Getting Serious
ZONA-ZERO
70
3 VOTOS
63
+
Deadline Getting Serious
Publicación:
Abril 2005
Sello:
People Like You
Productor:
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. The World Keeps Turning
  • 02. Serious
  • 03. Take No Chances
  • 04. Wave You Goodbye
  • 05. Long Way Home
  • 06. Come Out To Play
  • 07. Taken For A Ride
  • 08. Out Of Luck
  • 09. Who Are You?
  • 10. This Girl
  • 11. In My Eyes
  • 12. Nice Guy
  • 13. Secrets
  • 14. Pearly Gates

Miembros

  • Ray
  • Nic
  • James
  • Herve
  • Liz

Análisis

por el 15 Abr 2005
1177 lecturas
Londres, cuna del punk, entre otros estilos, la retahíla de grupos que han salido de allí es simplemente impresionante, una de las ciudades clave de la música contemporánea. Y los punkis de Deadline son de allí. El grupo nació en 2000 con miembros de otros grupos (Gundog y Knuckledust) como un cuarteto, aunque pasarían a ser quinteto más tarde, teniendo el streetpunk y el HxC como precedentes. Su primer 7” se agotó en 4 semanas (1000 unidades), y la crítica fue unánime en la positiva valoración del trabajo. Han tocado con Rancid, The Damned y The Distillers entre otros (para que os hagáis una idea más cercana de lo que estoy hablando). Su carrera siguió escalando pues para su segundo disco las revistas con más renombre ya les habían puesto el ojo encima, y no para humillarlos precisamente. Y ahora, con este “Getting Serious” nos muestran que lo bueno que les ha tocado no es casualidad, y que se lo han ganado en cada concierto.

El sonido es crudo por momentos, recordando un poco al punk del 77, que sin embargo tiene ramalazos de psikobilly, con un bajo muy pesado, contundente, que se hace presente en todo momento a lo largo del disco. Pero esto tiene su contrapunto en una de las claves del disco, ella, Liz. Su voz realmente le da otro carácter al disco, una voz dulce pero con un carácter innegable, melódica en todo momento. “The World Keeps Turning” muestra una musicalidad sorprendente, con una caja y un bajo que tienen una importancia enorme en el resultado de la canción, y tiene como continuación natural en “Serious”, como si fuera una canción dividida en dos. Esta sensación se mantiene a lo largo del disco para ser sinceros, pero esto no es un problema como podría ser en otros, pues no cae en la redundancia, no es repetitivo, no tienes la sensación de estar con el “repeat” puesto durante más de media hora. Si el inicio ha sido algo más clásico o incluso serio, en “Wave You Goodbye” Deadline nos muestran su carácter más juguetón, con un riff ska muy alegre, que rompe un poco la trayectoria, el ritmo, la línea que llevaba el disco, lo cual hace del disco una pequeña montaña rusa. “Long way home” tiene un momento que es sorprendente; hacia el segundo minuto ella va subiendo de tono y aumentando la intensidad como si fuera parte de un coro de Bad Religion, y vuelvo a reiterar (por pesado que pueda parecer) que su voz le da una clase impresionante, cuando la canción parecía que no daba mucho de sí. “Out of luck” es la canción más rockabilly del disco, con un piano incansable de fondo y una guitarreo propio de Brian Setzer.

Entre medias hay más canciones, pero son típicas canciones punk-rock que no tienen mucho jugo, la verdad. “In my eyes” tiene un estribillo con una melodía pasional, dulce y cálida, de estas que te ponen los pelos de punta si te la susurran al oído, me lo puedo imaginar en alguna canción de Alkaline trio sin mayores problemas. Y según se acerca el final, para mi sorpresa me encuentro con una canción que me ha recordado enseguida a Dover, “Secretes”. ¿Relación entre los grupos? Ninguna, ni siquiera el tipo de música, pero el inicio es típico de los madrileños. Y para acabar una canción puramente punk-rock con fuerza y entrega, con vientos en toda la canción, como toque final.

Sorprendente, tiene cosas destacables, y el disco está bien hecho, las melodías se te pegan con facilidad, y no hay ninguna canción con la que pienses “¿No les da vergüenza grabar esto?”. Punk-rock clásico con un lavado de cara, el cual se gana el respeto de uno en un par de escuchas.


Lo Mejor: Liz. El carácter que tiene el disco y las melodías de algunas canciones.

Lo Peor: Algunas canciones son típicas, que pasan desapercibidas.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 60 Mediocre

    keiju
    Para aquellos a los que les gusten las versiones más callejeras del punk pueden gustarles por lo que aporta la voz de la chica y la cierta variedad del disco (si es que ese fan imaginario no lo rechaza por ser demasiado suave). Y si no te gusta la simplicidad más clásica del punk entonces pasarás el disco esperando que hagan algo más... en vano. Les doy un 6 por haber aportado cierta originalidad a un estilo en lo que prima es la repetición y por haber sabido seguir sonando punkis con una cantante que les hace más accesibles.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre