post-hardcore / screamo / hardcore punk
 United Nations
The Next Four Years
ZONA-ZERO
70
4 VOTOS
78
+
United Nations The Next Four Years
Publicación:
Julio 2014
Sello:
Temporary Residence
Productor:
Género:
punk-core
Estilos:
post-hardcore, screamo

Tracklist

  • 01. Serious Business
  • 02. Meanwhile On Main Street
  • 03. Revolutions At Varying Speeds
  • 04. False Flags
  • 05. United Nations Find God
  • 06. Between Two Mirrors
  • 07. Fuck The Future
  • 08. Stole The Past
  • 09. United Nations Vs. United Nations
  • 10. F#A#$
  • 11. Music For Changing Parties

Análisis

por el 21 Jul 2014
3884 lecturas
En las entrevistas previas a la salida de "The Next Four Years", Geoff Rickly se ha hartado de decir que United Nations no es un grupo serio. Irónicamente el disco lo abre una "Serious Business" que introduce el mensaje nada gracioso subyacente a la banda: la idea de que somos demasiado blancos, demasiado ricos y demasiado gordos como para quejarnos. Las Naciones Unidas son presentadas como símbolo de una cosmovisión occidentalista que solo se acuerda del tercer mundo para buscar materias primas y mano de obra baratas, más preocupada de responder a maniobras geopolíticas que de aplicar soluciones a los problemas urgentes que tenemos como Humanidad. De esta manera United Nations interpretan el papel de quien, siendo un privilegiado, se afana en fastidiar a los demás

La premisa es una excusa perfecta para descargar la tomenta de decibelios que propone la banda neoyorquina, completada a día de hoy por David Haik y Zac Sewell de Pianos Become the Teeth, Jonah Baker de Lovekill y Lukas Previn de Acid Tiger. Seis años han pasado desde la publicación de su debut homónimo y cuatro de su última referencia en forma de EP, lo que unido a la inestable formación ha hecho temer a algunos por la continuidad del proyecto. Tampoco habrá ayudado que las Naciones Unidas, las de verdad, amenazaran a la banda con emprender medidas legales por la usurpación del nombre y el logo de la organización y consiguieran, de hecho, que se eliminasen sus perfiles en varias redes sociales.

Así que la actualidad demandaba un nuevo asalto y a pesar del cambio de componentes su estilo ha cambiado poco. Incluso se ha hecho más agresivo y despiadado. Los registros melódicos de los que Rickly echaba mano en el primer disco han desaparecido casi por completo y "The Next Four Years" da poca tregua. Apenas se nota que, como el título indica, lo que contiene es un compendio de las canciones que se han ido escribiendo durante este tiempo y que en principio iban a salir editadas en distintos EPs. Es sólido y coherente, aunque precisamente ahí es donde cojea: basándose en la violencia con la que Geoff grita, el tempo atropellado y la contundencia guitarrera, parte del álbum se mueve musicalmente en coordenadas previsibles.

Seguramente no es casualidad que las dos primeras canciones hayan sido elegidas como adelantos. No solo resumen bien el contenido, es que además son las dos más destacables del conjunto. En ambas, aunque especialmente en la mencionada "Serious Business", las ganas de meter bronca son canalizadas mediante distintos recursos. El comienzo al más puro estilo blacker es la primera sorpresa hasta que entra un primer requiebro melódico que nos recuerda dónde estamos. Desde ahí no hace más que subir, disonante, abrasivo, majestuoso, con autoridad, con las ideas muy claras. "Meanwhile on Main Street" comienza calmada y en seguida vuelve el riffeo cortante y desgarrador. Dos de dos.

No es que la cosa decaiga en cuanto a intensidad, pero tras los dos puñetazos certeros el grupo pierde el efecto sorpresa y empiezan a echarse en falta más recursos con los que rematar las canciones. Una serie de temas cortos que muestran mucha pegada pero menos creatividad sumen al disco en una pequeña crisis a medio camino, cuando las canciones o bien no despegan o bien no explotan. Esta parte central incluye aun así temas disfrutables por su buena ejecución y que por su duración no llegan a cansar, amén de una "Between Two Mirrors" que destaca sobre el resto. Ya casi al final nos encontramos la última joya, esa "suite" titulada sarcásticamente "F#A#$" (referencia al primer disco de Godspeed You! Black Emperor) de tratamiento post-rockero que recupera la crudeza épica del inicio.

Atendiendo a la duración de las canciones he descubierto que las mejores composiciones se encuentran mayoritariamente en el grupo de "las largas" (más de dos minutos y medio), mientras que las más cortas quedan relegadas a un papel secundario de mantener el alto ritmo y la intensidad del conjunto. Probablemente se ha sacrificado el desarrollo de los temas en virtud de una duración más concisa (se queda en media hora), pero hubiera preferido algo más de chicha en la parte central. Con todo, el disco tiene suficientes ganchos como para ser uno de los discos de hardcore que hay que escuchar en 2014.


Lo Mejor: Los temas más largos. Cuanto más desarrollan las composiciones, mejor les quedan.

Lo Peor: Las canciones más cortas y simples quedan eclipsadas por sus hermanas mayores.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 80 Bueno

    meneillos
    En su momento me pasó algo desapercibido, pero ahora me parece una salvajada, para mí, claramente lo mejor que han hecho. Muy buenas las letras también, o lo que las letras pone que dicen, mejor dicho XD
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    santopayufo
    Extrañamente no me ha flipado tanto como el primero(obviamente, no hay factor sorpresa de qué es lo que te vas a encontrar, y menos si el anterior álbum es casi lo que más has reproducido en la última década), pero si que ha sido una grata sorpresa esos temas más largos. Algunos cambios notables, como que han cambiado de integrantes, y ni idea de quienes son exactamente, pero no está mal como se refleja finalmente en el sonido. Yo, me he quedado satisfecho, y es mucho decir después de haber esperado con ansias material nuevo de uno de mis grupos/proyecto fetiche..
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre