PELÍCULAS

por el 19 de Diciembre de 2013
Nichole desaparece bajo misteriosas circunstancias en la casa de su madre mientras preparaba el funeral de esta. Su hermana Annie al principio asocia la desaparición de su hermana a una recaída en antiguas adicciones, sin embargo tras visitar la casa materna intuye que quizás pueda haber algo más detrás de la ausencia de su hermana, algo paranormal.

Título: El Pacto (The pact)
Año: 2012
País: Estados Unidos
Género: Terror
Director/guionista: Nicholas McCarthy
Protagonistas: Caity Lotz, Casper Van Dien, Mark Steger

Nota: 50
The Pact es una de esas películas que nadie sabe muy bien porqué alcanzan una popularidad desmedida e inmerecida en la red. Nosotros, que estamos siempre ávidos de nuevas experiencias, no hacíamos más que leer excelentes críticas en foros especializados del mundillo fantástico, lo que hizo crecer nuestro hype hacia el film de Nicholas McCarthy a unos niveles demasiado altos para lo que termina ofreciendo la película.

Para entender el éxito del film hay que remontarse al festival de Sundance de 2011 donde un entonces desconocido McCarthy debuta con un interesante cortometraje de terror sobre casas encantadas llamado The Pact. El corto funciona estupendamente por sus cualidades, explotando muy bien el uso del suspense, y hace que su pírrico presupuesto luzca increíble gracias a un gran trabajo actoral y de arte. En Sundance todos, desde los aficionados hasta los medios, empiezan a hablar maravillas del corto y de su director, hasta tal punto que en medio del frío festival convence a unos cuantos inversores para que le pongan el dinero necesario para convertir The Pact el corto en The Pact el largo.


Sin asimilar el éxito de Sundance McCarthy se mete a rodar su primer largometraje, que no deja de ser el cortometraje que ya había contado pero estirado para llegar (por los pelos) a los 90 minutos. Como era de esperar el resultado es inferior al de su predecesor, sin embargo Nicholas ya lleva detrás una legión de defensores por el simple hecho de ser Indie, haber triunfado en Sundance y trabajar con bajo presupuesto. The Pact camina imparable hacia el éxito en tus foros habituales.

No estamos ante una mala película, de hecho es entretenida, tiene buenas escenas (la mejor sin duda en la que una medium intenta contactar con el fantasma que mora en la casa), unas actuaciones correctas y una realización sobria sin demasiado efectismo. Sin embargo, el paso a los 90 minutos hacen que McCarthy recurra a giros argumentales para alargar la saga en los que se nota que estira la trama del corto en lugar de adaptarla al nuevo formato.

Otro de los problemas es que a nivel narrativo, o de códigos de género, como espectadores (al menos nosotros) no establecemos el mismo filtro cuando estamos viendo un cortometraje que un largometraje. Durante el visionado de un cortometraje (como propuesta de director novel) somos mucho más laxos argumentalmente a favor de ver nuevas historias, planteamientos diferentes o nuevas ideas, luego puede que la propuesta tenga errores aquí o allá pero la intención de la obra es distinta a la del largometraje.


En un género como el terror con miles de subgéneros la mezcla de códigos puede ser traicionera si no se hace a la perfección o no se tiene claro el estilo que se quiere adoptar: el humor con el terror, lo paranormal con lo criminal o los fantasmas con los asesinos en serie. Hay que tener cuidado con estas mezclas porque el espectador puede terminar pensando que el director va sacando conejos de la chistera según le convenga para llegar al final de la trama, pero olvidándose de la coherencia narrativa o argumental. Insistimos, estos elementos en un cortometraje se puedan pasar por alto y el espectador lo puede pasar por alto, en un largometraje no.

De esto peca The Pact, McCarthy se saca demasiados trucos de la manga (como lo hacía en el corto) pero aquí ya no sorprende porque nos conocemos la historia, no innova porque va a piñón fijo de los aplausos que recibió en Sundance y de los masajes que le han dado en Bloody Disgusting. Pero la bola de nieve ya ha echado a andar en Internet y la brigada del aplauso se ha puesto en pie con lo cual nos venden como el nuevo exorcista una película que no pasa de verse entre siesta y siesta.

Y como no queremos terminar nuestro análisis con un aporte negativo vamos a hacerlo señalando los aspectos positivos del film y es que si en algo destaca McCarthy es en crear espacios imposibles y perturbadores dentro de ambientes confortables conocidos por el espectador. Es como algunos cuadros de Hopper en los que todo parece normal hasta que te vas fijando en los detalles, en las ventanas o los reflejos de la luz y te quedas con la sensación de que el autor está escondiendo algo.

@detritushumano


  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate