CRÓNICA

Warm Up Party, Gasteiz Calling
Angelic Upstarts, Strung Out, Slime, Authority Zero, Frenetik
02 de Septiembre de 2016 por Jorge Azcona Sala Jimmy Jazz, Vitoria 1281 lecturas

Parece mentira, pero con solo dos ediciones el Gasteiz Calling ya ha convertido a Vitoria en la capital del punk rock en este país. Al menos durante un par de días.

Esto no es fruto de la casualidad, ni de hacer cartelones (que también), sino de currárselo mucho y fidelizar al público a base de actividades relacionadas con el festival a lo largo de todo el fin de semana. Entre ellas un vermut musical en formato acústico, una exhibición de skate, o lo que nos ocupa, una fiesta de presentación que no solo sirvió para ir calentando el ambiente de cara a lo que nos esperaba el día siguiente, sino que poco tenía que envidiar al cartel de este. A nivel sala, claro está.

Frenetik eran los encargados de abrir el evento, y aunque derrocharon energía en la media hora que les otorgaron, aún eran las 19,30 de la tarde de un día laboral. Algunos aún estarían aguantando al jefe y muchos otros de camino, porque luego habría gente de todos los puntos de la península. Aún así, Fonta y los suyos disfrutaron en temas como “Mi mansión” e hicieron lo propio con los que ya habían entrado a base de correteos por la sala.


Con Authority Zero se notó un aumento de gente considerable. Reconforta saber que aunque sigan siendo una banda minoritaria, incluso dentro de su rollo, tengan una base fiel de fans que reconocen el buen hacer de un grupo trabajador como pocos. Mucha culpa de esto la tiene el buen rollo que transmiten en el escenario, sobre todo a cargo de un Jason DeVore que nunca baja del notable en la ecuación voz/carisma. Incluso no dudó en mostrar un cartelito felicitando a su esposa por su décimo aniversario y sacar la foto de rigor. De todas formas la verdadera imagen de la actuación fue la del nuevo guitarrista enfrentándose a temas como “Revolution” o “12:34” sin la mayor parte de su brazo derecho y rasgando las 6 cuerdas con una tablilla a velocidad de vértigo. Poco que reprochar a unos 40 minutos que supieron a poco, aunque sigo sin entender lo olvidados que tienen sus dos últimos discos en directo.

Lo cierto es que podían haber tocado después de Slime viendo que la sala volvía a mostrar un aspecto pobre con los alemanes, pero supongo que el orden de los grupos no era fruto de la casualidad. Como tampoco lo fue ese hermanamiento con el grupo que cerraba la noche en una actuación que dio la sensación de antesala a lo que venía después. Me temo que pocos vinieron a Vitoria para verlos exclusivamente, pero no estuvo de más escuchar himnos como “We Don´t Need The Army” y no se les puede reprochar que no intentaran integrarse en el ambiente. Ese “bat bi hiru lao!!” que se marcaron estuvo divertido.

La fecha única de Strung Out y el tiempo que hace que no les veíamos por estas tierras fueron reclamo suficiente para que la sala mostrara el mejor aspecto de la noche, aunque quizá demasiado ya que por momentos costaba hasta respirar. Un set basado en todas sus épocas y con muchos recuerdos al pasado en los que el público hizo de las suyas desafiando al personal de seguridad, y también algunos temas de nueva factura como “Rebellion Of The Snakes” o “The Animal And The Machine” que funcionan a la perfección. No tanto como la voz de Jason Cruz, que subió y bajó en algunos momentos del show pero que lo disimuló lo mejor que pudo. Personalmente eché en falta canciones como “Analog” o “Blueprint Of The Fall”, pero nunca llueve al gusto de todos y menos con tantos discos de estudio. Como siempre se suele decir, los gustos son como los culos.

Giro de 180 grados de nuevo para recibir a otros clásicos como Angelic Upstarts, esta vez del Oi! y street punk de finales de los 70 y década de los 80. Relevo generacional y de tipo de público para escuchar temas como “Two Million Voices” o “The Murder Of Liddle Towers” junto a esa crítica a la opresión policial que siempre los ha caracterizado. La voz de Mensi se resintió, pero tampoco se le pueden pedir peras al olmo. Al finalizar aún quedaba otra sesión a cargo de RockZone para los que seguían con ganas de dar guerra, pero el sábado prometía ser largo y duro…

Fotos: Sergio Martín

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate