Wrecking Ball
ZONA-ZERO
78
1 VOTO
78
+
Bruce Springsteen Wrecking Ball
Publicación:
Marzo 2012
Sello:
Columbia
Productor:
Ron Aniello
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. We Take Care Of Our Own
  • 02. Easy Money
  • 03. Shackled And Drown
  • 04. Jack Of All Trades
  • 05. Death To My Hometown
  • 06. This Depression
  • 07. Wrecking Ball
  • 08. You've Got It
  • 09. Rocky Ground
  • 10. Land Of Hope And Dreams
  • 11. We Are Alive
  • 12. Swallowed Up (Bonus Track)
  • 13. American Land (Bonus Track)

Grupos relacionados

Análisis

por el 19 Mar 2012
932 lecturas
Me imagino que muchos estarán de acuerdo conmigo en que "We Shall Overcome: The Seeger Sessions” fue el último gran disco de Bruce Springsteen. Tras una década de los 90 tremendamente floja, aquel álbum suponía la guinda al pastel de su particular resurrección, formando junto a “The Rising” y “Devils & Dust” una trilogía ejemplar. Por desgracia, los siguientes pasos no fueron tan acertados. Sus devaneos con el pop orquestal en “Magic” y “Working On A Dream” dejaron algunos buenos momentos, pero en general se notaba una sensación de acomodamiento, de relajación, de que el de Nueva Jersey estaba perdiendo su mojo.

La verdad es que este “Wrecking Ball” de primeras no apuntaba a hacernos grandes esperanzas. La muerte del enorme Clarence Clemons el pasado verano fue un mazazo para todos y muchos dudábamos de que la E Street Band volvería a ser la misma sin él. Pero Springsteen ha sabido tomar el mando una vez más y darnos lo que muchos fans llevábamos esperando: la continuación de las "Seeger Sesions". Eso sí, con matices. Porque si aquel disco fue grabado con 12 músicos en directo tocando juntos por primera vez, captando ese aire casi de improvisación, aquí lo ha hecho aprovechando todas las ventajas de un estudio, aunque el espíritu de muchas de las nuevas canciones viene a ser el mismo.

Cierto es que por momentos a las canciones les sobra producción y que tal vez hubiera sido mejor volver a grabar con toda la banda al completo, pero a fin de cuentas las canciones hablan por sí solas y estoy convencido de que en la próxima gira van a ser todo un pelotazo. El arranque con “We Take Care Of Our Own” va calando poco a poco. Rock alegre y épico, sonando a lo grande. “Easy Money”, “Shackled And Drown” y “Death To My Hometown” recuperan el espíritu de las citadas sesiones. Violines, banjos, sección de vientos… vuelven a dotar de color y alegría folk el cancionero de The Boss.

La oscura “Jack Of All Trades” consigue emocionarnos con un toque muy New Orleans en los vientos y el solo final a cargo de de Tom Morello. “Wrecking Ball” vuelve a tirar de épica en una canción dedicada al estadio de los Giants que promete ser todo un pepinazo en directo. “You’ve Got It” es otra pieza pop de corte clásico de esas que antes no solían entrar en sus trabajos.

No podía faltar el homenaje a Clarence Clemons en forma de solo de saxofón, uno de los últimos que grabó y que es su única aparición en todo el disco con la reciclada “Land Of Hope And Dreams”. Cierra “We Are Alive” con unas trompetas que recuerdan al “Ring Of Fire” de Johnny Cash. Únicamente las flojas “This Depression” y “Rocky Ground” (con una parte rapeada a cargo de Michelle Moore que no pega ni con cola) suponen los puntos flacos de un disco que por lo general deja buenas vibraciones.

A nivel de letras, “Wrecking Ball” trata con dureza la crisis a nivel mundial que nos está tocando vivir en estos tiempos. Si “Working On A Dream” era el disco de la esperanza por el cambio, este es una bofetada de realidad. Algunos dirán que un músico millonario como Springsteen no  es la persona más indicada para estos menesteres, pero si ya le puso banda sonora a la época de Reagan con “Nebraska” e hizo lo propio con “The Rising” y la América post 11-S, esta vez no iba a ser menos.

Así pues, este decimoséptimo disco de estudio nos devuelve a un Bruce más entonado y comprometido. Queda lejos de sus mejores discos, obviamente, pero viene a demostrar que todavía no hay que enterrarle y la próxima gira puede ser una buena demostración de la valía de estas nuevas composiciones, al contrario que en la de “Working On A Dream”. En verano podremos comprobarlo.


Lo Mejor: Recupera el espiritu de las "Seeger Sessions" y muestra un nivel superior al de sus últimas entregas.

Lo Peor: Hay momentos en los que la producción chirría un poco. Tiene un par de temas que no aportan nada.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre