hardcore / sludge metal / grindcore / hardcore punk
 Weekend Nachos
Apology
ZONA-ZERO
80
2 VOTOS
80
+
Weekend Nachos Apology
Publicación:
Mayo 2016
Sello:
Relapse Records
Productor:
Andy Nelson
Género:
metal, punk-core
Estilos:
hardcore punk, sludge metal, grindcore

MEDIA

Tracklist

  • 01. 2015
  • 02. Dust
  • 03. Fake Political Song
  • 04. All
  • 05. Judged
  • 06. Dog Shit Slave
  • 07. Writhe
  • 08. N.A.R.C.
  • 09. POW MIA
  • 10. World Genocide
  • 11. Eulogy
  • 12. Night Plans
  • 13. Apology

Miembros

  • Drew Brown: bajo
  • Brian Laude: batería
  • Andy Nelson: guitarra
  • John Hoffman: voz

Análisis

por el 08 Jun 2016
511 lecturas
Las despedidas siempre son duras y más cuando es un grupo honesto que decide retirarse. Y más si el adiós viene acompañado de un disco que merecería más que un simple análisis, pues la calidad que han mostrado siempre Weekend Nachos bien les vale para irse a su casa con la conciencia más que tranquila del deber bien hecho.

Este “Apology”, que marca el fin de la carrera de los de Illinois, ha dejado en parte atrás tanto el grindcore más visceral que reinaba en su anterior “Still”, como los momentos de parón breakdown, para los que ahora eligen mucho más cuidadosamente su lugar idóneo, además de adornarlos de otras cosas, algo quizá impensable hasta ahora en una banda con unas prioridades tan claras y radicales. Los cambios, todo sea dicho, se concentran en unos cuantos momentos, y uno de ellos es “2015”, que abre el disco y que pronto nos hace darnos cuenta de que estamos ante un trabajo con una filosofía y una estructura claras, que se asemejan a entrar a un agujero y ponerse a entera disposición del grupo. No en vano, el cantante Andy Nelson nos vocifera “Back into darkness” repetidamente hasta que el ritmo decae cada vez más. Un claro y gran aviso para que nos quede claro dónde nos hemos ido a meter.

Si a Weekend Nachos se le etiquetaba como powerviolence no era casualidad. Ahora cada vez suenan más pesados, más empapados de influencias como el stoner más pesado (doom casi) o el rock más sucio, sin olvidar otros como el punk y el hardcore, claro está. Pero la violencia ahora viene más que nunca desde lo cafre de la propuesta. Por ejemplo, el segundo corte, “Dust”, donde colabora Dylan Walker de Full Of Hell, no es rápido, pero está bien cargado de pólvora y es negro como el carbón. Se podría decir que donde antes siempre había zapatilla y mala hostia sin excepción, ahora también hay una desolación propia de un grupo que está bien jodido por tener que dejarlo, o bien lo dejan porque están bien jodidos. Quién sabe.

Si hay que resumir “Apology” en dos momentos diferenciados, esos son la caña con un único fin: la rapidez insana, como comprobamos en “Fake Political Song” (lo más grind del disco), “Judged” o “N.A.R.C.”, y por otra parte el ritmo plomizo que acaba conviertiendo a estos mismos temas y al resto en una montaña rusa que termina casi sin excepción en una piscina llena de cemento. Todo ello con una indudable calidad y experiencia, escupido en la cara de quien lo quiera. Y nos sabe muy bien.

Pese a lo poco renovadores que puedan ser temas como “All” o “POW MIA”, su fuerza y al mismo tiempo su calidad, vaya más o menos directo a la yugular, sea más o menos rápido, sabemos que nunca va a defraudar, con lo importante que acaba suponiendo eso para un disco. Incluso “World Genocide”, con un riff mucho más trillado que el resto, cumple a la perfección con su cometido.

“Night Plans” es la antesala perfecta al track homónimo que finaliza el disco. Un tema que va agonizando de un punk rock pesado al puro doom, para desembocar en esa gran “Apology”, sin duda lo mejor de todo, a modo de firma final de un grupo que quiere despedirse casi como de un funeral de su música se tratara. El acorde impasible de la guitarra nos conduce hasta un leve piano (nunca este instrumento fue tan bien utilizado por un grupo así) que vuelve a desaparecer para dar paso a la pesadez y la desolación.

Y así dejamos a Weekend Nachos, despidiéndose con algo más parecido a una cena caníbal con sus propios huesos que a un funeral con honores, con el añadido de que nosotros hemos sido los invitados principales al banquete.


Lo Mejor: No hay medias tintas ni grises. Esto es oscuro de verdad.

Lo Peor: Que se retiran tras este disco.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre