Jun 2014
3513 lecturas
Pese a que hablar de la portada no parece ser la mejor manera de empezar la reseña de un disco, en el caso del tercer largo de Tombs la justificación es muy obvia, a la par que gráfica: la cuadratura del círculo, sobre fondo de tono áspero y punzante para los ojos, que ya habla por sí sola de rizar un rizo que ha llevado a los estadounidenses hasta "Savage Gold". Y el camino, por lo que se escucha, parece haber sido natural como la vida misma, aunque con matices.

Pese a que podríamos incluir a Tombs en algo así como una consecuencia de esa corriente de black estadounidense (desde Wolves in the Throne Room hasta Xasthur) que se desarrolló en la década pasada, la banda comandada por Mike Hill ha tenido un camino bastante errante a la hora de adquirir un sonido propio. Es decir, algo así como “sabemos a qué sonamos, pero no para qué sonamos así”. Una finalidad, un argumento que valide el resto del trabajo.

Y ya que hablar de futuro en el análisis de un disco es totalmente absurdo, nos limitamos a hablar de “Savage Gold”, el cual titubea con una helada pero afilada “Thanatos” para empezar, quizá mal situada en el disco. Seguidamente, “Portraits” y “Seance” nos hacen escuchar las dos facciones que van a mezclarse, casi a enfrentarse, en nuestros oídos durante la próxima hora. Es en estos temas cuando a mitad de canción y sin esperarlo aparecen torbellinos en forma de raw black metal, poniendo en juego los riffs que Mayhem y compañía les enseñaron y que huelen a mala baba por todas partes.

Pero es cuando llega la parte central del disco cuando uno entiende la filosofía Tombs. Y sin querer comparar, aunque sea difícil, estos chicos han visto en Nachtmystium a un hermano en el que reflejarse, al que acudir cuando llega el momento de la verdad, de definirse, lo cual es bueno porque los temas responden, pero por otra echa por tierra los que pudieran buscar un nuevo "Path of Totality", es decir, nuevos temas con mucho gancho y con más raw, hasta que todo arda.

Aquí lo que arde es el alcohol y la madera podrida que destila el ambiente de "Savage Gold", y además prima más el momento que el conjunto, la sangre y la llama antes que la hemorragia y el fuego. Y aun manteniéndose en continuo conflicto, la moderación siempre parece ganarle terreno a la rabia descontrolada de momentos concretos.

Mención especial a la calidad musical y técnica de los componentes del grupo así como a su productor, Erik Rutan, músico de Hate Eternal y productor habitual en el metal extremo. Y su trabajo queda totalmente justificado puesto que el sonido de la producción es con diferencia lo mejor del disco, rozando la perfección. Pese a que Erik se caracteriza por producir a grupos death, su trabajo parece haberse centrado más en optimizar el sonido y todo esté correcto, más que en dotar al grupo de un sonido diferente o poco acorde a sus costumbres.

Ya para acabar el disco, Tombs nos lo ponen difícil volviendo al raw black metal con “Legacy” y “Spiral” y enlazando desde ahí la rabia con sonidos más progresivos. Es imposible definir un momento entre todo el disco en el que las cosas permanezcan invariables durante más de una canción. Todo vuelve y vuelve a cambiar. Nada es lo que parece, o lo que parecía que iba a ser. Sin duda un gran punto a favor de la diversidad, pero en contra de la concreción. Y si de valorar ese ying-yang se trata, hay que decir que el black más ruidoso y fiero les viene como anillo al dedo y hacen levantar polvo negro. En cambio, las partes progresivas adolecen de esas mismas virtudes, quizá porque una composición de tempo reducido y más contemplativa requiere de un don especial que hace mucho más complicado llegar a buen término con ese sonido.

En definitiva, sin rumbo aparente pero con toda la rabia del mundo, Tombs cuadran el círculo. Ahora les falta hacer de ese círculo un gran agujero negro más visceral y más rabioso donde enterrarnos a todos para siempre.


Lo Mejor: Mucha calidad técnica y de la producción, el sonido no tiene una sola pega. Incendiarios cuando el sonido se extrema

Lo Peor: La composición y frescura del disco, con muchas sensaciones de dejà-vu y un sonido demasiado cambiante sin una razón necesaria
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 86 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    -GeR-
    A mí me parece discazo, no tanto como el "Path of totality" pero sí muy molón y adictivo. Si tuviese más partes experimentales sería la leche
  • 67 Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Tengo pendiente profundizar, pero no suenan mal.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre